CD As Pontes Feminino

http://www.marca.com

Más MotorDesde 2007 ningún piloto de la RFME había logrado este título

Miquel Gelabert, campeón de Europa de trial

Miquel Gelabert (6-2-1998) se ha proclamado campeón de Europa absoluto de trial en Grossheubach (Alemania), habiendo conseguido la victoria en Italia, República Checa y en esta última cita en tierras germanas, además de ser segundo en las otras tres competiciones del calendario 2016.

Con este triunfo Gelabert confirma su buena temporada en la que también compite en el Campeonato del Mundo y de España absoluto.

El piloto de Sherco sucede en el trono continental al italiano Gianluca Tournour y rompe con la sequía de títulos de los pilotos españoles, que después de dominar durante más de una década, con pilotos de la talla de Bou, Raga, Fajardo, etc. desde 2007 ningún piloto de la RFME había vuelto a conseguir este título. Además este supone el segundo título europeo absoluto para Sherco, después de que Josep Manzano lo consiguiera en 2001.

http://www.marca.com

Mundial Fútbol Sala 2016Vence el amistoso por 4-1

España cumple frente a Vietnam

Sergio Lozano celebra el 2-0 de España frente a Vietnam.
Sergio Lozano celebra el 2-0 de España frente a Vietnam. Antonio Á. Torres/Sefutbol

La selección española de fútbol sala completó su primera semana de preparación para el Mundial con una victoria frente a Vietnam (4-1). El partido, en el que influyó el intenso calor, estuvo controlado por los de José Venancio López, que apenas pasaron apuros en defensa ante una selección asiática que sigue dando pasos en su crecimiento.

A los seis minutos, Rivillos abrió el marcador y Sergio Lozano hizo el segundo antes del descanso. En la segunda parte, Raúl Campos, en el 23′, y Miguelín, en una combinación con su excompañero en ElPozo José Ruiz, hizo el cuarto. En la recta final del partido, España ensayó el portero-jugador y una pérdida de balón le costó el 4-1 definitivo.

La selección española tendrá ahora dos días de descanso antes de afrontar una nueva semana de preparación que culminará con un amistoso frente a Portugal el próximo viernes frente a Ricardinho.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Sin medalla al acabar sexta en la final de K1 200

Teresa Portela, “muy contenta” con su diploma

Teresa Portela, durante la final del K-1 200.
Teresa Portela, durante la final del K-1 200. Ramón NavarroMARCA

Teresa Portela no pudo colgarse una medalla en la que era su quinta final olímpica al finalizar sexta en una apretadísima regata que ganó la neocelandesa, y vigente campeona olímpica y mundial, Lisa Carrington, con un espectacular crono de 39.864 segundos.

La palista gallega perdió comba con las tres primeras ya desde los primeros metros y no pudo recuperar en los escasos cuarenta segundos que dura una prueba de pura explosividad, cruzando la meta en 41.053 segundos, peor registro que en series y semifinales, a 60 centésimas de la última posición que daba acceso al podio.

A sus 34 años tras ser madre durante este ciclo olímpico, la piragüista española buscaba sacarse la espina del amargo cuarto puesto obtenido en Londres hace cuatro años, pero sus rivales volvieron a ser más fuertes.

La vigente medallista de bronce mundial no pudo sumar a su extenso palmarés, con más de treinta metales imternacionales, el éxito olímpico que se le resiste por quinta edición consecutiva. Al cuarto puesto en Londres, hay que añadir tres quintos puestos en pruebas de K2 y K4 en Atenas y Pekín.

“Estoy muy contenta”

“Estoy muy contenta. A veces sólo valoramos las medallas. Yo valoro que es mi quinta participación en los Juegos, los campeonatos mundiales y europeos que he ganado, Tengo la satisfacción de haberme entrenado como nunca, de haber sido constante y trabajadora”, comentó la palista gallega a la conclusión de la final. Portela aseguró que se queda con un sabor de boca mejor que en Londres, cuando sí se vio con claras opciones de medalla y luego se llevó “una desilusión” al terminar cuarta. “Acabo de alucinar. Realmente, qué emoción”, dijo la palista sobre el triunfo del español Marcus Cooper Walz en el K1 1.000.

http://www.marca.com

VelaEl 49er FX femenino español termina cuarto en al general

Echegoyen y Betanzos lloran un podio que se les escapó

Séptimas en la ‘medal race’, tuvieron problemas en la salida y no acertaron en el sprint

Las brasileñas, tras su triunfo en la clase 49er FX
Las brasileñas, tras su triunfo en la clase 49er FX BENOIT TESSIERReuters

Los ojos enrojecidos y llenos de lágrimas de Tamara Echegoyen y Berta Betanzos cuando pasaban al lado del podio al que minutos después subirían sus rivales era el mejor testimonio de la dureza de un cuarto puesto en unos Juegos Olímpicos. Las regatistas españolas perseguían un triunfo, que hubiera sido el segundo de Echegoyen tras el logrado hace cuatro años en la desaparecida clase Elliot, pero de las cuatro candidatas a medallas, las españolas fueron las que se quedaron con las manos vacías.

El triunfo en la clase 49er FX fue para las brasileñas Kashena Kunze y Martine Grael, que ganaron la ‘medal race’ sobre la misma llegada a las neozelandesas Molly Meeche y Alex Malloney (dos segundos de diferencia). El bronce fue para las danesas Jena Hansen y Katja Salskov-Iversen, cuyo cuarto puesto les bastó. Las españolas, algo descolgadas en una salida complicada, fueron séptimas y, con ello, cuartas en la general, el peor puesto posible.

No buscaron excusas. Aunque Echegoyen reconoció que las salida no fue perfecta. “No pudimos estar donde queríamos. Pero en la regata tuvimos muchas oportunidades para estar con las demás, y no tuvimos más opción que ir hacia adelante poco a poco”.

En esa salida el barco británico, a su derecha, perdió el control y la embarcación española tuvo que aproarse para no chocar. Echepoyen no pudo ponerlo en línea y cuando quisieron reaccionar sus directas rivales habían partido y cogido metros de distancia.

A partir de ahí se inició una persecución de Echegoyen y Betanzos sobre las neozelandesas, brasileñas y danesas, todas separadas por un solo junto a las españolas al inicio de la ‘medal race’. El barco neozelandés y el brasileño se fueron despegando y metiendo segundos tras cada paso por las boyas.

El 49er español se tuvo que fijar como objetivo ponerse a la par e intentar superar al danés, para, por lo menos, agarrar el bronce. No lo consiguieron. En la última enfilada hacia meta, mientras las primeras luchaban por la victoria, las españolas eligieron un lado, el izquierdo, que se demostró no el más propicio. “No podíamos ir en un sprint justo detrás de las danesas, y no supimos acertar en el lado adecuado”, señaló Echegoyen.

Mientras Grael y Kunze eran sacadas del agua por sus compañeros izadas en volandas dentro de su barco, las españolas vivían el lado amargo de un resultado difícil de asimilar. “Hemos peleado durante todas la semana, metro a metro, eslora a eslora hasta el final”, aseguró Betanzos. Eran la última esperanza de la vela española en Río, que termina de vacío en unos Juegos por primera vez desde los de Sidney 2000.

http://www.lavozdegalicia.es

Cristian Toro: «El camino para llegar aquí no fue fácil, pero ya está recompensado»

El campeón olímpico de K-2 200 admite que muchas veces pensó en abandonar y sopesa palear en K-1 200 o K-4 500 en el futuro

En mayo todavía no tenía plaza para los Juegos. Pero el vivariense Cristian Toro (nacido en Isla Margarita, Venezuela, 1992) y Saúl Craviottoredondearon en Río seis meses impecables desde que se unieron en el K-2 200. Un período corto para acoplarse, pero ganaron todas las mangas de todas las pruebas que disputaron. Horas después de lograr el título, charla con La Voz. «Me va a llevar un tiempo creerme que soy campeón olímpico, que sí he ganado esa carrera, que todo ha salido como he soñado toda mi vida».

-Justo antes de los Juegos no querían hablar de puestos, pero sabían que venían muy bien.

-Sí, sí. Éramos conscientes de que podíamos alzarnos con el oro, eso está claro. Pero hasta que no se compite, no se gana, así que no queríamos colgarnos ninguna medalla porque sabíamos el nivel de nuestros rivales y que la gente aquí viene a hacer la mejor carrera. Queríamos asegurarnos de ganar la medalla antes de que nos la colgasen.

-Tuvieron que alcanzar tres picos de forma esta temporada. Su entrenador, Miguel García, confesó en La Voz que pasaron momentos muy duros cuando les abandonó ese estado tan bueno después de la clasificación para los Juegos en mayo.

-Sí, hubo momentos en que el cuerpo te pedía un descanso. Pero aquí no hay descanso que valga. Para preparar unos Juegos tienes que estar al 100%, y así fue.

-¿Pero llegaron a tener dudas por esa fatiga de junio?

-Bueno, dudas no. Porque el entrenador hace la planificación y confiamos muchísimo en él. Miguel siempre acierta. Las sensaciones eran acordes a lo que hacíamos. Había que aguantar más de cabeza que físicamente.

-Su madre recuerda lo duro que resultó que con 12 años se fue a una residencia a Lugo para entrenar en mejores condiciones que en Viveiro. Y como usted y ella lloraban casi todos los días.

-Sí, sí. Está claro que el camino para llegar aquí no fue fácil, pero para mí ya está todo recompensando, todo el sufrimiento, los malos momentos que he pasado. Pero por suerte eso se olvida y te quedas solo con lo bueno. Yo ahora soy muy feliz.

-Era muy pequeño cuando se fue de casa. Tenía solo 12 años.

-Sí, porque en el Club Piragüismo Viveiro no podía ir a regatas nacionales y tuve que dar el salto al Fluvial de Lugo, que es mi club actual, y ellos me apoyaron y me guiaron hasta donde estoy ahora.

-¿Y en esa etapa tan joven, o luego en Madrid, tuvo momentos en los que pensó en abandonar?

-Siempre, siempre te pasa por la cabeza abandonar en esos días malos que tienes, o rachas malas. Pero eso forma parte del carácter de un deportista, de vez en cuando sobreponerte a esa sensación de decir ‘no, es que esto no es para mí’ y finalmente decir ‘sí, esto es para mí y lo voy a conseguir’. Y ahora aquí estoy.

-Son un K-2 200 invencible. Han ganado todas las series de todas las competiciones en que han participado desde que se formó el barco a finales de enero. Ni un segundo puesto.

-No hemos perdido ninguna competición. Hemos ganado todas, eliminatorias, semifinales y finales. Hemos ganado todas.

-El K-2 200 desaparece ahora del programa olímpico. ¡Vaya faena!

-Sí, que cambien cada poco tiempo las pruebas, al deportista lo rompe un poco, la verdad, pero toca centrarse en lo siguiente.

-¿Cuál puede ser su siguiente prueba?

-No lo sé. Está el K-1 200, el K-4 500, cualquiera de esas pruebas es compatible conmigo y tocará preparar alguna de ellas.

-Una prueba corta con el riesgo de medirse a los mejores con la mayor exigencia u otro barco de equipo.

-Sí. Una prueba corta y explosiva. Pero la exigencia es igual porque en los barcos de equipo, si quieres ganar, al final tienes que estar al buen nivel que exige el K-1. El K-4 requiere a cuatro personas muy implicadas. No lo sé. A ver qué proyecto hay por parte de la federación. Ya veremos.

«Pese a ir segundos, sabíamos que pasaríamos al resto»

Toro y Craviotto ganaron el oro con otra remontada como en su eliminatoria. «Sí, nosotros contamos con que hay barcos que al principio son un poco más rápidos. Con que no se nos vayan mucho, nosotros estamos conformes porque sabemos que en la segunda parte somos el barco más rápido. Jugamos con esa baza. Salimos, en carrera íbamos segundos y, cuando llegó nuestro momento, nos fuimos ya».

-Entonces la final estuvo controlada en todo momento.

-Sí, en todo momento tuvimos el control de la carrera. Aunque desde fuera parezca otra cosa, nosotros notamos que habíamos salido bien. Pese a ir segundos, sabíamos que ya íbamos a pasar al resto.

-¿Qué fue lo primero que se dijeron al cruzar la meta?

-«¡Lo hicimos, lo hicimos!» y «somos campeones».

-Habrá tenido mil felicitaciones. ¿Alguna de ellas especial?

-De deportistas muy grandes como Rafa Nadal, Pau Gasol y Raúl. O artistas como Alejandro Sanz. Es una ilusión que se acuerden de deportes más minoritarios como los nuestros y demuestren la grandeza de nuestro país. Todos formamos parte de un gran equipo, ya seas atleta, piragüista, jugador de baloncesto, tenista… Todo somos un equipo.

-Y en Galicia se siguió la final con pasión, como en Lugo.

-Sí, pero es que no me ha dado tiempo a ver más. Casi no he visto el móvil ni he podido enviarle mensajes a mis amigos y mi familia. Aquí estoy sin parar.

-Porque la medalla, en cierto modo, va también para todas las personas que le apoyaron en Galicia, el Viveiro, el Fluvial…

-Sí, está claro. Mi club, el Fluvial, me ha apoyado muchísimo y por supuesto esta medalla es también de ellos y de toda la gente que me ha ayudado.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Protagonizaron una carrera espectacular desde la salida

Saúl Craviotto y Cristian Toro, oro en la final de K2 200

Hace nueve meses esta embarcación no existía

Saúl Craviotto y Cristian Toro celebran el oro nada más salir del...
Saúl Craviotto y Cristian Toro celebran el oro nada más salir del agua Ramón Navarro

Dos tallos prodigiosos, Saúl Craviotto y Cristian Toro, que cuando dan paladas parecen una piragüa con turbinas sacaron oro en la sofocante mañana de Río del Lago Rodrigo Freitas, en Lagoa.

Contra el viento, la pareja española metió tres décimas a los británicos Heath y Schofield y los lituanos Lankas y Ramanauskas para continuar con el siglo de oro del piragüismo nacional, el mayor caladero que encuentra en esta era nuestro deporte.

Fue una final a machete como todas las del K2 200. Medio minuto de sprint desde que bajan los portones. “Habíamos entrenado mucho la salida. A base de repeticiones y vídeos, la hemos ido perfeccionando”, admitió Miguel García, el entrenador que también lloró fuera de los focos como lo hizo Cristian, el joven, 24 años, que en press banca puede levantar 175 kg. “Pero Saúl tira más”, dice.

No hubo carrera. Fue un monólogo del bote español salvo los primeros 50 m, donde la proa lituana se asomó algo. Para el metro 70 ya estaban delante a velocidad de crucero. Los hipermusculados palistas mueven los brazos a 170 paladas minuto en esta prueba. Todos menos los españoles, que han rebajado a 160 “porque es la manera de palear de Saúl desde hace tiempo y hay que adaptarse”, expone Garcia. Era un ritmo idóneo en una laguna de sólo metro y medio de agua donde es más recomendable remar menos, pero más intenso.

La meta la pasaron sobrados, con más de tres décimas de segundo sobre los británicos. Una diferencia sideral en esta distancia. Saúl le dio un golpe a la canoa de complacencia, como los jockeys hacen con los purasangres. La Nelo se habia portado. Luego en el pantalán se dio un abrazo de gol con Cristian.

Toro lloró como un crío en el podio. Un oro al lado del ídolo por el que se animó a tomarse su profesión en serio hace ocho años, cuando vio a Saúl con Perucho ganar el oro en Pekín, era lo máximo que podía soñar. Hace nueve meses ni existía esta embarcación. “Nos vamos a acostumbrar a hacer parejas en tiempo récord”, decía orgulloso el entrenador. Toro fue el elegido en el casting. “Es, como su apellido, un toro”, apuntó Saúl, un piragüista que alcanzó el doble oro, además, del bronce en Londres en K-1 200, la oportunidad que se le repetirá el sábado. Brilla junto a Nadal, Deferr, Zabell, Doreste y Llaneras. Casi nada. Aunque nada evitará que la semana que viene, Saúl, policía nacional como algún día piensa serlo Toro, vuelva a patrullar por las calles de Gijón.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Otra medalla para el Cuerpo, un dúo que llegó a Río por ‘Patrocínalos’

El oro del policía Craviotto y el aspirante Toro

Saúl Craviotto posa para MARCA durante un reportaje.
Saúl Craviotto posa para MARCA durante un reportaje

Del Cuerpo (Nacional de Policía) es Saúl Craviotto, perteneciente desde ya a una estirpe de medallistas españoles única como son Nadal, Zabell, Doreste, Deferr y Llaneras, todos con dos oros olímpicos. El cuerpo, aspirante a ingresar en la Policía, es Cristian Toro, el piragüista que antes de salir en las portadas de los deportivos lo hizo en el papel cuché por su intervención hace cuatro años como Tronista en ‘Mujeres, hombres y Viceversa’. Incluso posó en un reportaje desnudo para este periódico denunciando sus precariedades para practicar su deporte. Aún lo persiguen los paparazzi por su relación con una afamada periodista deportiva.

No es fácil esto del piragüismo. Sin el apoyo del crowfunding de ‘Patrocínalos’, la embarcación jamás hubiese llegado hasta este final. Se unieron en noviembre pasado, lo bordaron en el Europeo de Duisburgo y lo demás ya se sabe.

Toro, nacido en Venezuela por el destino laboral de sus padres, en Isla Margarita, pero con raíces en Lugo es un tallo de 100 kilos de peso y 187 centímetros. Un armario. Se inició en el piragüismo por sus amigos, después de haber probado una retahíla de deportes interminable. Lo descubrió en las frías aguas de Viveiro, hace 11 años, cuando era un adolescente. Bastaron cuatro temporadas para que ingresase en el equipo nacional. Toro vino a suplir a Carlos Pérez.

Los genes piragüistas de Craviotto, apellido italiano, llevan al Segre. Su padre Manuel, electricista, y su tío Vïctor palearon por las aguas del río catalán y por eso Saúl fue inscrito desde muy pequeño en el Club Sicoris. Fue un talento desde pequeño. Es otro bigardo de 1,90 y 87 kilos. Es el líder silencioso. Está acostumbrado a progresar rápido. Con Perucho, también policía, con el que ganó el oro en Pekín en K-2 500 apenas necesitó año y medio. “La primera vez que nos metimos en el kayak casi nos caemos”, recuerda siempre. Luego vinieron de continuo dos medallas en los Europeos sub 23 y una plata en 2008 en el absoluto, antes del sonado día de Pekín en el que España descubrió que tenía una pareja de policías de oro. En breve, cuando Cristian se gradúe en Ávila, serán dos.

La separación con Perucho fabricó a la fuerza un nuevo Craviotto. Se recicló por obligación al 200, una prueba explosiva, exigente para un palista acostumbrado a alcanzar el tren en la parte final. Perdía demasiado tiempo en la salida, una licencia excesivamente generosa en la élite, que le obligaba a unas remontadas de campeonato. Tras ganar el bronce en Londres en K-1, en solitario, ha trabajado especialmente este aspecto con cargas.

Por fin, Craviotto, padre de una niña, estabulado en Gijón desde hace años porque su mujer es de allí y porque Trasona, un paraíso para los piragüistas le pilla cerca, encontró la justificación a la dureza de un ciclo olímpico trabado. Tiene tres medallas y 31 años. ¿Destino Tokio?

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Cristian Toro, medallista 386 del deporte español

Craviotto, nuestro sexto bicampeón olímpico

El K-2 200 es la medalla 141 del deporte español

La medalla conseguida por Saúl Craviotto y Cristian Toro, la número 141 de nuestro deporte que convierte también a Cristian en el medallista 386 de la historia olímpica española, hace entrar también a Saúl Craviotto en el selecto grupo de deportistas españoles con más de una medalla de oro: seis son los bicampeones olímpicos del deporte español.

La lista la abrió Luis Doreste (dos oros en vela, en Los Angeles 1984 y Barcelona 92). Le siguió, en el mismo deporte, Theresa Zabell (Barcelona 92 y Atlanta 96) y luego, Joan Llaneras (ciclismo en pista, oros en Sidney 2000 y Pekín 2008, y platas en Atenas 2004 y 2008), Gervasio Deferr (gimasia, oros en 2000 y 2004, y plata en 2008), Rafael Nadal (tenis, oro individual en 2008 y en dobles en 2016). Ahora se suma Saúl Craviotto, cuyo oro en K-2 200 junto a Cristian Toro sucede al que ganó en Pekín 2008 junto a Perucho Pérez Rial en K-2 500, y que se completan con la plata individual de Londres 2012 en K-1 200.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Craviotto y Toro, dos héroes felices

“Sabíamos que era la carrera de nuestras vidas”

Saúl Craviotto y Cristian Toro se hacen un selfie con la pareja...
Saúl Craviotto y Cristian Toro se hacen un selfie con la pareja lituana Ramón NavarroMARCA

El respeto que Cristian Toro por Saúl Craviotto es catedrático. “Es el mejor kayakista que ha existido en la historia de este país”, dice el gallego joven, que acepta los galones del ilerdense con devoción. “Mi papel es estar lo más cerca del nivel de Saúl”, admite.

“Veníamos aquí con la mentalidad de que iba a ser la carrera de nuestra viday nos ha salido”, dijo el triple medallista, un tipo cabal, discreto que no ha asimilado aún otro éxito capital en su carrera. “Me costará como que costó el de Pekín. Cristian no es consciente de la que se va a liar, yo sí porque lo viví. Ahora llegaremos al hotel y arderá el whatsapp, el twitter. Pero quiero disfrutar de este momento”.

Toro, extrovertido y tremendo deportista por encima de cualquier otra cosa, habla a su lado de sueños, de un “año difícil, de repescas. Empezamos de cero y tuvimos que hacer muchas regatas nacionales e internacionales”. Él fue el elegido por encima de Arévalo, otro talentoso piragüista español, para acompañar a Saúl en la aventura olímpica. “Y en Duisbugo, durante el preolímpico en primavera, me di cuena que podíamos batir a todos los mejores del mundo“, revela.

“No me acuerdo ni lo que nos hemos dicho al cruzar la meta”, ríe Craviotto. “Ha sido una explosión de felicidad”, prosigue y revelan que dos calles más allá de la suya pierdes la perspectiva, pero que fue tanta la distancia que cuando cruzaron la meta ya sabían que habían ganado.

Craviotto avisa para el K-1 200

Saúl debe recuperarse en menos de 24 horas pues este viernes tiene una nueva cita olímpica en Río en la prueba del K-1 200. “Ahora voy sin tanta presión, más relajado. Se compite diferente sabiendo que acabas de ganar un oro y ahora voy a disfrutar. Estoy fuerte también en K1, pero sé que va a estar muy reñido”, explicó. “Han despertado a la bestia. El año pasado fallé y me quedé fuera de la final, pero eso me hizo espabilar. Cuando se cometen fallos a veces es bueno, porque te hacen recapacitar, empezar de cero y ese fallo me vino muy bien, porque estoy cabreado y voy a por todo”.

Luego dan las gracias por los apoyos recibidos. “Nos hemos sentido apoyados. Por la Federación, por el Consejo y por toda la gente que nos ha ayudado”. Saúl añade que también al Cuerpo Nacional de Policía.Es lo que toca. Son demasiado buenos chicos.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El palista balear se proclama campeón olímpico en su debut

¡Marcus Cooper, oro en K1 1.000!

Marcus Walz, un oro inesperado para España

Marcus Cooper Walz sumó la sexta medalla de España en Río con unespectacular oro en la prueba de K1 1.000 tras una colosal remontada en una regata donde supo conservar sus fuerzas hasta el último arreón.

El balear comenzó fuerte y liderando, pero sus rivales apretaron y le llegaron a relegar a la quinta posición. Desde ese puesto asaltó la victoria a falta de 250 metros, en los que remontó hasta dos segundos de diferencia para firmar un crono de 3:31:447, el mejor visto en la pista carioca estos días en su disciplina. El checo Dostal y el ruso Anoshkin le acompañaron en el podio.

Un final demoledor

Ya lo anunciaba en la previa de la final. “Siempre se me ha dado bien el arreón final, lo traía muy trabajado de casa”, aseguró tras colarse en la final con el tercer mejor tiempo en otro carrerón de menos a más. Una táctica de paciencia y confianza en sus posibilidades impropia en un palista de sus 21 años.

Nacido en Oxford de padre inglés y madre alemana, se ha criado en Mallorca desde los tres meses y reside en el CAR de Madrid desde hace cuatro años. El joven palista, al que no se le tramitó el pasaporte hasta hace poco más de un año, nunca se ha sentido otra cosa que sea español y no ha sido reclamado por ninguna otra federación.

Su debut en unos Juegos por la puerta grande sorprendió a sus rivales y a él mismo, que consideraba que su momento llegaría más bien para Tokio 2020. En su incipiente palmarés destaca un subcampeón mundial de K2 500 (en 2015) y unbronce en K1 500 (en 2014), a los que Cooper no da demasiado valor por tratarse de dos disciplinas sin hueco en el calendario olímpico y donde la competencia es menor.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El palista español muy satisfecho por hacer la mejor reagata de su vida

Cooper: “No me vi campeón hasta cruzar la meta; estoy en una nube”

Marcus Cooper Walz es el protagonista del día gracias a su oro en la prueba de K1 1.000 logrado tras una soberbia remontada en los metros finales. “Estoy en una nube pero me lo tengo que empezar a creer porque he hecho la mejor regata de mi vida, con la mejor estrategia“, reconocía pletórico tras escuchar el himno español.

“Ayer acabé tocado pero pude recuperar bien y hoy he luchado hasta el final para ganar, es una pasada”, comentaba ante los micrófonos y grabadoras de la prensa. “No descartaba luchar por la medalla pero hay que recordar que me había costado entrar en la final e incluso en estos Juegos, pero he confiado mucho en mí mismo y he tenido mente fría”.

Preguntado por su arreón final desde la quinta plaza a falta de 250 metros, Cooper, como se le conoce en el mundo del piragüismo pese a que el apellido que figura en su kayak sea Walz, explicó que su “ritmo crucero siempre es un poco más lento” y los rivales se le suelen escapar a mitad de prueba. “Es una estrategia que llevo entrenando mucho tiempo, aprendiendo a exprimirme al final”, confesaba haciendo parecer fácil su gesta. “Simplemente he hecho lo que sé hacer y ha salido bien, aunque no me vi ganador hasta cruzar la meta”, asegura explicando que prefirió no mira a los lados.

Pese a lo éxotico de su nombre, Marcus Cooper es y se siente español. “He vivido en Mallorca casi desde que nací, siempre he competido por España y tengo corazón español; es un orgullo añadir un oro al medallero”, reconoció un palista al que los trámites burocráticos no concedieron la nacionalidad hasta hace poco más de un año después de casi cinco de gestiones.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El palista balear de genes ingleses y alemanes emerge de las aguas

Cooper Walz, de estar hundido al oro olímpico en un año

Marcus Cooper lleva en su kayak el apellido alemán de su madre, y con una medalla de oro olímpica colgada al cuello lo primero que hace es buscar en la grada los brazos de la señora Walz. “Mi madre lo vive conmigo, está dentro de la piragua conmigo y hoy me ha dado el abrazo más grande de mi vida; está más contenta que yo”, confiesa el palista balear después de escuchar en lo más alto del podio el único himno que siente como propio después de vivir en España desde los tres meses.

Marcus tiene 21 años, es rubio y gasta unos ojos claros que no pueden esconder sus genes ingleses y alemanes. Su mirada rebosa la ilusión de un oro ciertamente inesperado, que emergió de las aguas un año después de que el propio palista considerase haber tocado fondo. “2015 fue el peor año de mi carrera deportiva pero pensé que ya que no podía estar más abajo y tenía que intentarlo”, explica recordando su clasificación olímpica de última hora.

El bajón que lo cambió todo

Bronce mundial absoluto en 2014 de K1 500 y oro sub’23 en la modalidad de K4 1.000 ,su futuro parecía como el más prometedor del piragüismo español. Sin embargo, un bajón mental tras no responder a las expectativas en el selectivo nacional del año siguiente le lastró mucho haciéndole bajar los brazos. Se vio hundido por momentos, pero el sueño de unos Juegos le hizo salir a flote.

“Asumí que tocaba un año de todo o nada en el que no tenía nada que perder y mi objetivo era más a largo plazo, más bien Tokio”. Dicho y hecho. Cooper venció el campeonato de España y se ganó la oportunidad de asaltar el billete a Río en el preolímpico de Duisburgo del pasado mes de mayo. En Alemanía fue tercero por milésimas y sólo una reasignación de plazas le abrió las puertas de los Juegos. Fue el último en clasificarse y ha sido el primero en cruzar la meta en Lagoa. Cuestión de fe.

Un pasaporte que no llegaba

Pese a tener la posibilidad de escoger la nacionalidad alemana de su madre o la inglesa de su nacimiento en Oxford, cuna de regatistas donde las haya, Marcus compite por España porque se siente español. Eso sí, hasta hace poco más de un año no tenía el pasaporte por problemas burocráticos que retrasaron su entrega casi cinco años desde su solicitud.

Para competir en Europeos y Mundiales no lo necesitaba, pero sí para unos Juegos. Afortunamente, el papeleo concluyó a tiempo, en pleno 2015, y la bandera española pudo ondear en lo más alto de un mástil olímpico.

Forjado en las aguas de Portopetro

El nuevo éxito mallorquín de España en unos Juegos, tras los Nadal, Llaneras, Tauler, Rudy o Fullana, se hizo piragüista por seguir los pasos de un íntimo amigo en las aguas de Portopetro. A los 12 años se subió a su primer cayuco y con 17 su progresión, de la mano de Joel Badía, había sido tal que la selección española le reclamó para que se trasladase a entrenar al Centro de Alto Rendimiento de Madrid.

El embalse de Picadas es su lugar habitual de entrenamiento en la capital y en él seguirá exprimiéndose un chico que ha pasado de promesa a realidad tras unos 250 metros finales para el recuerdo del olimpismo español. Quizás en 2017 se tome un año tranquilo, apurando su condición de sub’23. Aún tiene su calendario vital por definir.

De cara a Tokio, donde podría empezar a forjar un palmarés legendario, todavía tiene que decidir qué prueba preparará. La distancia de 500 metros es su preferida y posiblemente regrese al calendario olímpico en formato K4, pero seguir en el 1.000 también es un opción, tanto individualmente como por parejas.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Ha logrado 4 oros, 7 platas y 3 bronces

Marcus Walz suma la decimocuarta medalla olímpica del piragüismo

Marcus Walz, con la medalla de oro.
Marcus Walz, con la medalla de oro. Ramón NavarroMARCA

El piragüismo es uno de los deportes que más alegría olímpicas da a España. No en vano, tras el oro de Marcus Walz suma 14 medallas (12 en aguas tranquilas y 2 en aguas brazas) y es el segunda modalidad que más veces ha subido al podio por detrás de la vela. La retirada de David Cal sembró algunas dudas sobre la opciones de que el himno patrio sonara en Río. Pero, aunque el gallego ha sido el líder de la piragua, como reflejan sus cinco metales (1 oro y 4 platas) en tres Juegos, hay más nombres propios en el presente y en el futuro como ha quedado demostrado con el oro de Marcus Walz.

España lleva 3 oros, 7 platas y 2 bronces en aguas tranquilas, además de un oro y un bronce en aguas bravas. La cosecha de medallas en la piragua arrancó en Montreal 1976. José María Esteban Celorrio, José Ramón López Díaz-Flor, Herminio Menéndez, Luis Gregorio Ramos Misioné fueron plata en el K4 1.000 metros.

Cuatro años más tarde, en Moscú, Herminio Menéndez subió de nuevo al podio en dos ocasiones. Primero para recoger la plata con Guillermo del Riego en el K2 500 metros y luego el bronce con Ramos Misioné en el K2 1.000. Enrique Míguez y Narciso Suárez fueron bronce en C2 500 metros en Los Ángeles.

Pasaron 20 años hasta que una nueva generación de piragüistas asaltó el podio. En Atenas, España volvió a ganar medalla. Fue la irrupción de David Cal, oro en C1 1.000 metros y plata en C1 500 metros. Cal repitió presencia en el podio en Pekín. Logró dos platas (C1 1.000 metros y C1 500 metros). El oro fue para la pareja Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial en K2 500 metros.

En Londres llegó la quinta medalla de Cal. Fue plata en C1 1.000 metros, mismo metal que logró Saúl Craviotto en K1 200 metros.

Dos medallas más en aguas bravas

La inclusión en el programa olímpico del piragüismo en aguas bravas también ha sido fructífera para España. Maialen Chourraut logró el bronce en Londres en K1. En Río, se colgó el oro.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Gana a la india Sindhu por 19-21, 21-12 y 21-15

Carolina Marín entra en la historia olímpica

Carolina Marín entra en la historia olímpica

Carolina se tiró al suelo y comenzó a llorar. Eran lágrimas de felicidad, de campeona, de leyenda. Cogió la bandera de España, se la enfundó y salió de la pista como súpercampeona. Triple corona de la española que desde hoy es reina olímpica, mundial y europea.

“No firmo una medalla de plata” había dicho en repetidas ocasiones antes de viajar a Río. Y lo demostró en la pista del pabellón 4 de Riocentro. Había venido a por el oro y no se iba a marchar sin él. Carolina Marín ya es historia del bádminton olímpico. Lo es porque por primera vez una jugadora no asiática sube a lo más alto del podio y lo es porque esa medalla es la primera para el bádminton español en unos Juegos. Carolina, una pionera a la altura de Manolo Santana en el tenis, Severiano Ballesteros en el golf o Ángel Nieto en motociclismo, agrandó su leyenda al vencer en una sufrida final olímpica a la india Sindhu Pusarla por 19-21, 21-12 y 21-15.

Como en cada torneo, Carolina Marín llegó al pabellón hora y media antes de su partido. Pero el de este viernes no era un partido más, era la final olímpica con la que llevaba años soñando, para la que llevaba dos meses preparándose física y mentalmente con una intensidad fuera de lo común. “He acabado llorando porqueme he acordado de los dos meses infernales que he tenido que hacer para conseguir el sueño que tenía desde que fui al Centro de Alto Rendimiento con 14 años“. confesaba. Pero había que sufrir para después disfrutar de un momento único. Ella quería el oro. Lo había dicho desde hace meses en cada entrevista que concedía. Lo decían también con su mirada, sus gestos y todo su cuerpo. Había entrenado hasta eso para intimidar a su rival en la pista: la india Sindhu Pusarla.

Una batalla en toda regla

Comenzó mandando Carolina en el marcador. El primer punto fue suyo, pero el siguiente para su rival. Sindhu, a la que había ganado en cuatro de las seis ocasiones en las que se habían enfrentado, parecía dispuesta a dar guerra como lo había hecho el día anterior eliminando a la japonesa Okuhara, una de las favoritas junto a Carolina al título olímpico.

Carolina sabía cómo jugar para ganar a Sindhu, una jugadora muy atacante. Había que dominar la red y eso es lo que trató de hacer. Su mirada, un día más, lanzaba un mensaje inequívoco: “Tú hoy no me vas a ganar a mí”. Su media sonrisa cuando fallaba transmitía seguridad, falta de preocupación. Carolina iba ganando terreno a su rival y llegó al parón 11-6 arriba.

Sindhu comenzó la remontada hasta colocarse tan sólo un punto por debajo de la española (16-15). El público animaba más que nunca al grito de ¡España, España! Cada punto se convirtió en una guerra, en una lucha encarnizada. La jugadora india no se dejó intimidar por la desafiante actitud de Carolina y consiguió empatar el set (19-19). Más emoción que nunca. La española, que lo tenía controlado hasta entonces, pareció flaquear y la Sindhu aprovechó sus dudas para puntuar dos veces consecutivas y llevarse el primer set. Era el primer set que perdía Carolina en los Juegos.

La remontada

Fernando Rivas aprovechaba el descanso entre sets para corregir los detalles que no le estaban gustando y parece que surgió efecto porque los primeros cuatro puntos fueron para la española que celebró cada punto con más rabia que nunca.Carolina se fue creciendo a medida que pasaban los minutos. Dominaba la red y así consiguió también dominar al marcador (11-2). Carolina volvía a ser la jugadora letal de siempre, que no da ningún punto por perdido, que quiere comerse a su rival y así lo hizo. Arrolló a la india. 21-12 acabó el set.

Un set que vale un oro olímpico

El definitivo, en el que se jugaba el oro, parecía repetir el guión del primero. Carolina se adelantaba con facilidad en el marcador pero cuando tenía el set controlado, Sindhu empezó a recortar distancias hasta igualarlo (10-10). La jueza, con repetidas llamadas de atención a Carolina, podía haberla sacado del partido pero la española tiene una fortaleza mental única y se olvidó de la jueza de silla y de lo sucedido en el primero. Con 20-14, desaprovechó su primer match-ball pero no el segundo.

El oro de Carolina Marín supone el sexto para España. Los segundos Juegos Olímpicos, tras los de Barcelona, en los que España gana más oros.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Exultante tras proclamarse campeona olímpica

Carolina Marín: “Es el día más feliz de mi vida”

Carolina Marín celebra su oro olímpico en el podio
Carolina Marín celebra su oro olímpico en el podio Ramón Navarro

Carolina Marín estaba feliz. Su sonrisa lo decía pero también sus ojos, que continuaban acuosos después de haber llorado en la pista y en el podio. No se creía aún lo que acababa de conseguir: es campeona olímpica.

“Estoy en una nube. El sueño se ha hecho realidad. Yo lo que quiero reflejar aquí es todo el trabajo que hay detrás, de cada uno de los que componen el equipo porque sin ellos sería imposible. También quiero agradecer a toda España que ha estado pendiente por televisión porque cuando una está en la pista lo siente. Gracias a mi familia, a mi novio y a toda Huelva”, decía.

Las lágrimas eran inevitables. “Lloraba porque me he acordado de los dos meses infernales que he tenido que hacer para conseguir el sueño que tenía desde que fui al Centro de Alto Rendimiento con 14 años. Fernando, en el primer set, me ha recordado ese sueño, me ha recordado por qué estamos en una final olímpica y me ha hecho creerme que podía ganarla”, explicaba.

Porque detrás de esa medalla de oro hay mucho trabajo: “Detrás hay un trabajo excepcional. Hemos retocado todos los detalles que nos hacía falta para que esta medalla fuese una realidad”.

“En cada entrenamiento me recordaba que quería la medalla de oro. En cada entrenamiento he llorado, he sufrido muchísimo, más que en toda mi vida y lo primero que he pensado ha sido en cada entrenamiento que he hecho”, añadía. “Es la recompensa a tanto trabajo”.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016La saltadora española conquista el oro olímpico

¡Beitia de mi vida!

Ruth Beitia toca el cielo con un oro olímpico

El destino guardaba a Ruth Beitia, la saltadora de sonrisa perenne, un episodio maravilloso final. Cuatro años después de haber encajado la mayor decepción de su carrera que le hizo decir: “Yo lo dejo” -le duró apenas dos meses-, cuando en Londres se quedó a las puertas del bronce, medalla que la ciencia y los reanálisis le devolverán pronto, la saltadora cántabra, 37 años, tocó el cielo en la agradable noche de luna llena en Rïo.

En una final que se ganó con un salto de 1,97, la altura hasta la que Beitia llegó inmaculada y divertida, la cántabra disfrutó cada salto de las rivales como si fuera una competición con su cuchipandi. Como dice Ramón Cid, su figura ha hecho saltar por los aires todos los tratados de entrenadores. La ciencia no puede explicar que la Beitia 2.0. haya llegado donde nunca sospechó que podía llegar la versión alfa. Sólo es atribuible a la felicidad.

Ruth entró ‘happy’ en la pista, algo mojada por la lluvia de la tarde. Faltaban 45 minutos para comenzar la competición, pero ella ya estaba enchufada, saludando a la grada, donde en primera fila, como siempre, había cogido sitio su entrenador Ramón Torralbo, cántabro, preparador de uno de sus hermanos José Manuel antes de que reparase en una pequeña largirucha que en 2016 iba a conquistar el mundo. Cogió asiento en primera fila. La cabalística la tenía a su lado: España llevaba 13 medallas, en el decimotercer día de competición de los Juegos y en su palmarés tenía 13 grandes títulos., entre Mundiales y Europeos.

La española abrió la competición, en 1,88, la altura que pasaron todas. Su rutina enamora. Comienza a visualizar el salto, mueve los dedos de la mano derecha a toda velocidad, mientras se mentaliza que superará la altura. Para Río ha alargado la carrera. Once zancadas, dos más que el patrón por el que se estaba moviendo, buscando mayor velocidad horizontal. Con la de nueve controlaba más el salto, aunque también recorta velocidad. De inmediato, se quedó como una de las tres sin aspas en la cartulina junto a la italiana Trust y la estadounidense Chante Lowe, que es madre de un niño con Aspergen. La criba en esa altura fue seria. Cayeron cinco, entre ellas la pequeña Vashti Cunningham, que con 18 años le había arrebatado el título mundial en pista cubierta en Portland a Ruth.

El siguiente filtro dejó las cosas claras. Beitia ya era la única que seguía en un concurso sin fallos y el listón estaba en 1,97, con sólo tres rivales: Demireva, Vlasic y Lowe. Tenía la medalla en la mano. El siguiente salto sería sobre dos metros, la altura que sólo la estadounidense y la alemana Jungfleisch habían superado en una temporada atípica.

Beitia falló sus tres intentos, el segundo por muy poco, y se sentó en el poyete a esperar. Falló la búlgara. Ya era bronce. Y se echó las manos a la cara emocionada. El momento que no pudo vivir en Londres ya lo tenía. Cayó la eterna Vlasic y alzó el brazo hacia el público. Tampoco lo superó Lowe, la primera que le abrazó.Entonces se volvió eterna.

Dio lo mismo que desde Sara Simeoni en Moscú no se ganara por debajo de los dos metros (también 1,97). La historia sólo recuerda las medallas y esa colgó del cuello de Ruth. El atletismo femenino español ya tiene un oro -María Vasco fue bronce en marcha en 2000- y un título olímpico que añadir a los de Cacho y Daniel Plaza, en Barcelona.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Dedica su oro a su entrenador Ramón Torralbo

Ruth Beitia: “Esta medalla es al trabajo de 26 años”

Ruth Beitia celebra su triunfo.
Ruth Beitia celebra su triunfo. RTRPIX

¡Es de oro, de oro!, decía Ruth sin parar de sonreír y de tocar la medalla de oro, ésa que llevaba 26 años esperando. “Ha sido increíble porque cuando ha saltado Demireva he pensado: ‘Se ha cumplido el sueño, soy medallista olímpica’. Cuando saltó Vlasic, ha sido un subidón. ¡Plata! Y temía a Lowe porque es muy buena saltando y al tercer intento. pero la suerte estaba de mi lado. Esta medalla es al trabajo de 26 años con Ramón Torralbo, mi entrenador, mi 50%. Esta medalla es tanto suya como mía”, decía con una sonrisa de oreja a oreja.

“Esta segunda oportunidad que me ha dado la vida ha sido para demostrar todo el trabajo que hemos hecho estos 26 años, 26 años caminando juntos y criando canas”, insistía.

Ruth, que se retiró tras los Juegos de Londres y volvió dos meses después, explicaba el motivo de su gran momento de forma en los últimos años: “El motor de mi vida este tiempo era una medalla olímpica, que es lo que me hizo seguir adelante y hoy se ha hecho realidad”.

En el recuerdo, Londres 2012

Superar la barrera de los 2 metros en Londres fue una gran decepción pero sirvió para impulsarla. “El momento que volví tras retirarme me quité todas las penas de la mochila. Sólo hago disfrutar y sonreír. Quiero que la gente disfrute en casa y en los estadios conmigo. Hoy saltaba la primera, que es un arma de doble filo. Al saltar el 97 a la primera ha sido fundamental”, dijo.

“Esto es un regalo que me ha dado la vida. Había hecho la mejor competición de mi vida pero hubo tres mejores que yo y no pudo ser. No sé si se ha hecho justicia”, decía riendo.

Al subir al podio, se acordó de los suyos. “He pensado en mi familia, en Ramón, en todos los que en los momentos malos han estado ahí. En los buenos hay muchas. Y he pensado en estos 26 años que han sido recompensados con un oro olímpico”, añadía.

Su futuro

Beitia todavía no ha pensado en la próxima temporada, de momento sólo piensa en acabar la presente y luego en irse de vacaciones y descansar en Santander junto a los suyos. “Me quedan dos citas de la Diamond League esta temporada. Me voy con la sensación de que puedo hacer una gran marca. Hoy veníamos a por una medalla y me voy con la de oro. Seguro que con 41 años no estaré en unos Juegos. Pienso en el aquí y el ahora. No sé qué me deparará el futuro”, decía.

Lo que sí tenía claro es cómo iba a celebrar su título de campeona olímpica. “Ya sabéis que me gusta tomar una al día pero hoy igual me tomo dos cervezas”, decía riendo. Porque un oro olímpico bien lo merece.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016María Vasco, bronce en Sydney 2000, única medallista hasta la fecha

Tercer oro del atletismo español y primero en categoría femenina

Beitia celebra su triunfo.
Beitia celebra su triunfo. AFP

El oro de Ruth Beitia es el segundo metal olímpico que consigue el atletismo femenino español tras el bronce obtenido por la marchadora María Vasco en los 20 kilómetros de Sydney 2000.

Es, por tanto, el primer oro del atletismo femenino español y el tercero que consigue España en este deporte, después de los logrados por Fermín Cacho(1.500 metros) y Daniel Plaza (20 kilómetros marcha).

http://www.marca.com

Juegos / AtletismoAcumulaba medallas en Europeos, Mundiales y una Liga de Diamante

Ruth Beitia, un oro que completa una colección envidiable

El oro olímpico es su metal número 18 en grandes competiciones internacionales

Ruth Beitia muerde el oro olímpico de Río 2016.
Ruth Beitia muerde el oro olímpico de Río 2016. AFP

2001. Oro sub 23

Ámsterdam acogió el Europeo sub 23. Ruth Beitia se colgó su primer oro en salto de altura. Ese día comenzó una carrera plagada de éxitos y de medallas.

2005. Primera plata europea

En 2005 logró su primer metal en un campeonato absoluto. Beita se alzó con la plata en el Campeonato de Europa indoor, celebrado en Madrid, con un salto de 1,99. Ese mismo año en Almería se alzó con el oro en los Juegos Mediterráneos.

2006. Podio mundial bajo techo

Beitia se subió al tercer peldaño del podio en el Mundial bajo techo celebrado en Moscú. Superó el listón situado a 1,98. Compartió presencia en el podio con Slesarenko, oro; y Vlasic, plata.

2007. Bronce bajo techo

Birmingham acogió el Europeo bajo techo. Beitia saltó 1,96 para conseguir el bronce al igualar la altura superada por la italiana Di Martino. Ese año fue sexta en el Mundial de Osaka con 1,97 metros.

2008. Diploma olímpico

Beitia debutó en una cita olímpica en Atenas. No pasó de la ronda calificatoria. En Pekín acabó séptima. En Valencia, en el Mundial bajo techo, rozó el metal: fue cuarta.

2009. De nuevo, al podio

La cita continental bajo techo de Turín devolvió a Beitia al podio. Fue plata con un salto de 1,99, por detrás de Ariane Friedrich (2,01). Además, fue quinta en el Mundial de Berlín.

2010. Estreno en el Mundial indoor

Doha asistió a la primera medalla de Beitia en un campeonato del mundo bajo techo. Fue plata con un salto de 1, 98 m. El oro fue para Vlasic con 2,00 metros. Ese mismo año fue plata en el Campeonato Iberoamericano y sexta en el Europeo, celebrado en Barcelona.

2011. Otra plata continental

El Europeo indoor de París le permitió sumar una nueva plata al superar el listón en 1,96 metros. El oro fue para la italiana De Martino con 2,01. En el Mundial de Daegu, Beitia no pasó a la final.

2012. Primer oro de su carrera

Siete años después del oro sub 23, Beitia se colgó su primer oro absoluto. Saltó 1,97 metros y subió al peldaño más alto del podio al contabilizar menos nulos que la noruega Angelsen. En la cita olímpica de Londres acabó cuarta. Entonces anunció su retirada, aunque luego en diciembre dio marcha atrás y siguió en activo.

2013. Doblete de medallas

En marzo logró el oro (1,99 m) en el Campeonato de Europa bajo techo de Gotemburgo. Unos meses más tarde subió al podio en el Mundial al aire libre de Moscú fue bronce, compartido con Chicherova. Ambas saltaron 1,97 metros.

2014. Otro doblete

Beitia repitió presencia en el podio europeo y mundial en un mismo año. Primero fue bronce en la cita mundialista bajo techo de Sopot. Luego, se colgó el oro con un salto de 2,01 en el Europeo al aire libre disputado en Zúrich.

2015. Primera en Liga de Diamante

Aunque Beitia acabó quinta tanto en el Mundial de Pekín como en el Europeo bajo techo de Praga, la temporada la permitió escribir una nueva página de oro en el atletismo nacional: se proclamó vencedora de la Liga de Diamante.

2016. Plata mundial y tercera corona europea

Este año Ruth Beitia se colgó la medalla de plata en el Mundial ‘indoor’ de Portland con una marca de 1.96, en marzo, y unos meses después se proclamó campeona de Europa por tercera vez en Ámsterdam, precisamente la ciudad en la que logró su primer éxito internacional.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Sólo le quedaba la medalla olímpica

Ruth Beitia cierra el círculo

Ruth Beitia tras su actuación en los Juegos de Río
Ruth Beitia tras su actuación en los Juegos de Río REUTERS

Si Ruth Beitia fuese un vino, sería un Gran Reserva. Sus saltos mejoran según pasan los años y los paladares más exquisitos del atletismo se rinden a esta evolución única. La cántabra vive una segunda juventud.

“Esto es un regalo de la vida”. Así definía poder estar en su cuarta cita olímpica con 37 años. Nunca imaginó que a esa edad seguiría en el atletismo, menos aún que lo haría en su mejor momento. Pero la vida tiene esas cosas inesperadas, esos regalos que hay que aprovechar y eso es lo que ha hecho la cántabra en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro.

Antes de los Juegos de Londres había anunciado que, una vez compitiese, se retiraría. Suele visualizar las competiciones y seguro que después de su primer salto allí, en el que superó los dos metros, se vio en el podio olímpico. Pero entonces apareció la norteamericana Brigetta Barrett y saltó 2,03. Lo más seguro es que si hubiese logrado aquel bronce, hoy no hubiese estado en Brasil.

Pero aquella espinita sacó lo mejor de Ruth, que tras dos meses parada en los que aprovechó para ir a Roma con su familia, volvió y lo hizo a lo grande. Desde entonces ha ganado tres oros europeos consecutivos (Helsinki, Zúrich y Amsterdam), fue bronce en el Mundial de Moscú (2013), ganó la última Diamond League y la de este año sigue por el mismo camino. Ha subido a todos los podios pero le faltaba hasta hoy el olímpico.

Atletismo en familia

Y ése era el sueño de una atleta que cuando apenas era una niña se iba con sus padres y sus cuatro hermanos -ella es la pequeña- en el Renault 12 familiar a alguna competición. Jose Luis, su padre, dependiente de una ferretería, siempre fue un apasionado del atletismo. Su mujer, Aurora, ama de casa, también. De hecho, ambos han sido jueces. Así que, en cierta manera, era inevitable que la pequeña -pequeña por edad porque siempre fue “larguirucha”- terminara enamorada de este deporte.

Empezó a practicarlo con 11 y desde el inicio se veía que tenía talento. Lo vio también Ramón Torralbo, su entrenador desde hace más de dos décadas, cuando éste ayudaba a su hermano mayor, José Antonio.

Su primera medalla internacional fue hace quince años en el Europeo sub 23celebrado en Ámsterdam. En 2004 participó en sus primeros Juegos pero entonces no llegó a la final. Cuatro años después, en los de Pekín, acabó séptimo. Justo un año antes, en el 2007, hizo los mejores saltos de su vida: 2,01 en pista cubierta y 2,02 al aire libre.

Ruth ha combinado durante los últimos años el atletismo con la política. Entró en 2008 en el Partido Popular de Cantabria y ejerce de diputada regional desde 2011.

Este martes cerraba el círculo en Río de Janeiro, donde Ruth, como tantas otras veces, estuvo a la altura. “Es una máquina de saltar”, dicen sus compañeros. Este sábado no sólo fueron ellos sino todo el deporte español el que se rindió a Beitia, que ahora sí, ha cerrado el círculo.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Sólo Rusia superó a las españolas en la final

Una plata con destellos dorados para la rítmica española

Completan su mejor competición desde Londres 2012

El equipo español de gimnasia rítmica posa con la plata.
El equipo español de gimnasia rítmica posa con la plata. Ramón NavarroMARCA

“El dolor es temporal y la satisfacción para siempre”, entonan cada vez que compiten las componentes del conjunto español de gimnasia rítmica. A partir de ahora, esa letanía será para ellas una realidad inolvidable. Un deporte tan caprichoso y con frecuencia mediatizado por la subjetividad y las influencias ha sido justo con la rítmica española y otorgó a Alejandra Quereda, Lourdes Mohedano, Sandra Aguilar, Elena López y Artemi Gavezou lo que venían mereciendo desde hacía cuatro años. España consiguió la medalla de plata, la primera de su modalidad en 20 años tras aquel oro de Atlanta del conjunto, la tercera en unos Juegos contando la de la pionera Carolina Pascual en Barcelona 92.

En una competición casi ideal, el quinteto español se hizo acreedor a un podio en Río que se ha ido labrando en Mundiales y Europeos en años precedentes. Sólo Rusia, con toda su tradición (cuarto oro olímpico consecutivo), calidad y los resortes que maneja, fue capaz de superar a las españolas, que en el último ejercicio vieron como Bulgaria igualaba su puntuación total, pero la medalla de plata fue en exclusiva para ellas por los criterios de desempate.

Si hace cuatro años al conjunto español las jueces le negaron en Londres una medalla que merecía basándose más en jerarquías preestablecidas que en lo que pasó en Wembley, esta vez nadie las podía apartar en justicia del podio, porquecompletaron unos Juegos casi perfectos. Fue el único equipo que no falló en los dos días, y con el grado de dificultad de sus ejercicios sólo Rusia podía superarlo.

A España le tocó abrir la final por haber sido la mejor en la ronda preliminar. Eso no supuso ningún hándicap, salvo el derivado de la humedad de un día lluvioso que caló las cintas y lastró su manejo. Las gimnastas calentaron rápidamente el escenario en cuanto empezó a sonar el ‘Vida Carnaval’ de Carlinhos Brown con el que cautivaron en la preliminar al público. Desde los primeros pasos dibujando arabescos con las cintas hasta las complejas combinaciones de lanzamientos finales, a las españolas se las vio sueltas y seguras, moviendo caderas y dando pasos de profesionales de la samba. Su nota, 17,800, mejor que la de la víspera, las colocó en cabeza al final de la primera rotación, porque la mayoría de sus rivales tuvieron percances, caídas de aparatos o enganchones. A Rusia no se lo penalizaron como correspondía (17,600) y Bulgaria, el más correcto (17,700), e Italia (17,516) se situaron al acecho.

Notas al alza

El inicio resultó muy favorable, pero en rítmica en cualquier momento puede cambiar el viento. Hasta el último lanzamiento del último ejercicio la competición permanece abierta. Las españolas hicieron lo que estaba en su mano, finalizar sin nada que reprocharse. Su ejercicio mixto de corte flamenco, valorado con mayor dificultad que el de cintas, dio sus dividendos (17,966), con sus recogidas arriesgadas y la limpieza de ejecución. El lenguaje corporal de las gimnastas reflejaba su satisfacción.

Pero en esta rotación casi todos los finalistas ajustaron sus movimientos y las notas se fueron para arriba. La de Rusia, con un montaje inspirado en ‘Pájaro de fuego’, fue estratosférica (18,633) y superó a España. Sus ejercicios son quizá los mejores, pero queda la duda de si un conjunto que falla en una final -también lo hizo en la preliminar- merece ganar con el margen que lo hicieron las rusas.

También fueron mejor puntuados que España en el mixto Italia (18,033), Bielorrusia (18,016) y Bulgaria (18,066), pero sólo ésta última amenazó con arrebatar la plata. Quedaron empatadas en la puntuación final, pero prevaleció la de las españolas por la suma de las notas de ejecución, una décima superior a la de las búlgaras.

Se hacía justicia para unas gimnastas que han perseverado para lograr una medalla olímpica. Las ‘chicas de plata’ han vuelto a poner a la rítmica española donde sus antecesoras la dejaron hace dos décadas.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Tania Lamarca repartió una flor de su tierra a sus compañeras

El mismo amuleto que hace 20 años para regresar al podio olímpico

El equipo español de gimnasia rítmica tras recibir la medalla de...
El equipo español de gimnasia rítmica tras recibir la medalla de plata en Río. Ramón

Con una flor como amuleto de la suerte, el equipo español de gimnasia rítmica celebró en Río de Janeiro su regreso al podio olímpico 20 años después. “Si se hizo aquel día, por qué no se puede volver a repetir. Y así lo hemos hecho”, dijo la gimnasta Lourdes Mohedano, después de conquistar la plata.

Mohedano contó que antes de viajar a Río, Tania Lamarca, integrante del equipo campeón de Atlanta 1996, les regaló una flor a cada una, igual a la que ella y sus compañeras se llevaron en el viaje hacia el oro dos décadas atrás. “Hace 20 años llevaron una flor de amuleto de la suerte y este año Tania cogió la flor de su tierra (Vitoria) otra vez y nos dio una a cada una para que la trajéramos”, contó Mohedano. “Siempre llevamos nuestra bolsita de amuletos”, confesó.

El equipo español, integrado también por Sandra Aguilar, Elena López, Alejandra Quereda y la debutante olímpica Artemi Gavezou, sumó 35,766 puntos para subirse al podio en segundo lugar, detrás de las rusas con 36,233. Rusia ha ganado todos los oros desde Sidney 2000.

Las españolas terminaron empatadas con Bulgaria, pero el hecho de haber obtenido una décima más por ejecución les permitió que se quedaran con la plata en el desempate, mientras que las búlgaras se llevaron el bronce. “Estamos muy contentas, no paramos de llorar”, dijo la seleccionadora de España, la bielorrusa Anna Baranova. “Por esta medalla esperamos años y años y años y por fin está cumplido todo. Por eso estamos felices”, recalcó.

La entrenadora Sara Bayón dijo que supieron “aguantar la presión” sabiendo que podían conseguir un metal después de haber quedado primeras el sábado en las eliminatorias. “En este deporte es muy difícil y lo han hecho”, dijo. Bayón dijo que no se sintieron desilusionadas cuando, después de haber encabezado la primera rotación, las rusas las superaron en la segunda porque sabían que habían cumplido con lo que tenían que hacer: “clavar” bien su ejercicio.

Al terminar sus dos rotaciones, hubo abrazos y lágrimas. Bayón y Baranova celebraron felices. “No sabíamos ni cómo íbamos”, contó la entrenadora. “Sólo queríamos hacerlo bien y ha sido un abrazo de la tensión, de la competición”. Baranova dijo que la humedad hizo más difícil tener a punto las cintas que se usaron para el primer ejercicio y eso lo hizo más duro. “Pero las chicas compitieron muy bien y estamos felices”, destacó.

España fue cuarta en Londres, con cuatro de las cinco competidoras de Río. No se sabe si ahora que son “estrellas”, como dijo Baranova, seguirán compitiendo. De todas maneras, está confiada en que la medalla será el inicio de grandes cosas para la gimnasia rítmica española. “Tenemos otro equipo muy bueno, de jóvenes”, indicó. “Es nuestro futuro”, resumió.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Estados Unidos no da opción de sorpresa a las de Mondelo

España se cuelga una plata histórica ante un Dream Team de leyenda

España, esta España que ya es historia, no se dejó cegar por el resplandor de una plata que es de ley y quiso honrar ese segundo cajón del podio que se ha ganado con total merecimiento a lo largo de todo el torneo. Lo hizo compareciendo en su primera final olímpica luciendo el carácter batallador el que le ha llevado hasta esta cita. Y, claro, no era plan de renunciar a esos principios a estas alturas. El equipo de Lucas Mondelo no es Groucho Marx y no estaba dispuesto a cambiarlos por otros por mucho que a su rival no le gustaran.

Ni siquiera porque se lo pidiera uno delos mejores equipos de la historia y no sólo del baloncesto femenino. La selección de Estados Unidos demostró ser invencible hoy por hoy y se apuntó su sexto oro olímpico consecutivo (la tercera mejor racha en la historia de los Juegos) al imponerse por 101-72 a un equipo, el español, que vendió cara su piel durante 15 minutos.

Ese fue el tiempo que tardó el Dream Team en ejercer como tal. Hasta entonces España había mantenido a raya a las estrellas de la WNBA y lideradas por una gran Alba Torrens en ataque consiguieron mantenerse en el encuentro. El combinado nacional salió del vestuario sin complejos y con una defensa como la que ha mostrado durante todo el campeonato consiguió contener las acometidas de las estadounidenses en un primer cuarto para el recuerdo. Un parcial que terminaría con un 21-17 en el luminoso que disparaba las alarmas. La fiesta no estaba preparada para ese tipo de sorpresas.

La luz, que era naranja a esas alturas, cambió a roja cuando Astou N’Dour acercaba a España a tres puntos (27-24) a falta de seis minutos para el final del segundo cuarto. Una canasta que, sin embargo, sólo sirvió para despertar a las estadounidenses y enterrar las ilusiones doradas del combinado español.

Diana Taurasi desenfundó el fusil y con dos triples empezó a resquebrajar un partido que terminaría por romper una Maya Moore que demostró su pedigrí como una de las mejores jugadoras de la historia del baloncesto. La alero de las Lynx lideró el parcial de 25-8 con el que Estados Unidos finiquitaba el choque.

La segunda parte sólo serviría para ver la distancia final en el marcador y para que Lucas Mondelo diera minutos a las jugadoras que menos oportunidades han tenido en estos Juegos. Bueno, para eso y para disfrutar de los últimos instantes de Laia Palau con la selección. La gran capitana que ha visto cumplido su sueño y el de todo un país: colgarse una medalla olímpica que sabe a oro.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Así son las jugadoras que han alcanzado la primera final olímpica

El perfil de las 12 diosas del baloncesto español

Las jugadoras de la selección celebran el pase a la final de los...
Las jugadoras de la selección celebran el pase a la final de los Juegos.

2. Leticia Romero: La vida a toda velocidad

Con 15 años, cuatro meses y 21 días hacía su debut en la Liga Femenina, con 17 fue nombrada mejor base, con 19 debutó con la absoluta y con 21 es, como mínimo, subcampeona olímpica. Habrá que agradecer que en Agüimes, su municipio natal, no hubiera equipo de fútbol femenino. Por eso empezó en el baloncesto. Fue pretendida por decenas de universidades estadounidenses. Se fue a Kansas State y, después de una polémica burocrática, se trasladó a Florida State. Allí es una de las mejores jugadoras. Ha firmado triples-dobles y ha rozado la Final Four de la NCAA. ‘Love story’ es una de sus películas favoritas y disfruta viendo ‘Master Chef’. A veces lleva guantes en el banquillo porque tiene problemas de circulación y se le quedan las manos heladas. La selección pasará por ellas. Es el futuro.

4. Laura Nicholls: De la retirada al estrellato

En febrero de 2013, con 24 años, anunciaba su retirada por motivos personales. El baloncesto español habría perdido a un gran activo. A su regreso, ganó la Liga Femenina con el Rivas y fue MVP. Luego marchó al Kayseri Kaski turco, pasó por el Wisla Cracovia y ahora compartirá zona con Ndour en el Ragusa. No se arruga ante nada. En la final del Mundial de 2014 se encaró con Brittney Griner, a quien se medirá de nuevo en la final. Su progresión es extraordinaria. Cada vez hace más cosas y mejor hechas. Buen tiro exterior e imán para los rebotes. Felipe Reyes es uno de sus jugadores favoritos. En la cancha recuerda a él.

6. Silvia Domínguez: El lugar y el momento oportuno

Nadie más oportuno. Así se entiende su currículo. Tres Euroligas con tres equipos distintos y en años consecutivos, además de cuatro medallas -de todos los colores- con la absoluta. Le faltaba una olímpica para completar su palmarés. Empezó en el baloncesto por culpa de su hermano, Jordi, que trabaja como periodista deportivo. Con seis años, ella salía a tirar en los tiempos muertos de los partidos. Ahora, tras unas temporadas en el poderoso Ekaterinburg, sigue siendo en Salamanca una de las mejores bases de Europa. El tamaño (1,67) no importa. La falta de talla la compensa con inteligencia y garra.

7. Alba Torrens: Una jugadora de dibujos animados

Conviene no perder detalle de Alba Torrens porque en un momento hace una genialidad. El seleccionador Lucas Mondelo asegura que “es una jugadora de dibujos animados”. “Hay cosas que salen sin que las piense”, responde la alero, que no sólo brilla en la pista. Entre otras virtudes sabe tocar la guitarra. Será por los ratos de soledad que tuvo primero en Estambul cuando jugaba en el Galatasaray y los que tiene ahora en el Ekaterimburg. Con ambos fue campeona de Europa. Cuando pueda estudiará educación social por la UNED. En el extranjero echa de menos a su hermana Mireia, que tiene 17 años y ya ha participado en campeonatos autonómicos. “No sé si soy su ídolo. Imagino que me ve como hermana”, dice.

9. Laia Palau: Una despedida desde el podio

La capitana, con 36 años, suma más de 200 partidos con la selección. Ninguno semejante a la final de los Juegos, que supondrá su despedida de la selección. El adiós soñado. Seguirá jugando a nivel de clubes y lo hará bien porque “he vivido tantos partidos que sé lo que va a pasar”. Una de las mejores bases del continente y una excelente pasadora. Continuará un año más en Praga, con el que fue campeón de Europa. Luego le gustaría irse a jugar a Australia. Aventurera que es. Le encanta conocer mundo en furgoneta.

10. Marta Xargay: Trajes dentro y fuera de la pista

Puede jugar de base, de escolta, de alero y hasta de ala-pívot. Domina todas las artes sobre una cancha. Es un síntoma de una polivalencia que sobrepasa el baloncesto. La jugadora está haciendo un máster de diseño de moda y ya ha creado hasta una marca -Unaunica- junto a su hermana Txell y sus padres. Todo empezó por su afición y la de su madre a las manualidades. Ahora sus camisetas, como algunas de sus jugadas, son auténticas obras de arte. Tras finalizar la temporada con el Praga y antes de llegar a la selección estuvo ‘calentando’ con las Mercury de la WNBA.

11. Leonor Rodríguez: Imán para los aros

Solía ir a buscar a su hermana Laura a los entrenamientos cuando Begoña Santana, mítica entrenadora canaria, le invitó a jugar. Así comenzó la carrera de la escolta, que pasó cuatro años en Florida State y se licenció en nutrición humana y dietética. Allí ya sufrió a Brittney Griner, que le puso un tapón de highlight. Parece tener imán para las canastas: ya se le han caído tres. Para evitar riesgos, a veces cambia el básket por el voley-playa y es una gran aficionada a la lectura. Después de unos años en el Perfumerías Avenida, jugará en el Girona, el otro finalista de la Liga Femenina.

13. Lucila Pascua: Una veterinaria en la zona

Hasta la llegada de Astou Ndour, era el techo de la selección (1,95 metros). La pívot del Mann Filter ha superado los 200 partidos internacionales, ha vivido su decimoquinto verano seguido con la selección y ha ganado su octava medalla. Gran amante de los animales, ha ido sacando la carrera de veterinaria cuando el baloncesto se lo ha permitido y quiere poner una clínica cuando se retire. Dennis Rodman era uno de sus jugadores favoritos. Aficionada a la lectura y al tenis. Durante su estancia en la Villa se ha hartado a hacer selfies con sus compañeras.

15. Anna Cruz: Tras el anillo, una medalla olímpica

Difícil mejorar la trayectoria de la escolta: título de la WNBA con las Lynx, Final Four con el Nadezhda ruso, final olímpica… Combinar la Liga estadounidense con la selección le hace no tener apenas vacaciones, pero “ya habrá tiempo de viajar. No lo cambio por todo esto”. El año que viene se va a hartar: ha fichado por el Dynamo Kursk. Las comunicaciones allí son horribles. Durante su estancia en las Liberty, el New York Times le dedicó un reportaje. Se mueve tanto en la vida como en la cancha. “Una mosca cojonera”, le calificó la entrenadora de las Indiana Fever. ‘Pixie’, como el ratón de dibujos animados, le llamaba Lucas Mondelo hace años. Aficionada culé y licenciada en comunicación audiovisual. Su ídolo es Laia Palau.

19. Laura Quevedo: Un verano inolvidable

Como el verano pasado, la alero formó parte del quinteto ideal del Europeo sub 20 y España subió a lo más alto del podio. Se hizo un esguince de tobillo a los cuatro minutos de la final y pese a todo regresó a la cancha cuando su compañera María Conde se lesionó en las postrimerías del choque. Garra y talento. Aquello fue el principio de un verano inolvidable que le llevaría a Río y le garantizaría una medalla olímpica. Creció en Coslada, Canoe, Rivas y Miami, aunque regresó al no ver cumplidas sus aspiraciones deportivas ni académicas. Volvió para jugar en Bembibre, Ferrol y acaba de fichar por el Perfumerías Avenida. La selección tiene jugadora para muchos años.

24. Laura Gil: La más laureada de España

La que se ha garantizado en Río será su decimotercera medalla contando las categorías inferiores, con lo que por el momento supera a Felipe Reyes y Pau Gasol como los internacionales más laureados. Ellos suman 12 a la espera de lo que rasquen en Río. Hasta ahora, la más especial era la plata del Mundial 2014. A finales de enero de ese año, la pívot recién fichada por el Perfumerías Avenida se rompía el ligamento cruzado anterior. Se propuso llegar a la cita mundialista, lo consiguió y se colgó la medalla. Fundamental en el cardiaco cruce ante Turquía. Fue salir del banquillo en los últimos instantes y recuperar un balón. Una chica con suerte y anclada al podio.

45. Astou Ndour: Un entrenamiento de 10 minutos

La pívot, llamada a llenar el hueco de la lesionada Sancho Lyttle, lo ha hecho magníficamente. Referente ofensivo y taponador desde sus 1,98 metros. La española más alta en un torneo oficial. Herencia de papá (1,92) y mamá (1,90). En su Dakar natal le veían de modelo o de jugadora. Apostó por lo segundo hasta llegar a la WNBA (San Antonio) y este año al Ragusa italiano. Aterrizó en Gran Canaria con 14 años y en su primer entrenamiento estaba tan débil que aguantó 10 minutos. En un campeonato júnior, siendo ella cadete, hizo un mate a dos manos. Fue nacionalizada al poco tiempo. Es lo que es gracias a Domingo Díaz y Begoña Santana, “sus padres blancos”, que la entrenaron. Y muy bien, visto lo visto.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El seleccionador español dice que han caído “ante el Dream Team”

Lucas Mondelo: “Hemos hecho historia”

Lucas Mondelo, en un momento de la final ante Estados Unidos.
Lucas Mondelo, en un momento de la final ante Estados Unidos. AFP

El seleccionador español femenino de baloncesto, Lucas Mondelo, destacó, tras caer ante Estados Unidos en la final del torneo olímpico de Río de Janeiro, que el equipo que dirige ha “hecho historia”.

“Hemos hecho historia y hemos logrado lo que pocos han hecho, salvo Estados Unidos, que es jugar las finales del Mundial y de los Juegos Olímpicos“, subrayó el técnico español en la conferencia de prensa posterior al choque.

Mondelo, además, se mostró muy contento por el alto nivel de juego que desplegó el Team USA para vencer a España. “Estoy contento de que Estados Unidos haya jugado a este nivel. Eso demuestra que nos respeta y eso nos llena de orgullo”, dijo.

En ese sentido, consideró que “estas chicas” del equipo estadounidense son, comparadas al baloncesto masculino, “el Dream Team de Magic (Johnson), (Michael) Jordan etc”. También se felicitó del futuro que le espera a esta selección, ya que “es un equipo joven y con recorrido”.

Mondelo, no obstante, cree que España tiene “muy, muy difícil” alcanzar el nivel de Estados Unidos, porque es el país “donde más gente juega al baloncesto” y además el baloncesto español tiene “dos barreras” difíciles de superar. “En España el fútbol se lleva todos los recursos, creo que demasiados, cuando con otros deportes menos recursos otros deportes lo están haciendo bien; y, luego, necesitamos sacar pívot grandes porque necesitamos kilos en el juego interior“.

“Felicidad confusa”

“Tenemos un buen juego exterior. Aunque si tuviésemos pívot grandes igual no éramos tan competitivas en el juego exterior. Es difícil encontrar un equilibrio, pero los americanos han encontrado la fórmula perfecta“, dijo.

Respecto a su estado de ánimo, confesó encontrarse en un estado de “felicidad confusa”, ya que acababa “de perder un partido” en el que habían “competido queriendo ganar”. “Es una mezcla de sentimiento de orgullo y de paz. Aunque será por unos pocos días porque me tengo que ir a Rusia. Es un sentimiento de felicidad confusa”, confeso.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El español, que no hizo una gran salida, remontó para ser segundo

Orlando Ortega salta hacia la plata

El vallista corre los 110 vallas en 13.17, a 12 centésimas del oro

Plata para Ortega en los 110 metros vallas

El atletismo español exploró un horizonte prohibido con Orlando Ortega, el cubano nacionalizado que es una estrella mundial. En una disciplina, en la que España sólo había registrado tres finalistas, en 1980 y 1984, cuando existía una colección de vallistas europeos fabulosa en la que estaban integrados Javier Moracho y Carlos Sala y, luego Jackson Quiñóñez en 2008, Ortega proporcionó a España una plata. La medalla puso fin a 12 años de sequía en el caladero olímpico del atletismo español, huérfano de éxitos desde la medalla de otro cubano de origen, Joan Lino, que logró el bronce en longitud.

Su imagen fue emotiva. Arrodillado en el suelo al borde del llanto, se abrazaba a todo el que se le acercaba. A Devon Allen, el primero en felicitarlo, el joven que no pudo suceder a su compatriota Aries Merritt; a Bascou, el sorprendente francés que se coló en el podio con un bronce, sin pedigrí. Y a McLeod, el nervioso jamaicano que no para de mover la rodilal mientras habla y que ha extendido el dominio de las islas a las vallas. Miró al cielo, se santiguó y señaló arriba donde los homenajes salen del corazón.

Luego cogió una bandera y se perdió por la pista a celebrarlo a su manera,pensando en su abuela Cristina, la que defendió a Cuba en los Juegos de Mëxico 68 y en cosas muy profundas. Le llamaron desertor, cuando en 2013 se fue de Cuba harto de la Federación tras los Mundiales de Moscú hacia Padova primero y luego a Guadalajara. Ahora le llaman medallista olímpico. Y de plata.

En la prueba de la doble aceleración, primero hasta los 30 metros y después de los 70 hasta el final, Ortega se quedó atrapado en el comienzo. En el mundo de los hipermusculados como McLeod, Orlando parece un tirillas. Es alto, fibroso y magro, pinta de boxeador del peso pluma. Con esas nociones de la infancia había entrado en el Engenhao. Le faltó tirar un puño al aire para que el estadio cobrase aspecto de cuadrilátero.

Su salida fue horrible. Reaccionó bien (127 milésimas), pero sus primeros pasos, las siete zancadas hasta la primera valla, el momento de más tensión en esta prueba, fueron malísimas. Quedaban 100 metros por delante y parecía vencido.

Pero el chico es valiente y ataca los obstáculos a cuchillo. Además se benefició de una carrera lenta, la peor desde 1996. Nadie bajó de 13 segundos. Dio el primer salto, una distancia de ataque de 1,50, tres pasos y pasó el segundo, y la tercera y fue rebasando rivales.

McLeod ya se había escapado, pero ahí estaban todos los demás. Sobre todo Bascou, el otro francés, el de la coleta, Martinot-Lagarde y el estadounidense Ronnie Ash, que entraría en meta rodando por los suelos. Ortega, que dice que sólo tiene como rival a Orlando Ortega, siguió mirando para delante hasta que cruzó la meta. Ahí estaba la plata.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Orlando Ortega, plata en 110 vallas

Una plata para su abuela

Orlando Ortega practicaba taekwondo y boxeo antes que el atletismo

Su abuela paterna, velocista cubana, fue quien le descubrió este deporte

Supo el día de su cumpleaños que podría competir como español en Río

Cuando era niño, Orlando Ortega apuntaba maneras en taekwondo y boxeo. Su madre iba a recogerle a la escuela para llevarle a clases hasta que un día su abuela paterna le descubrió el atletismo. Cristina Echevarría, medallista en Juegos Panamericanos y velocista (100, 200 y 4×100), inculcó a su nieto el amor por este deporte. “Cuando se enteraron mis profesores de que dejaba el taekwondo y el boxeo fueron a mi casa para intentar convencerme de que cambiase de opinión. Decían que técnicamente era muy bueno, pero estaba cansado y no quería dar más patadas ni más piñazos”, recuerda entre risas.

Comenzó entonces a entrenar junto a su abuela, que se convirtió en su modelo, su referente, el espejo en el que mirarse. Tenía 12 años. “Toda carrera que hago se la dedico a ella, cada entrenamiento lo hago por ella. Si ganase medalla en Río se la dedicaría a ella también, que fue quien me descubrió este deporte que hoy es mi vida”, reconoce. Murió cuando él tenía 13.

El atletismo corre por las venas de la familia Ortega. Su padre es su entrenador y su hermana de 10 años está empezando, aunque de momento no se ha especializado en ninguna distancia. “Ojalá llegue a ser mejor que yo”, dice.

Finalista olímpico en Londres con Cuba

Es el mayor de cuatro hermanos, dos por parte de madre, que es enfermera y viven con ella en Estados Unidos, y dos por parte de padre, que viven en Cuba. Pero todos están muy unidos. Para Orlando la familia es fundamental. Tiene claro que sin su apoyo no habría podido llegar hasta donde ha llegado. También le apoyaron cuando decidió nacionalizarse español y competir bajo bandera española. Defendiendo los colores de la cubana fue finalista hace cuatro años en los Juegos Olímpicos de Londres. Ahora puede convertirse en el primer atleta español en ganar una medalla en los de Río y acabar con la sequía de este deporte en citas olímpicas desde Atenas 2004. “Mi objetivo es entrar en la final de los 110 vallas y luego ya veremos”, dice.

En Río está acompañado de su padre, que ejerce de entrenador. En Cuba lo fue en sus inicios pero cuando Orlando pasó al equipo nacional, tuvo que empezar a entrenar con el que le ponía la Federación. Comenzó a despuntar y a hacerse un hueco entre los atletas cubanos, pero un desencuentro con su Federación -le sancionó tres meses por no acudir a una competición justo antes del Campeonato del Mundo de 2013 en Moscú- le hizo replantearse su futuro. Y decidió irse a vivir a España después del Mundial y empezar de cero.

“Era una decisión que tenía ya tomada desde Cuba. Era el momento necesario de hacerlo. Quería un cambio de vida e intentar mejorar en mi trabajo. Consideraba que en Cuba no podría hacerlo. Allí lo tenía todo pero necesitaba un cambio de aires, vivir nuevas experiencias y marcarme nuevos objetivos”, explica. Así que cogió todos sus ahorros y se fue para España.

Pasó algunos meses en Guadalajara y después se instaló en Ontinyent (Valencia), donde fichó por su actual club, el CAVA, al que le está eternamente agradecido. Desde noviembre del año pasado vive y se entrena en la Blume de Madrid. Allí se ha preparado para Río, donde llega como una de las posibles opciones de medalla españolas. Las eliminatorias son este lunes a las 00:48 (hora española). Justo el día de su cumpleaños, el pasado 29 de julio, recibió el mejor regalo posible: la confirmación por parte de la IAAF y del COI de que podía competir en estos Juegos como español.

Admirador de Robles, Johnson y el Real Madrid

Se declara admirador de Dayron Robles, del que algunos le consideran su heredero aunque para él es “como un hermano”, y de Allen Johnson, el que fuera cuatro veces campeón del mundo de los 110 metros vallas y oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

“Me gustaba Allen Johson por sus victorias. Soy un atleta que no me considero el mejor del mundo pero me gusta vincularme con los mejores, por eso soy del Real Madrid, el mejor club del mundo”, dice con una amplia sonrisa. Era fan de los blancos desde que vivía en Cuba.

“Si gano una medalla en Río mi sueño no es hacer el saque de honor en el Bernabéu sino tirar un penalti y marcarlo”, confesó a MARCA un par de días antes. Que tome nota el Real Madrid.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016No pudo resolver la fórmula final ante Jones

Ecuación de plata para Eva Calvo

Eva Calvo, plata en la categoría de 57 kilogramos

Alas tres de la madrugada en España, mientras muchos dormían, en Río de Janeiro Eva Calvo seguía escribiendo nuevas páginas en la historia del taekwondo español. La madrileña tomaba el testigo de Brigitte Yagüe hace cuatro años en Londres y, al igual que ella, conquistaba una plata olímpica. Lo hacía en la categoría de -57 Kg en lal que puede haber sido su último combate, ya que antes de los Juegos se estaba planteando cambiar de peso.

La final era de alto voltaje. Eva, número dos del mundo, se enfrentaba a la británica Jade Jones, número 1, campeona del mundo y, desde hoy, doble campeona olímpica. “La medalla de plata ya la tenía al empezar la final y acabo de perder el oro. Soy consciente de que es una medalla en unos Juegos y mañana estaré más contenta, supongo”, decía con cierta resignación. Ella había venido a Río a por el oro.

Salió al tapiz delCarioca 3 sonriendo y Marco Carreira, técnico de la Federación de Taekwondo y con el que entrena dos veces a la semana en el CAR de Madrid, la abrazó y le dijo al oído: “Disfruta. Ha sido un honor trabajar todo este tiempo contigo”. Eva dio esos saltitos que son su única manía antes de competir, los “saltos del pollo” como los llama Marco, y salió a por la británica.

Se conocían bien, “hemos peleado mil veces”, decía la española. Dos patadas en la cabeza en el primer asalto supusieron un 6-0 para la británica que marcó el combate.

En el segundo asalto, Eva salió agresiva y puntuó rápidamente en dos ocasiones, a costa de encajar un golpe. Después. Eva siguió agresiva y anotó tres puntos más, golpeando en la cabeza de Jones. En el segundo ambas puntuaron consecutivamente llegando el marcador a 8-7 para Jade Jones. Otra patada a la cabeza de la británica seguida acabó por imponer una distancia ya decisiva, hasta el 16-7 final.

Su camino a la plata

Eva se había plantado en la final tras remontar tanto en octavos como en cuartos un 3-0 en contra. Primero lo hizo ante la tailandesa Phannapa Harnsujin (6-5) y después, en cuartos, frente a la iraní Kimia Alizadeh Zenoorin (8-7). En ambos casos, la madrileña se llevó el combate por la mínima. Ya en semifinales, se impuso a la egipcia Hedaya Wahba en el punto de oro.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Tras caer en la final ante la británica Jade Jones

Eva Calvo: “Estoy orgullosa pero un poco triste”

Eva Calvo con cara de decepción tras perder en la final frente a...
Eva Calvo con cara de decepción tras perder en la final frente a Jones. José Antonio García

Eva Calvo sonreía de medio lado tras el combate. Acababa de conquistar una medalla olímpica en sus primeros Juegos pero su sensación era que acababa de perder el oro en la final, su gran objetivo.

“Estoy orgullosa peor un poco triste porque la medalla de plata ya la tenía y acabo de perder el oro.Soy consciente de que es una medalla en unos Juegos y mañana estaré más contenta, supongo”, decía la madrileña.

Jade Jones, que ya fue oro en los Juegos de Londres, fue una rival muy dura en el tapiz. Se conocen bien porque se han enfrentado en muchas ocasiones. “He empezado perdiendo y me ha costado la vida remontar y justo cuando lo he conseguido me ha vuelto a pillar arriba y con el cansancio que tenía y el poco tiempo que quedaba ha sido imposible. La inglesa es una rival muy dura. Ha sido mejor, lo reconozco”, añadía.

La de Leganés estaba deseando irse a cenar con la familia, que después del estricto régimen al que ha tenido que someterse para dar el peso (-57 kg). “Da igual la cena, lo que sea rico, y poderme relajar”. El mejor plan en la mejor compañía para cerrar un día inolvidable.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Perfil de la subcampeona olímpica en -57 Kg.

Eva Calvo, la Pitágoras del tapiz

Practicaba atletismo antes que taekwondo

Comenzó porque abrieron un gimnasio cerca de su casa

Estudia la carrera de Matemáticas

Eva Calvo
Eva Calvo

La casualidad quiso que el taekwondo se cruzase en su camino hace justo diez años. Fede, el padre de Eva Calvo, vio en la calle un cartel en el que se anunciaba la apertura de un gimnasio cerca de su casa de Leganés y en él daban clases de taekwondo. Aquel cartel lo había puesto Xixo, que se convertiría en su entrenador desde entonces.

Eva y Marta, su inseparable hermana seis años menor, hacían atletismo. “No me especialicé en nada pero me gustaba mucho salto de altura, salto de longitud, de vallas… Todo los saltos”, dice riendo Eva. Pronto pasó a dar saltos justo antes de salir al tapiz. Es la única manía que reconoce tener y que Marco Carreira, técnico de la Federación Española de Taekwondo y entrenador en el CAR de Madrid, bautizó con los años como “saltos del pollo”.

Después de siete años como atletas, a ambas les apetecía un cambio. “Y como el taekwondo eran patadas, pensamos que íbamos a tener ventaja porque en el atletismo se trabajan sobre todo las piernas”, explica.

‘Terapia’ contra la timidez

Pero a Eva le daba vergüenza, así que el primer día que se acercaron al gimnasio dejó que entrara primero Marta, siguió su entrenamiento y decidió quedarse. Le conquistó esta nueva forma de “liberar adrenalina, de poder hacer lo que quisiera, la sensación de hacer un combate”. Y a la madrileña, además, le sirvió para superar su timidez. Una timidez que sobre el tapiz se transforma en ambición, seguridad y capacidad para analizar los momentos claves del combate y dar los golpes certeros. Eva con el dobok puesto es otra, capaz de ganar a cualquiera, de intimidar, de controlar e incluso de dejar su mente en blanco. Parece imperturbable, cuesta descifrar en su cara o en alguno de sus gestos un atisbo de nerviosismo.

Al principio no era muy coordinada, pero siempre ha tenido una gran capacidad de sacrificio que unido a lo perfeccionista que es, pronto la hizo destacar.

Primera medalla

Su primera medalla le llegó en los Juegos Escolares cuando tenía 16 años. “En un Campeonato que hay entre institutos. Yo era cinturón naranja o amarillo y en el primer combate empezaron pegándome. Iba perdiendo 6-0 o por ahí y mi entrenador me preguntó si me quería retirar y yo le dije que no, que al menos acababa el combate. Y al final lo gané y el Campeonato también y me animó. ¡No se me da tan mal!”, dice riendo.

El primer éxito internacional fue en un Europeo Sub 21 donde conquistó un bronce. “Era mi primer campeonato, iba muy de nueva y no tenía ni idea de cómo era un campeonato de ese estilo. Tuve la suerte de que iba una compañera mía y fue un punto de apoyo. Fue una experiencia muy bonita”, rememora.

El despegar de su carrera

A ese seguirían muchos más. Otro bronce, esta vez en el Mundial de 2013, le sirvió de impulso. Eva subió el en ránking y empezó a ir a los Grand Prix… y a ganarlos. En 2014, la de Leganés firmó una temporada casi perfecta: oro en el Campeonato de Europa y tres victorias en Grand Prix. En Inglaterra comenzaron a llamarla ‘La invencible’ porque siempre que se medía a Jade Jones la ganaba. Precisamente frente a ella perdió la final olímpica.

El año pasado vivió uno de los momentos más especiales de su carrera deportiva. En el Mundial se colgó una plata, pero su hermana también. “Compartirlo con Marta hizo que fuese quizás el momento más especial de mi carrera”, confiesa. Porque para ella Marta no es sólo su hermana, es su mejor amiga, su confidente.

Para centrarse en su preparación para los Juegos de Río, su primera cita olímpica con 25 años, congeló la matrícula de Matemáticas el último semestre y mientras ha estudiado a distancia por la UCAM Ingeniería Informática. En el tapiz del Carioca 3 fue resolviendo las fórmulas para ir ganando a sus rivales combate tras combate y así llegó a la ecuación perfecta: disputar una final olímpica.

Ahora sólo piensa en disfrutar con la familia, hacer algo de turismo por Río y en comer “algo rico”. Una pizza o una hamburguesa en el McDonald’s de la Villa Olímpica. Lleva meses a dieta para dar el peso, esos -57 kilogramos que no son su peso habitual y por los que tanto sufre dejando de comer e incluso de beber hasta agua los días previos. “Eso es lo peor. Los días antes me pongo insoportable, no hay quien me hable, estoy de mal humor”, dice riendo.

Quizás la final olímpica haya sido su último combate en -57 kilogramos. Antes de los Juegos se estaba planteando cambiar de categoría.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Primer taekwondista español en ganar dos medallas olímpicas

Bronce histórico para Joel

Así cantó Radio MARCA el bronce histórico de Joel González

No es más fuerte aquel que es capaz de vencer a los demás, sino aquel que es capaz de vencerse a sí mismo”, dijo Confucio. Y este jueves, en la madrugada española, Joel González demostraba sobre el tapiz del Carioca 3 que él era el más fuerte de todos. No se llevó el oro como hace cuatro años en Londres pero el color de la medalla no era el que marcaba su fortaleza. Joel, emocionado en el podio, sabía que lo había conseguido. Se había superado a sí mismo y había superado todas las adversidades en su camino a Río. Y habían sido muchas.

Por eso, nada más acabar el combate por el bronce, Joel González se dirigía a la grada buscando a su madre y se fundía en un emotivo abrazo con ella. Las lágrimas en los ojos de ambos eran inevitables. Detrás de ese bronce y de cada una de esas lágrimas había cuatro años de sufrimiento. En 2013, justo un año después de colgarse el oro olímpico en Londres, Joel tenía que pasar por el quirófano por una grave lesión en su rodilla izquierda. Estuvo casi un año en blanco y llegó incluso a plantearse dejar el taekwondo.

El pasado mes de diciembre recayó de la lesión y hasta mayo no pudo competir. Con Río a la vuelta de la esquina, los plazos de recuperación se tenían que acelerar y todos se volcaron con él. Su familia, sus amigos y sus compañeros en el CAR de Barcelona, en especial cuatro, que le ayudaron en cada entrenamiento diario a intentar volver a ser el de antes. Por eso, Joel les dedicaba a todos ellos la medalla, un metal histórico para el taekwondo de nuestro país. Nunca antes un español había subido al podio en dos citas olímpicas.: oro en Londres y bronce en Río.

“Al ser campeón olímpico tengo mucho que ganar y poco que perder”, decía tras el primer combate del día. Y tenía razón. No tenía nada que demostrar a nadie, quizás sólo a si mismo que era capaz de volver a estar entre los mejores. Sólo una lesión pudo frenarle estos años.

Toni Toledo, su entrenador, tampoco pudo evitar emocionarse. Tenía los ojos vidriosos al recordar lo mal que lo ha pasado Joel. “Perdía con sus propios compañeros, cabizbajo porque veía jóvenes que se lo ponían difícil y que el camino era duro. Y las lesiones se lo han puesto más duro todavía”, contó. “Hemos trabajado para que si no podía rendir al cien por cien que por lo menos pudiera dar la talla aquí”, añadió.

Premio por no haberse rendido

Y aunque no estaba al cien por cien, el catalán se colgó el bronce tras imponerse al venezolano Edgar Contreras, número 16 del ránking, por un ajustado 4-3. El primer asalto terminó 0-0, pero en el segundo encontró su primer punto en un golpe frontal. Un descuido permitió a Contreras equilibrar la balanza. En el asalto definitivo, Joel insistió con su pierna izquierda hasta sumar tres puntos más (4-1). Reaccionó su rival pero no a tiempo y el combate cayó del lado del español.

Joel había aterrizado en Río de Janeiro dispuesto a revalidar el oro olímpicoconquistado hace cuatro años en Londres, pero esta vez, en lugar de competir en -58 kg, lo hizo en -68 kg.

Su aterrizaje en el tapiz del Carioca Arena 3 por la mañana no pudo ser más positivo ya que el catalán se ha plantado en semifinales tras dejar en el camino al croata Filip Grgic por 4-3 en octavos y al mongol Temuujin Purevjav por 7-4 en cuartos de final.

Sin embargo, en semifinales se topó con el jordano Ahmad Abughaush, que con su victoria por 12-7 garantiza la primera medalla olímpica para Jordania. Joel, excesivamente defensivo, vio como su rival controlaba el combate en todo momento (3-0 en el primer asalto, 4-0 en el segundo, 5-7 en el tercero) sin poder evitar la derrota.

Se quedaba sin oro, pero podía luchar por el bronce. Y lo hizo. Joel, el estratega imperturbable, mostró que es humano y su frialdad en el tapiz compitiendo dio paso a las lágrimas de emoción. Un bronce al sufrimiento, al sacrificio, un premio por no haberse rendido.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Bronce al sufrimiento para el taekwondista catalán

Joel González: “He pasado cuatro años muy duros”

En este ciclo olímpico tuvo que operarse de la rodilla izquierda

En diciembre recayó de su lesión

Joel González emocionado tras ganar el combate por el bronce
Joel González emocionado tras ganar el combate por el bronce José Antonio García

Después de un oro olímpico puede que un bronce no sepa a mucho, pero si ese bronce llega después de un calvario de lesiones y recaídas, ese bronce sabe a gloria. Y así le supo este jueves a Joel González.

“Sabe muy bien. He pasado cuatro años muy duros. Sólo mis amigos y mi familia saben lo que he sufrido el día a día. No sabe ni mejor ni peor que el oro de Londres, sino totalmente diferente. Contento porque aunque no estaba compitiendo muy bien he podido aparcar todo eso. Me he dicho: ‘Es un combate, son seis minutos, olvida la rodilla y si se rompe ya se operará otra vez”, confesaba tras derrotar en el combate por el bronce al venezolano Edgar Contreras por 4-3.

Porque Joel ha llegado a Río tras casi un años sin competir, después de su operación de rodilla izquierda en 2013 y su recaída en diciembre de 2015, a ocho meses de los Juegos. “En diciembre recaí y no pude entrenar hasta mayo. Después me salió un herpes en el ojo y estuve 15 días sin poder entrenar y luego tuve un gripazo… Parecía que se estaba alineando todo para que saliera mal pero al final ha salido todo muy bien”, decía con una sonrisa.

Su madre, en cuanto acabó, se abrazó a él y las lágrimas fueron inevitables. De la boca de Joel no paraban de salir agradecimientos para su familia, por el apoyo de estos meses, y también para sus compañeros del CAR de Barcelona que le han ayudado para poder volver a llegar a la élite porque hubo meses en los que Joel perdía con todos en los entrenamientos y fue muy duro. “Hay cuatro que me han ayudado cada día, en cada entrenamiento. Uno hizo de mexicano, otro de coreano…Y al final no ha pasado ninguno”, decía riendo.

“El venezolano llegaba cansado, he querido demostrarle que iba a dominar el combate y al final ha sido un poco justo”.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Perfil del bronce olímpico de Río

Joel González, el estratega imperturbable

Joel González en los Juegos Olímpicos de Río
Joel González en los Juegos Olímpicos de Río REUTERS

Fue el chico de oro de los Juegos Olímpicos de Londres, el único que subió a lo más alto del podio y el único superviviente de aquella histórica generación que hizo pleno en la capital británica. Desde este jueves, además, es el único taekwondista español que ha subido al podio en dos Juegos Olímpicos.

Este estratega del tatami empezó a dar sus primeras patadas con 11 años. “Lo habitual es empezar con 5 ó 6 años pero yo empecé un poco tarde. Ocho años después de ponerme por primera vez un kimono fui campeón del mundo. Hasta entonces jugaba al fútbol pero la ilusión de mi padre era abrir un gimnasio con los ahorros del taller. Cuando hizo su sueño realidad daba clases de taekwondo y me apunté”, recuerda.

Pedro, su padre, ha sido y sigue siendo un pilar fundamental de los éxitos de Joel. Fue su primer entrenador y hoy en día estudia a los rivales de su hijo a través de vídeos para después contarle los puntos fuertes y débiles de sus contrincantes. “Sé que suena a tópico pero les debo todo a mis padres. Han venido a todos los campeonatos del Mundo que he realizado, han viajado por todo el mundo para seguirme y apoyarme”, confiesa mientras recuerda que el día que se jugaba el billete para Londres en el Preolímpico de Europa disputado en Kazan (Rusia) su hermana Dara también se jugaba su futuro examinándose del MIR. “Aún así me mandó un vídeo antes de entrar al examen para enviarme su apoyo”, recuerda emocionado.

Precisamente el apoyo de su familia fue clave a la hora de tomar la decisión, hace diez años años, de dejar su Figueras natal para mudarse al CAR de Murcia, donde estaba la selección sub 21 de taekwondo. Allí pasó dos años y desde allí dio el salto al CAR de San Cugat (Barcelona) donde reside desde hace ocho.

El Grissom olímpico español

En el ciclo olímpico anterior, Joel lo ganó absolutamente todo. Dos Mundiales y dos Europeos y mientras compaginaba las competiciones y entrenamientos con Administración y Dirección de Empresas y Criminología.

“Siempre me ha gustado el tema policial: las películas, las series de televisión, pero sobre todo la novela policíaca e intentar reinsertar a la persona en la sociedad”, confiesa.

Aunque a priori podría parecer que la Criminología y el taekwondo no tienen nada en común, en ambas la agilidad mental resulta clave. “En un examen te plantean un caso y tienes que tomar decisiones en base a las pruebas que te aportan. En un combate también tienes que tomar decisiones en décimas de segundo”, nos cuenta. Y precisamente ésa es una de sus principales virtudes, “el pensar en milésimas de segundos. En pleno combate se busca el punto en el que atacar y defender y yo me sé sobreponer a los cambios, cosa que muchos deportistas de élite no llegan a conseguir. En el fondo el taekwondo es como una partida de ajedrez pero con patadas”, añade sonriendo.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Cacho, el único con dos y María Vasco, la única mujer

De Llopart a Ortega, 13 medallas en atletismo

Cacho entra vencedor en Barcelona 92
Cacho entra vencedor en Barcelona 92 MARCA

Desde que Jordi Llopart abrió la puerta española al podio olímpico en Moscú 80 han sido 13 las veces que el atletismo español se ha colgado medallas al cuello. Jordi fue segundo en los 50 kilómetros marcha tras el alemán Hartwig Gauder y por delante de local Ivchenko. Le sucedió, en Los Ángeles 84, José Manuel Abascal, fue que tercero en los 1.500 metros en la que algunos consideran la mejor final en la historia de la distancia. Por delante del cántabro entraron Sebastian Coe y Steve Cram. Los tres batieron el récord olímpico previo.

Jordi Llopart (Archivo MARCA)

Después hubo un paréntesis hasta Barcelona 92. Allí, el primero en subir al podio fue de nuevo un marchador, Daniel Plaza, que prácticamente en su barrio se impuso en los 20 kilómeotros por delante del italiano Damilano. Luego, Antonio Peñalver se hizo con la plata en el decatlón tras Robert Zmelik y por delante de Dave Johnson. En una histórica final de pértiga, Javier García Chico ‘cubrió’ el fallo de Sergei Bubka con una medalla de bronce, y Fermín Cacho puso el broche con un vibrante triunfo en los 1.500 metros.

En Atlanta 96 el soriano se sucedió a sí mismo, pero con una medalla de plata en la misma distancia por detrás esta vez de Nourredine Morceli Antes, Valentí Massana logró un agónico bronce en los 50 kilómetros marcha.

El atletismo femenino se subió al podio por primera vez en Sidney 2000, de la mano de nuevo de la marcha y en este caso de María Vasco, que superó momentos difíciles para colgarse un bronce en los 20 kilómetros.

María Vasco, bronce en Sidney 2000 (Rafa Casal. MARCA)

En Atenas 2004, Manuel Martínez se ganó un bronce en peso que se colgó del cuello nueve años después, tras descubrirse el dopaje del ucraniano Bilonog.Paquillo Fernández, al cabo también de un año complicado, logró la plata en los 20 kilómetros marcha. Joan Lino Martínez aportó a España la primera medalla de un atleta de origen cubano con la plata en el salto de longitud en los mismos Juegos.

Hoy le ha sucedido Orlando Ortega en los 100 metros vallas. Con este triunfo, sólo queda la velocidad y el fiondo -Martín Fiz fue cuarto en el maratón de Atlanta 96- como ‘territorio’ en el que el atletismo español no ha logrado subir al podio olímpico.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Repite medalla en esta prueba tras la plata conquistada en Londres

Craviotto, bronce con suspense en K1 200

Saúl Craviotto logra el bronce en K1 200

Ni la foto finish pudo decidir la medalla de bronce de Saúl Craviotto en la final de K1 200. El palista nacido en Lleida compartió el tercer puesto de una regata trepidante con el alemán Ronald Rauhe. Ambos marcaron un tiempo idéntico de 35,662 segundos y subieron juntos a un nuevo podio de una edición olímpica histórica para el piragüismo español.

Craviotto, de 31 años, defendía en esta prueba la medalla de plata que logró en Londres hace cuatro años en una regata que se adjudicó el británico Edward McKeever, ausente en Río. Fue su compatriota, Liam Heath quien se impuso esta vez, con el francés Maxime Beaumont en segunda posición. El sispense llegó en la tercera plaza, que alcanzó ‘in extremis’ el español con una remontada maravillosa.

De menos a más en apenas 35 segundos

No empezó bien Saúl que pagó caro en los 100 primeros metros una salida lenta. Sin embargo, su experiencia y su fuerza en la piragua le hicieron remar con fe hasta el último centímetro de una pista que le despide con un doblete de medallas que no conocía hasta la fecha.

“Esto es un premio, el objetivo principal era el K2 y ahí salió todo perfecto”, reconoció bromeando con el color de su nueva medalla. “Ya tengo una de cada, es curioso, pero al fin y al cabo sólo son trozos de metal, lo verdaderamente importante es hacer felices a todos los que me apoyan, a mi familia y a todo un país como España“, comentó muy satisfecho.

El palista español ya se colgó el pasado jueves un oro olímpico en la modalidad de K2 200 junto a Cristian Toro, reeditando el éxito que lograse en Pekín 2008 junto a Carlos Pérez Rial en la disciplina de K2 500.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Muy satisfecho por su cuarta presea olímpica, un bronce en K1 200

Craviotto: “Las medallas son trozos de metal, lo mejor es hacer feliz a todo un país”

Saúl Craviotto ser mostró muy feliz tras lograr un bronce olímpico compartido en la prueba de K1 200. “Es un orgullo tener cuatro medallas, pero al fin y al cabo sólo son trozos de metal, lo realmente importante es hacer feliz a toda la gente que me apoya, mi familia y a todo un país como España“, reconoció con una sonrisa en los labios.

“Dije el pasado Mundial que habían despertado a la bestia”, comentó recordando el momento de 2015 en que cambió todo tras un mal resultado en la competición más importante del año. “He sacado lo mejor de mí mismo y este año me he esforzado más que nunca”, apuntó.

Tras una mala salida, el palista español remontó hasta la agónica tercera plaza que compartió con el rivakl alemán. “No ha sido la carrera soñada porque había visualizado una mejor salida, pero he podido sacar energía y fuerza de donde podía y ha salido perfecto“, explicó.

De sus cuatro metales olímpicos dijo que eran “un sueño” y que cuando empezó ya se “conformaba con ir a unos Juegos”. Dos oros, una plata y un bronce salpican ahora su notable palmarés. “Ya tengo una de cada color, sólo me faltaba el bronce”, bromeó muy feliz por su doblete en Río.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Suma ya cuatro medallas olímpicas, dos de ellas de oro

Craviotto, el sucesor de Cal

Saúl Craviotto posa con la medalla de bronce en K1 200
Saúl Craviotto posa con la medalla de bronce en K1 200 Ramón Navarro

Saúl Craviotto fue de los primeros en conocer el adiós de David Cal al piragüismo de élite. Lo supo por el propio palista durante un acto de la UCAM pocos días antes de que se conociera públicamente. Se mostró sorprendido, consciente del calado que tendría para el deporte español en general y el piragüismo en particular.

“David nos ha enseñado el camino”, decía Craviotto entonces, destacando el cambio de mentalidad que habían vivido los palistas españoles al creer y asimilar que se podía ganar a cualquiera.

Con el adiós de David Cal, era precisamente Saúl, con dos medallas olímpicas en su currículo -el oro en K2 500 de Pekín y la plata del K1 200 en Londres-, quien se erigía en el referente del equipo español de piragüismo, una disciplina cuyos resultados olímpicos se habían multiplicado desde la irrupción de David Cal en Atenas 2004. “No me da vértigo, probablemente sea lo lógico por edad y resultados”, admitía Saúl. Su experiencia, éxitos deportivos y años de competición le hacían valedor de esa condición de sucesor del deportista español olímpico más laureado de la historia.

Y Craviotto, el policía que ha sabido adaptarse a compañeros de kayak en un tiempo récord -ya lo hizo con ‘Perucho’ en Pekín y ahora con Cristian Toro en Río-, no ha defraudado. Con dos opciones de medalla en estos Juegos, Craviotto, a sus 31 años, ha hecho pleno: un oro con el K2 200 y un bronce en el K1 200.

El ilerdense suma ya cuatro medallas olímpicas y con dos oros ha entrado por derecho propio en el selecto grupo de los bicampeones olímpicos, junto a Luis Doreste (dos oros en vela, en Los Angeles 1984 y Barcelona 92), Theresa Zabell (vela, en Barcelona 92 y Atlanta 96), Joan Llaneras (ciclismo en pista, oros en Sidney 2000 y Pekín 2008, y platas en Atenas 2004 y 2008), Gervasio Deferr (gimasia, oros en 2000 y 2004, y plata en 2008) y Rafael Nadal (tenis, oro individual en 2008 y en dobles en 2016). “Cuando falte, le vamos a echar de menos”, admite su compañero de equipo Sete Benavides. “Ha sostenido el piragüismo después de Cal”.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Los oceánicos llevaron el partido al límite en defensa

España se cuelga un bronce agónico en una ‘guerra’ ante Australia

España se cuelga un bronce agónico en una ‘guerra’ ante Australia

El sufrimiento parece el sino de esta España que ayer volvió a convertirse en leyenda de la manera más agónica y sufrida. El equipo nacional se colgó el bronce en los Juegos de Río (tercera medalla olímpica consecutiva) tras imponerse 88-89 en una dura batalla ante una Australia que no quiso actuar de comparsa y que sólo se rindió en el último ataque ante la buena defensa española.

España saltó al escenario con el repertorio bien memorizado y comenzó el concierto con el rasgueo rabioso de una guitarra ‘heavy’. Con una defensa que se ha aprendido muy bien los automatismos del libro de Scariolo y con un ataque en el que Pau y Mirotic ejercían de doble pedal contra el bombo australiano. Primero uno, luego otro y si no, los dos a la vez. Una melodía atronadora pero perfectamente ejecutada que anestesiaba a los oceánicos.

Los Boomers actuaban en otro registro. Si España era el grupo bien conjuntado en el que los instrumentos de acompañamiento complementan a los solistas, en el equipo australiano todo era cosa de la calidad de los solos que pudieran ejecutar en ataque Patty Mills y el veterano David Andersen, que ayer recordó a su mejor época supliendo a un Bogut que no afinó su partitura ante España.

El equipo de Scariolo aprovechaba a su pareja interior para marcarse un primer tramo de concierto impecable. Entre triple y triple de Pau y Mirotic, alguna colaboración de Felipe y una canasta postrera de Claver, España se iba con seis puntos de renta al final de los 10 primeros minutos. Una diferencia que se antojaba escasa tal y como había ido el encuentro hasta entonces.

El segundo bloque empezaba de la misma manera. Con una España sinfónica en la que todos sus instrumentos se acoplaban en armonía. Un triple de Felipe, otro de Claver y dos canastas de Pau parecían lanzar al combinado de Scariolo a un final tranquilo y controlando el tempo para saber cuándo subir de intensidad y cuándo tirar de balada para tranquilizar el ritmo.

Sin embargo, la versión más batalladora de Australia apareció en escena. Los oceánicos preferían otros ritmos. Algo más físico, que se pudiera bailar con más contacto y empezaron a ‘arrimarse’ a sus parejas en defensa. El problema fue que en muchas ocasiones malentendieron el baile y sobrepasaron el límite con una defensa excesivamente dura que terminó por desquiciar a los españoles y por meter a los Boomers en el encuentro, como reflejaba el marcador al descanso, 38-40.

Esa sería la música durante el resto del encuentro. Un sonido más sucio y un ritmo más trabado en el que los australianos se manejaban mejor. Sobre todo, con un Patty Mills entonado que veía el aro rival como si fuera la pileta que Phelps convirtió en histórica. El nuevo compañero de Pau en los Spurs se fue hasta los 30 puntos, convirtiéndose en una auténtica pesadilla para la tela de araña tejida por Scariolo.

El base australiano, sin embargo, ya sabe qué va a encontrarse cuando llegue a San Antonio esta temporada. Un Gasol imperial que domina todos los instrumentos del baloncesto. Igual anota 30 puntos que recoge 11 rebotes que defiende. Es el hombre orquesta de España y durante el tercer cuarto fue el sostén de una selección que aguantó como pudo el envite de Mills en un tercer cuarto que terminaba 64-67 tras un triple de Mirotic.

Quedaban los bises. Ese momento de todo concierto en el que el público se viene arriba con los mejores temas del repertorio. Pero en este partido, lo que debería haber sido un éxtasis se convirtió en agonía jugada tras jugada.

Era el desenlace que el propio partido había trazado. Un final no apto para cardíacos que comenzaba con un triple del Chacho. El tinerfeño apenas había aparecido en el partido, pero es de esa clase de jugadores que no necesita acumular grandes números para ser decisivo en el partido. Y ante Australia fue uno de esos encuentros.

El cuarto acto se sucedía entre acordes de una y otra banda. Cada uno en su estilo, pero ambas llevando el duelo a un estadio de sufrimiento en el que España había salido muy mal parada en estos Juegos.Al menos hasta la fecha.

Porque ante Australia el destino quiso que la moneda cayera de cara para la ÑBA, que supo defender a Mills en los instantes finales y que esta vez sí atinó con los tiros libres en los momentos decisivos. Sobre todo Sergio Rodríguez que mostró su templanza desde el 4,60 para cerrar el partido en ataque. Pero quedaba sufrir una defensa más.

La mejor cara de España durante el torneo, la que muestra al cerrar su aro, volvió a funcionar y forzó una pérdida letal para los australianos. Era el apoteosis para una España que una vez más volvió a sonar con melodía triunfal. Un sonido que por repetido no deja de gustar.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El alero da una exhibición en una primera mitad para el recuerdo

Kevin Durant lanza al Dream Team a por su oro más sencillo

Supera la mayor diferencia (+44) en una final olímpica

Los aficionados de los Golden State Warriors estarán frotándose las manos si vieron a Kevin Durant en la final de los Juegos de Río. El flamante fichaje de los californianos dio un auténtico recital ante Serbia, liderando a un Dream Team que hizo buenos los pronósticos y se colgó el oro tras imponerse por 66-96.

El alero de Washington demostró por qué los Warriors le van a pagar más de 26 millones de dólares y con una primera mitad para enmarcar (24 puntos en 20 minutos), dejó visto para sentencia el choque que permite a los estadounidenses colgarse su tercer oro consecutivo y el más sencillo de ellos.

En esta ocasión el combinado ‘plavi’, que en la fase de grupos había puesto en aprietos al Dream Team, no tuvo ninguna oportunidad de hacer dudar a un rival muy superior en todas las facetas del juego. Los de Djordjevic apenas duraron un cuarto, que fue lo que tardó Durant en entrar en ignición.

El alero sacó todo su arsenal ofensivo en el segundo parcial y entre triples y mates aniquiló el partido en un abrir y cerrar de ojos poniendo a los pupilos de Mike Krzyzewski con 23 puntos de renta tras el segundo acto. Al final del choque su anotación se fue hasta los 30 puntos, igualando la mejor marca en una final olímpica. Un registro que estaba en poder de Adrian Dantley en 1976 y del propio Durant en 2012.

El resto del partido fue un paseo para los estadounidenses que se dedicó a aumentar su ventaja y a gustarse para deleite del público, que jaleaba cada acción de un equipo que ha dejado de soñar en oro para volver a bañarse en él.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Su valentía le da el tercer puesto

Coloma pone el broche de oro con un bronce

Es la tercera medalla en la historia del mountain bike español

Carlos Coloma besa la medalla de bronce conquistada en Río.
Carlos Coloma besa la medalla de bronce conquistada en Río. RTRPIX

El mountain bike español volvió a realizar una entrada triunfal en unos Juegos Olímpicos. Hace 12 años, José Antonio Hermida, que aún tiene fuerzas para completar sus cuartos Juegos (15º), llegó a la meta de Atenas desenfundando sus pistolas. Fue una plata que creó la leyenda del pistolero. Ahora, su delfín, el riojano Carlos Coloma, cambió el guión y entró en tercer lugar en el espectacular circuito de Deodoro dando pases toreros a derecha e izquierda con el bigote de mariachi que se ha dejado para la cita olímpica. Ya lo hicieron en Londres y arrancó un diploma. Esto es una medalla, palabras mayores.

En una carrera de desgaste, en el que a las primeras de cambio la figura mediáticaSagan, otro que también entiende el espectáculo, pinchó y quedó fuera de la pelea, Coloma fue un valiente. Desde que el suizo Schurter impidió cualquier especulación y rompió la carrera junto al checo,campeón olímpico, Jaroslav Kulhavy, Coloma inició su particular carrera. Quería una medalla. Ya tenía un diploma en Londres. Ahora era un todo o nada.

A los 9,5 km dio caza al grupo, iniciada ya la segunda de las siete vueltas del circuito. Y pasó a la acción. Animó a checo y suizo a abrir hueco y sólo el francésMarotte tuvo respuesta. En 13 km, los boletos se habían repartido: cuatro hombres y tres puestos.

Schurter y Kulhavy se marcharon. En un circuito durísimo, embarrado por la lluvia, y con bajadas que requerían una técnica exquisita, Coloma se quedó en un terreno intermedio, con Marotte apretando al máximo para cogerlo. Le atrapó para el ecuador, pero los gestos en la bici suelen ser sinceros. Coloma bromeaba con la cámara y sacaba la lengua. El francés, otra pelea entre un galo y un español por una medalla como en Atenas, encogía el rictus por el esfuerzo.

Así llegaron a la vuelta final. Coloma se la jugó en la bajada.. Estaba acalambrado y atacó hasta icnco veces hasta que Marotte reventó. Entre troncos y rocas, el riojano quería salir a hombros. Abrió una distancia de 50 metros antes de mirar para atrás y sentirse con la medalla al cuello. Su valentía había alcanzado premio, la tercera tras las de Fullana (bronce Sidney 2000) y Hermida.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Asegura que confiaba plenamente en sus opciones

Coloma: “Sabía que si confiaba en mí mismo lo podía conseguir”

Coloma celebra el bronce nada más cruzar la línea de meta.
Coloma celebra el bronce nada más cruzar la línea de meta. RTRPIX

El riojano Carlos Coloma, tercer clasificado en la prueba de ciclismo de montaña de los Juegos Olímpicos de Río 2016, aseguró en declaraciones a EFE que “confiaba plenamente” en sus opciones de éxito y calificó este domingo como “el día más importante” de su carrera deportiva.

“Para mí es el día más importante de mi carrera deportiva. Con rivales como el suizo Nino Schurter, el checo Jaroslav Kulhavy o el francés Julien Absalon es muy difícil (conseguir medalla), pero venía diciendo que a un día podía pasar cualquier cosa. Hoy confiaba plenamente en mí“, dijo emocionado, ya con la medalla de bronce colgada de su cuello.

El corredor del equipo MMR Factory Racing, responsable de situar en 17 el total de medallas de la delegación española en los Juegos de Río 2016, apuntó: “Sabía que si confiaba en mí mismo lo podía conseguir. Para mí es un sueño hecho realidad”.

Cerca del podio se había quedado en los Juegos Olímpicos de Londres, en los que fue sexto, pero hoy el tercer cajón del podio le perteneció como premio a la exigente preparación que completó bajo la supervisión de su entrenador físicoMikel Zabala y del exboxeador José Ignacio Barruetabeña.

“En 2013 tuve un año en blanco por una operación doble en el hombro que me dejó fuera de la bici de montaña, pero he vuelto con mucha fuerza”, destacó.

El corredor de Albelda de Iregua confesó que le gusta preparar especialmente las carreras de un día, en las que se ve con más opciones de pelear por el triunfo ante “estos animales”. “Para los Juegos de Londres me había preparado a tope y con el sexto puesto vi que a un día podía conseguir cualquier cosa. El último año venía enfocado al cien por cien en esta carrera“, abundó.

Coloma explicó que después de una preparación exigente deseaba poner el “remate final con la medalla”. “Sabía que era complicado, pero tenía en mi mente el mensaje de que lo podía conseguir. Si lo piensas y lo trabajas duro, puedes conseguir cualquier cosa”, remarcó.

El corredor español quiso compartir su triunfo con su compatriota José Antonio Hermida, plata en los Juegos de Atenas 2004 y decimoquinto clasificado en Río de Janeiro. “Me ha enseñado mucho. Me ha enseñado su raza, su estilo de competir y de entrenar y también va dedicado para él“, aseguró sonriente bajo el bigote mexicano que los tres componentes del equipo español lucieron en la cita olímpica.

Preguntado por sus planes de futuro, Carlos Coloma manifestó que su “ilusión es llegar a los Juegos de Tokio 2020”. “Creo que todavía tengo mucho recorrido en las piernas. Además, tengo en casa a dos niños que me empujan mucho a luchar por las victorias. El pequeño, de cinco años, da por hecho que siempre voy a ganar”, comentó.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Tras su séptima participación en unos Juegos Olímpicos

García Bragado, abanderado en la ceremonia de clausura

García Bragado durante los 50 kilómetros marcha en Río
García Bragado durante los 50 kilómetros marcha en Río José Antonio García

Los Juegos Olímpicos de Río han sido muy especiales para Jesús Ángel García Bragado, que cumplirá 47 años en octubre. El atleta español se ha convertido en el deportista de nuestro país con más citas olímpicas a sus espaldas o, mejor dicho, en sus piernas. Siete Juegos, uno más que Manel Estiarte (waterpolo) y que el jinete Luis Álvarez de Cervera. Y se marchará de Brasil siendo el abanderado en la ceremonia de clausura, como ha adelantado Onda Cero.

“Es un premio a un deportista único”, ha dicho Alejandro Blanco. ‘Bragator’ fue el único de los tres españoles que concluyó la prueba de 50 kilómetros marcha. Acabó en el puesto vigésimo, con un tiempo de 3h.54:29.

Su llegada a Río ya fue especial. El equipo español le hizo un pasillo y le dedicó un interminable aplauso a su llegada a la Villa Olímpica. No estaban sólo los atletas sino deportistas de todas las disciplinas, incluidos Carolina Maríno las selecciones de hockey y balonmano.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Seis cuartos puestos que dejaron la miel en los labios

España alcanza las seis ‘medallas de chocolate’

Fátima Gálvez, Castroviejo, Mireia, Nadal, Benavides y Betanzos/Echegoyen se han quedado a las puertas del podio

Nadal se lamenta en un momento del partido ante Nishikori en los...
Nadal se lamenta en un momento del partido ante Nishikori en los Juegos de Río. RAMÓN

España mira con recelo el medallero en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro pues a pesar de lo que brillan los metales conquistados, da la sensación de que éstos podían estar siendo más.

Fátima Gálvez fue la primera en saborear la amargura de la denominada medalla de chocolate. La cordobesa acabó cuarta en tiro en la modalidad de foso olímpico al ceder ante la estadounidense Corey Cogdell en un desgraciado desempate.

Jonathan Castroviejo acarició el podio en la prueba de contrarreloj. Firmó una brillante actuación con un tiempo de 1.13:21, pero se quedó a apenas cuatro segundos del tercer puesto del cajon.

Mireia Bemonte acabó cuarta la final de los 800 metros libre, a sólo 2.18 segundos de la que hubiera sido su tercera medalla en Río. La nadadora pudo calmar esa desazón con sus otras dos conquistas, un oro y un bronce que brillan en el medallero de la delegación española.

Rafael Nadal sigue un camino paralelo. Logró el oro en dobles junto a Marc López, pero cayó en el cuadro individual ante el argentino Juan Martín del Potro en semis y el japonés Nishikori en el duelo por el bronce, privándoles así de ampliar su número de metales.

Este jueves fueron otras dos opciones marradas. Primero Sete Benavides se quedó a 21 milésimas del bronce olímpico en la final de C1 200. Después fueron Tamara Echegoyen y Berta Betanzos quienes se quedaron a las puertas de la gloria en la clase 49er FX de vela.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Supera a Epi, líder de esta clasificación hasta ahora

Histórico Pau Gasol: máximo anotador de la selección

Con los 12 puntos anotados ante Estados Unidos en una gran primera parte, Pau Gasol se ha convertido en el máximo anotador en la historia de la selección española.

Pau alcanza los 3.331 puntos y supera en uno a Epi (3.330), que era hasta ahora el líder de esta histórica clasificación.

Los Juegos, los últimos de Pau con España, le están sirviendo al jugador de los Spurs para alcanzar varias barreras históricas como la de ser el segundo máximo reboteador y el máximo taponador en la historia de los Juegos.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 201621 milésimas separaron al español del podio

Sete Benavides, cuarto en la final olímpica de C1 200

Sete Benavides abandona cabizbajo el agua tras su cuarta plaza.
Sete Benavides abandona cabizbajo el agua tras su cuarta plaza. Ramón Navarro

Sete Benavides volvió a quedarse a un paso del podio en la final de C1 200, como ya le sucediera en los Juegos de Londres hace cuatro años.

El palista español fue cuarto, a sólo 21 milésimas del tercer clasificado, el brasileño Isaquías Queiroz, pupilo de Suso Morlán -ex técnico de David Cal- y uno de los grandes favoritos al oro. Se llevó el oro el ucraniano Cheban, mientras que la plata fue para el palista de Azerbaiyán, Demyanenko.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Acabó quinto en la final y Ferrer-Salat acabó décima

Severo Jurado y ‘Lorenzo’ consiguen diploma en doma clásica

Severo Jurado durante un ejercicio en Río de Janeiro.
Severo Jurado durante un ejercicio en Río de Janeiro. RTRPIX

Severo Jurado se quedó a las puertas de las medallas en la final de doma clásica en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al quedar en quinta posición. Montando a ‘Lorenzo’ y firmando una puntuación total de 83.553, el jinete español hizo una gran actuación en el Centro Olímpico Ecuestre de la ciudad carioca pero tuvo que conformarse con un diploma olímpico.

Por su parte, Beatriz Ferrer-Salat tuvo que conformarse con un décimo puesto. Montando a ‘Delgado’ firmó una puntuación de 80.161 en el último concurso, quedándose sin un diploma olímpico que sumar a un palmarés donde destacan las dos medallas conquistadas en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 (plata en doma clásica por equipos y bronce en doma clásica individual).

Los tres cajones del podio fueron ocupados por la britanica Charlotte Dujardin montando a ‘Valegro’ (93.928), la alemana Isabell Weth montando a ‘Weihegolg’ (89.071) y la alemana Kristina Broring-Sprehe montando a ‘Desperados’ (87.142).

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Bate el récord de España (20.12) y pasa a semifinales

Hortelano corre más rápido que Blake en Río

Segundo mejor tiempo en unas series en las que estaban Bolt, Gatlin, Blake…

Bruno Hortelano, tras cruzar la meta de su serie.
Bruno Hortelano, tras cruzar la meta de su serie. José A. GarcíaMARCA

El mundo ha descubierto a Bruno Hortelano. Fuera del continente europeo, el hombre más rápido de España no era más que el velocista ese del vídeo de Youtube que sale corriendo cuando le dicen que ha ganado la medalla en el Campeonato de Europa. Ninguno de las escuelas de referencia había reparado en un atleta atómico, con más cabeza aún que piernas, que en el Engenhao escribió la página más importante de la velocidad de este país hasta el momento.Quizás el libro aún no ha terminado. Se verá en las semifinales del miércoles de los 200 metros. Por ahora…

Bruno rompe moldes en España donde ya es un ídolo. “Si una empresa no es difícil de conseguir, no merece la pena”, sostiene. Es el estandarte de una generación sin complejos. “Me veo capaz de bajar de 20 segundos”, dijo al terminar la serie que ganó por delante de Yohan Blake, el segundo hombre más rápido que ha visto la humanidad. En 100 está Bolt y luego Blake. Adentrarse en un mundo vetado para los blancos es una hazaña. Marcar el segundo mejor tiempo (20.12, con 0,2 de viento en contra) tras De Grasse (20.09) en las series de unos Juegos Olímpicos es una victoria, aunque Bolt (20.28) y Gatlin (20.42) estuvieran comedidos en el esfuerzo.

Todo salió como Hortelano, que tiene cierto aire de genio, había visualizado. Repitió el protocolo. Lo de soñarlo la noche anterior, atarse las zapatilas en pista. Diez veces. Para Río era un desconocido. En su serie sólo anunciaron a Blake y al estadounidense Ameer Webb. A los demás no les permitieron ni saludar.

Se plantó en los tacos de la calle 8 y ¡boom! reaccionó en 161 milésimas. Se levantó enseguida e hizo una curva maraviilosa, aunque controlada. Es su forma de correr. Retrasa todo lo que puede el estallido del ácido láctico que lastra a los atletas en los últimos metros. De pronto se vio a la par que Blake. De un tipo que ha corrido los 200 en 19.26. Lo miró por dos veces y se dio el gustazo de ganarlo, frenando los últimos metros.

El premio fue la semifinal, un récord de España que es aún muy batible para él y el respeto mundial. Hortelano es ya un ídolo.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Mejoró, con 48.87, los 49.00 que Valero estableció en 400 vallas en 1987

Sergio Fernández bate el récord de España más antiguo

Dos centésimas le privan de estar en la final

Sergio Fernández, atleta honesto y ambicioso, de la cultura Hortelano de ‘no limits’, salió amargado de la pista del Engenhao. No le sació batir el récord más antiguo del atletismo español, el de los 400 vallas, modernizarlo con 48.87 segundos, 13 centésimas menos que los 49.00 que regían desde 1987 con José Alonso Valero. “El récord es secundario”, dijo disgustado por no estar en la final.

Son excelentes noticias para el atletismo español que aparezcan chicos como el navarro, que ambicionan una plaza entre los ocho primeros del mundo y con 23 años lamenta que el paso de la última valla no le permitiese dar caza al keniano Tumuiti, que fue segundo y clasificó directamente. No es casualidad quiénes son los dos chicos que el martes batieron récords nacionales en España. Dos chicos ejemplares. Él y Bruno.

En las zapatillas del cuatrovallista viajan Antonio, Marisol, Raquel, los ‘Ciruelos’ blumenses, sus colegas de la Blume y sus amigas. Todos esos nombres en unos esparadrapos que se reparten por el calzado. Fernández es un chico agradecido y con memoria. Cuando se le pregunta que por qué sale tanto vallista de Navarra (Coloma, él…) cita a Luis Requetibate, el coordinadodr de atletismo del Lagunak. “Ël es el que anima a los chicos al atletismo”, dice, pero luego también repara en su entrenador Jesus Álvarez para agradecerle lo que progresan. O regala su última medalla del Nacional a una luchadora del cáncer.

Sergio corrió por la calle 1, un pasillo, complicado, que engaña en las distancias, de una manera formidable. Tenía la peor marca de todos los participantes, pero eso le motivó. Salvo Clement, que ha corrido en 47.24, todos eran batibles. Y batió a todos menos a Tumuiti. Malditas dos centésimas.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Radio MARCA entrevista a la campeona olímpica

Mireia Belmonte: “No sé si me gustaría más abanderar la apertura o la clausura”

Mireia Belmonte: “No cambiaría nada de estos Juegos, han sido perfectos”

Mireia Belmonte pasó por Radio MARCA, donde reconoció que tiene la tentación de dormir con la medalla de oro. Así de contenta está la nadadora española, campeona olímpica. Dice que los Juegos han sido perfectos para ella.

En Londres 2012 ganó dos platas, ahora un bronce y un oro. Suena bien eso de ser campeona olímpica.
Sí, y eso ya es de por vida. Estoy orgullosa y, como dice Fred [Vergnoux, su entrenador], toda tu vida cada mañana cuando te levantes ya puedes decir que eres campeona olímpica.
¿Ya eres consciente de lo que has logrado?
No, todavía no. Hasta que no llegue a España y esté en mi realidad no lo seré… Aquí estas en la villa y la gente no te para mucho, no te conoce. Las estrellas son Bolt, Nadal, Pau… Tú eres una más y cuando esté en España notaré más el cariño y la admiración de la gente por haber conseguido lo que he logrado.
¿No te paran por la villa para hacerse fotos contigo?
Los españoles sí, pero los internacionales no. Tampoco se me ve mucho, como soy pequeñita, paso un poco desapercibida (sonríe).
¿Miras muchas veces la medalla de oro?
No mucho. Merece que me vaya a dormir con ella, pero se me puede caer, así que prefiero guardarla en el cajón (ríe).
¿Has pensado en hacer alguna locura como tirarte en paracaídas?
Prefiero irme de vacaciones. Todavía no tengo destino porque no me gusta decidirlo antes de que acabe la temporada para no estar pensando en ello. Simplemente quiero disfrutar y relajarme.
¿Eres capaz de relajarte y no meterte en la piscina durante dos semanas?
Tanto tiempo no. Tengo que tocar el agua. El día que acabé el 800 [su última prueba] pensaba: ‘¿Y ahora qué? ¿Qué voy a hacer mañana? ¿A qué hora me voy a levantar?’. Te cuesta mucho planificar el día porque lo tenemos todo tan estudiado que cuando no tenemos que hacer nada pienso: ‘¿Y ahora cómo me organizo?’. Cuando no haces nada empiezas a comer pero piensas: ‘Esto no lo tengo que comer, pero a la vez dices… ¡si estoy de vacaciones!’. Son muchos pensamientos que se te vienen a la cabeza pero después te relajas y es todo más tranquilo.
¿Cuántas felicitaciones has recibido? ¿Te ha llamado el Rey, por ejemplo?
Aún estoy respondiendo mensajes de felicitación y también agradezco lo que se ha volcado la gente conmigo en las redes sociales. La gente que me conoce sabe que, aunque no les he contestado, se lo agradezco de verdad. El Rey no me ha llamado, pero me felicitó vía twitter y eso es de agradecer.
¿Cómo pasaste la noche en la que conseguiste el oro sabiendo que al día siguiente volvías a competir?
Acabé la entrega de medallas y la rueda de prensa en la piscina, luego vino el control antidoping, cené, masaje y sobre las 3:30 estaba en la cama, pero hasta las 4.00 no me pude dormir. Al día siguiente, sorprendentemente, no me levanté muy cansada pero sé de uno [Fred] que no pudo dormir.
¿Qué te ha parecido la organización? Ha habido días que habéis tenido que esperar 20 minutos al autobús. ¿Ha habido desorganización?
Hay mucha gente. La piscina es un deporte de los más mediáticos en los Juegos y cuando acaban las finales todo el mundo sale corriendo a coger los autobuses que van a tope pero, bueno, para mí han sido unos Juegos muy bonitos. Brasil siempre me ha gustado mucho como país y las cosas externas que no puedes controlar son iguales para todo el mundo. Toca aceptarlo y hacerlo lo mejor posible con lo que tienes.
¿Te han dicho si vas a ser la abanderada de la ceremonia de clausura?
No, no me han dicho nada.
¿Te haría ilusión?
Si pudiera serlo en Tokio… Si me dan a elegir entre clausura o inauguración no sé con cuál me quedaría. Me voy a quedar hasta el final de los Juegos, pero todavía no he tenido ninguna noticia.
Las de natación no pudisteis estar en la inauguración porque competíais al día siguiente, pero hicisteis la ceremonia muy divertida en la villa y contigo de abanderada.
Fue espontáneo. Dijimos, ¿no podemos ir? ¡Pues que la inauguración venga a nosotras! Cogimos una bandera que teníamos en la habitación, le pusimos un ‘palo selfie’ de la fisio, conectamos música de otra inauguración y abrimos las puertas de la terraza y, como en la tele, salimos haciendo gestos saludando a la familia. Fue muy divertido.
¿Cambiarías algo de esta semana de Juegos?
No, ha sido todo perfecto.
¿Antes de venir a Río qué idea tenías en tu cabeza de las medallas que podías conseguir?
Hay pruebas en las que soy más especialista, pero en otras tenía la marca para competir y había que intentarlo en todas. No tenía un objetivo claro. Para mí estar en la final, entre las ocho favoritas, ya es un gran papel. Allí puede pasar de todo: que gane el de la calle 4, que es el favorito; que gane el oro, que ha pasado, el de la calle 8… La final, para mí, es el paso más importante y quería estar en el mayor número de finales posibles.
¿Pero no pensabas “quiero ganar dos medallas o tres”?
No. Nunca se piensa eso porque si no te descentras un poco de lo que tienes que hacer hasta llegar a la medalla. Una medalla no viene tan fácil, hay que pasar muchas etapas. Si estuviéramos sólo pensando en la medalla a lo mejor no llega… o a lo mejor sí, pero pierdes todo el camino.
El otro día decías que ya estabas pensando en el Mundial del año que viene. Disfruta primero, ¿no?
Si me preguntáis… el año que viene tengo Mundial. Yo nunca me aburro. Cada año tengo algo, pero primero hay que disfrutar de esta medalla, descansar, desconectar y cuando me encuentre con la fuerzas suficientes volver a tirarme al agua al máximo nivel.
¿Se podría decir que eres una ‘enferma’ de la natación?
No creo que sea una ‘enferma’. Lo vivo con pasión, es lo que más me gusta hacer y, si no es con pasión, no salen los resultados.
¿Has derramado muchas lágrimas en este último año?
Algunas sí. Hay días que han sido muy difíciles, pero creo que las lágrimas que casi echo en el podio, estaba conteniéndome, borran las otras.
Tienes 25 años, ¿tienes claro que quieres estar en Tokio dentro de cuatro años?
Hasta que la mente y el cuerpo aguanten. Antes tenía la idea de que el nadador tenía que retirarse a tal edad, pero ahora hemos visto un campeón con 35 años, a Phelps ganando no sé cuantas medallas con 30 años y eso es lo bonito de la natación, que no tiene edad de retirada.
Decía Fred que vais a ir a Japón a entrenar.
Estuvimos en Sierra Nevada compartiendo la preparación final con ellos y es una pasada la cultura que tienen, cómo saludan a la piscina antes de tirarse, cómo se despiden de ella antes de salir… Siempre están contentos, te ayudan en lo que sea, son detallistas, son una pasada. Una temporada allí estaría muy bien.
¿Qué quieres ser de mayor?
Ya he cumplido el sueño de mi vida. Intentar hacerlo todo con la misma pasión que he estado haciendo la natación hasta ahora.
Hace un año empezaste una campaña de P&G con tu madre con el eslogan ‘Gracias, mamá’. ¿Te gustaría ser madre?
Sí. Ahora mismo no me lo planteo pero creo que, como dicen, a toda mujer le llega la llamada y para mí, mi madre ha sido muy importante en este camino. Sin ella, sin mis padres, no podría estar hoy donde estoy.
Para terminar, dime algo de Phleps.
Es increíble. Está hecho de otra pasta.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016A sus 34 años es ‘maestro’, campeón de Roland Garros y oro olímpico

Marc López: “Yo soy el especialista, Rafa el bueno”

El brillo del oro logrado junto a Rafa Nadal aún reluce en los ojos de Marc López (Barcelona, 1982). El gran especialista español en dobles se está forjando un palmarés extraordinario. Ganó el Masters con Granollers y Roland Garros con ‘Feli’, pero este título no tiene parangón.

¿A qué sabe el oro?
Es el primer día que no lo llevo encima. Al día siguiente de ganarla estuve todo el día con ella, pero hoy la he dejado en la Villa. Sabe a gloria. Es un sueño, lo máximo a lo que un deportista puede aspirar. No tengo palabras. Aún estoy asimilando que hemos ganado el oro.
¿Pesa la medalla?
Pesa de felicidad. Fueron muchas emociones y nervios, pero una vez que terminas, te cuelgan la medalla y oyes el himno español, sabes que todo ha valido la pena. Son momentos que yo veía por la tele y poder vivirlo en primera persona es lo máximo.
¿Tiene pensado dónde la va a colocar?
Tengo la réplica del trofeo de Roland Garros en el salón de casa e imagino que la medalla también estará por ahí. Es algo único y quiero que se conserve bien y situarla en un sitio que la pueda ver cada día porque es para recordarlo.
¿Cuál es su primer recuerdo de tenis olímpico?
Cuando Jordi Arresse ganó la plata en 1992. Soy de Barcelona, tenía 10 años, ya jugaba al tenis, mi madre fue voluntaria en los Juegos y siempre me acuerdo de esa plata.
¿Qué tienen los Juegos?
Es algo único, una competición especial que se celebra cada cuatro años. Ya estar aquí era algo único, imagina ganar una medalla… y más la de oro.
¿Le hacía ilusión ver a alguien en la Villa?
Bolt, Phelps, … los típicos. Pero no me he hecho fotos con nadie. Aun así, me quedo con los que tenemos en casa. Rafa es un ejemplo para cualquier deportista, Pau Gasol…
¿Se han hecho muchas fotos con usted?
Conmigo no mucha gente, pero con Rafa todo el mundo. Es un crack, nunca tiene un no por respuesta. Yo me he hecho una después de ganar el oro, pero porque voy con él. De lo contrario no me habría hecho ninguna.
Se juntaron casi de rebote. ¿Cómo se forjó esta pareja?
Yo iba a jugar con ‘Feli’ y Rafa con Verdasco, pero no quisieron venir por diferentes motivos y he tenido la suerte de que Conchita y Rafa confiaran en mí. De carambola, de rebote o porque Dios ha querido. Me ha tocado jugar con él y eternamente agradecido.
Junto a Rafa ha ganado el oro olímpico, dos veces Indian Wells y otras dos Doha. ¿Por qué no se juntan más a menudo?
Porque Rafa tiene su carrera individual y debe centrarse en ella porque eso ya tiene suficiente degaste. Para Rafa el doble es secundario, juega muy pocas semanas al año y para mí es un honor que las pocas veces que juega me llame y juegue conmigo.
¿Este ‘matrimonio’ tiene futuro?
Nosotros nunca nos hemos separado… ni juntado. Rafa entiende que yo tengo una pareja fija cada semana porque me dedico sólo al dobles y ahora con ‘Feli’ formo un matrimonio muy bien avenido y no le voy a poner los cuernos [sonríe].
El especialista en dobles es usted. ¿Le da muchos consejos a Rafa?
¡No!. Yo soy, en teoría, el especialista, pero el bueno de la pareja es él. Es quien lleva el peso del doble. Y yo encantado porque él tiene más experiencia y estos partidos son de mucha tensión y nervios. A mí me cuesta un poco más. ¡Qué le voy a contar yo a Rafa que no sepa!
Sobre la pista parecía que Marc era el escudero en el fondo de pista y que Nadal era el que subía a la red. ¿Cuál era la táctica?
No preparamos mucha táctica. Jugamos un poco por instinto. Nos conocemos muy bien. Rafa tiene un juego muy bueno desde el fondo. En la red le cuesta un poco más porque no está acostumbrado a jugar dobles. Mi juego también es de fondo, pero he intentado mejorar mucho en la volea y creo que lo he conseguido. Tengo el problema del saque, que no es del todo bueno, pero cada uno tiene sus armas. Tácticas hemos usado muy pocas. La mejor táctica es jugar con ilusión y dejarse la piel en cada punto.
Son buenos amigos y pareja ocasional. ¿Iguales o diferentes?
Somos bastante parecidos. Él no para quieto, le encanta hacer cosas; a mí me gusta más descansar. Quitando eso nos parecemos. Tenemos bastantes ‘hobbies’ en común y eso hace que seamos también tan amigos: PlayStation, el golf, el fútbol, ver películas, series…
Presume de haber ganado 6-0 a Nadal el día que se conocieron. ¿Quién gana ahora al fútbol y a la Play?
Rafa me gana a todo, así de claro. A la videoconsola al principio ganaba yo, pero se entrenó y me terminó ganando; en golf nunca ha habido partido, siempre me vencía fácil, y en tenis qué te voy a contar. Ese 6-0 me lo ha devuelto doblado.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Octava en 20 km, tercer diploma olímpico consecutivo

La marchadora Beatriz Pascual, la más diplomada

Beatriz Pascual durante la prueba de 20km marcha en Río.
Beatriz Pascual durante la prueba de 20km marcha en Río. RTRPIX

Beatriz Pascual puede cubrir alguna pared de su casa con sus diplomas olímpicos enmarcados. Sexta clasificada en Pekín 2008 en los 20 kilómetros marcha, séptima en Londres 2012 y este viernes, octava en Río. Su regularidad en la alta competición es providencial. Un quinto, un sexto y un octavo puestos la acreditan también en Mundiales.

La marchadora española se metió en el grupo de cabeza que lideraba el trío de representantes chinas, junto a Raquel González. Aguantaron ahí hasta que las más fuertes cambiaron de ritmo, el grupo se disgregó y cada una tuvo que hacer su propia guerra.

“He sufrido muchísimo, ha sido una competición durísima para todas”, reconoció Pascual. “Desde el kilómetro 12 he ido esprintando hasta el final y no sabes ya de qué fuerzas tiras. Lo he intentado y he arriesgado porque no tenía nada que perder”, prosiguió.

Las posiciones de cabeza se definían, con una lucha por las medallas que se decidió prácticamente al esprint en favor de la china Hong Liu, ganadora en una hora 28 minutos y 32 segundos, por delante de la mexicana María Guadalupe González y su compatriota Xiuzhi Lu, a dos y siete segundos respectivamente.

Pascual se debatía a algo más de un minuto de la cabeza. “Algunas rivales que eran mi referencia se han retrasado, otras se me han ido, y ahí me he quedado luchando con la australiana que he conseguido ganarla”, relató Beatriz. “Por supuesto me hubiera gustado luchar po medalla, pero el diploma era lo único que podía alcanzar, y contentísima”. Su tiempo final fue de 1h 30:24, aventajando en cuatro segundos a la australiana Regan Lamble.

En el puesto vigésimo entró González (1h33:03), que perdió posiciones en la última parte de la prueba. La tercera española, Julia Takacs, fue trigésimo tercera (1h35:45).

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Rebaja en 15 centésimas el récord del mundo de 400 por la calle 8

Wayde Van Niekerk o el velocista perfecto

El sudafricano Wayde van Niekerk levantó al público del estadio olímpico de Río de Janeiro con un soberbio récord del mundo de 400 metros lisos. El atleta de Ciudad del Cabo paró el crono en 43,03 segundos corriendo sin referencias por la calle 8, algo realmente llamativo, en una exhibición de poderío sin antecedentes.

El legendario récord ‘sevillano’ que ostentaba Michael Johnson (43,18) desde el Mundial de 1999 se le quedó pequeño por 15 centésimas y el mordisco a la plusmarca olímpica, que no se movía desde Atlanta, fue de casi medio segundo.

En la noche destinada a la leyenda de Usain Bolt, el considerado por muchos como verdadero hombre más rápido del mundo volvió a reabrir el debate de si es el hectómetro la verdadera vara de medir la velocidad humana. Van Niekerk es el único atleta hasta la fecha que ha sido capaz de bajar de diez segundos (9,98) en los 100 metros, de veinte (19,94) en los 200 y de cuarenta y cuatro en los 400. En Río rozó la barrera de los 43, dejando claro que esa ‘Trifecta’ extraterrestre, sólo a su alcance, podría sublimarse en años venideros.

Un portento sin pegada mediática

Hincha reconocido del Liverpool, el atleta sudafricano, creyente y sacrificado, es uno de los grandes deportistas mundiales más desconocidos por el gran público. Sus 15.000 seguidores en Twitter (antes del récord) languidecen en comparación con los más de cuatro millones del mediático relámpago jamaicano.

Su entrenadora, la ‘abuela’ de 75 años Anna Sophia Botha, también es un caso de lo más singular en el mundillo atlético. Ella es la responsable de reconvertir a un prometedor atleta de 200 en el cuatrocentista más rápido de la historia.

Hijo de padres atletas, que vivieron bajo la lacra del ‘apartheid’ que condenó a la población de raza negra en Sudáfrica a una vida en guetos, sus inicios en el atletismo llegaron a través del salto de altura tras un coqueteó con el fútbol y el rugby, deporte nacional sudafricano. A sus 24 años, se puede considerar su evolución como una de las más meteóricas en la historia del atletismo, habiendo rebajado su marca en el 400 en algo más de dos segundos desde 2013, cuando completó su primera gran ‘vuelta a la pista’ en 45,09.

Tras saltar a la fama el pasado Mundial de Pekín, donde ganó una carrera en la que se exprimió tanto que abandonó el tartán en camilla, siendo hospitalizado porque “sus constantes vitales eran inestables”, su evolución ha sido imparable. De aquel 43,48 ha bajado tres escalones hasta el abismo de los 42 segundos al que él, y sólo él, podría asomarse algún día. Palabras mayores.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Repite título olímpico como atleta más completo con 8893 puntos

Ashton Eaton vuelve a reinar en el decatlón

Nadie tose a Ashton Eaton en el concurso de decatlón. El norteamericano de 28 años revalidó su oro olímpico de Londres con una puntuación de 8893, igualando el récord olímpico y aventajando en 59 al segundo clasificado, el francésKevin Mayer y en 227 al canadiense Damian Warner, medalla de bronce.

Una de las medallas de oro cantadas de Río de Janeiro no falló y volvió a demostrar por qué es el atleta más completo del mundo del último lustro. Desde su segundo puesto en Daegu 2011, el estadounidense ha encadenado dos Juegos Olímpicos y cuatro Mundiales (dos indoor y dos al aire libre) subiéndose a lo más alto del podio.

Eaton firmó en Río un sensacional concurso, imponiéndose en las pruebas de salto de longitud y 400 metros. Sus peores resultados fueron un 18º en jabalina y un 14º en salto de altura, compensó con creces con dos segundos en los 100 metros lisos y los 110 vallas y un tercero en salto con pértiga.

En la prueba que decide el decatlón, la carrera de 1.500, Eaton se limitó a marcar a Mayer, único rival que podía meterle en problemas, ganándole en la recta final. Con su victoria carioca se convierte en el tercer decatleta en sumar dos oros olímpicos después de su compatriota Robert Mathias (Londres 48 / Helsinki 52) y el británico Daley Thompson (Moscu 80 / Los Ángeles 84)

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Se impuso al estadounidense Chelimo y al etíope Gebrhiwet

Mo Farah apabulla en el 5.000 y repite doblete

No nació en Reino Unido pero tampoco lo hizo en otro planeta como podría llegar a pensarse. Mo Farah, rey absoluto del fondo en la pista de atletismo, volvió a demostrar que es el atleta más fuerte del mundo en los 5.000 metros al reeditar su triunfo olímpico de hace cuatro años y cumplir todos los pronósticos días después de colgarse otro oro en el 10.000.

El nuevo doblete olímpico del corredor de origen somalí, viene a confirmar una superioridad demostrada con puño de hierro en el último lustro, tras doblar también triunfos en ‘cinco’ y ‘diez’ en los pasados mundiales de Pekín 2015 y Moscú 2013. En Daegu 2011 ‘sólo’ pudo ganar el 5.000 y llevarse la plata en el doble de distancia.

Su carrera en el estadio Engenhao de Río de Janeiro fue de manual, aguantando cómodamente en el grupo durante los los dos primeros tercios de prueba para coger la punta, y no soltarla, en las últimas cuatro vueltas. Su último kilómero cotizó a 2:24 y la última vuelta a la pista la dio en un arreón maravilloso de apenas 53 segundos. Sólo Bekele en Pekín corrió más rápido en una final. Otra liga.

Su apabullante victoria en 13:03:30 minutos apenas se vio amenazada en la última curva de la prueba, donde el etíope Hagos Gebrhiwet le buscó sin éxito las cosquillas. Farah cambió nuevamente de ritmo con toda la clase del mundo en la recta final y el estadounidense, de origen keniano, Paul Kipkemoi Chelimoremontó hasta la segunda posición.

Tras la carrera, el citado Chelimo, Edris (4º) y Ahmed (5º) fueron descalificados por empujones pero tras la apelación de los deportistas, tanto Chelimo como Ahmed fueron recalificados. Así las cosas, Gebrhiwet se quedó de nuevo con el bronce y el veterano Bernard Lagat, vio como se le esfumaba su tercera medalla olímpica con 41 años. Apenas fue suya 45 minutos. Un 5.000 da muchas vueltas.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Superó su propio registro que databa del pasado año

La polaca Anita Wlodarczyk bate el récord del mundo de martillo

La polaca Anita Wlodarczyk estableció un nuevo récord mundial de martillo durante la final olímpica con un lanzamiento de 82,29 en el tercer turno.

La lanzadora polaca mejora en más de un metro su plusmarca mundial anterior (81,08), conseguida el 1 de agosto de 2015 en Cetniewo (Polonia).

Se trata del tercer récord mundial de atletismo que se bate en los Juegos de Río, después de los conseguidos por la etíope Almaz Ayana el viernes en 10.000 metros con 29:17.45 y por el sudafricano Wayde van Niekerk el domingo en 400 con 43.03.

Posiblemente no habrá otra victoria tan apabullante en estos Juegos en el Estadio como la que cosechó la polaca. Mandó el artefacto por encima de 80 metros, en el mejor concurso de su vida, Segunda fue la china Wenxiu Zhang (76,75) y tercera la británica Sophie Hitchon (74,54), con récord nacional.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Tercer oro olímpico en los 200 metros

Otro triplete de Usain Bolt

Batió por 23 centésimas a De Grasse, más de lo que sacó éste al séptimo

La octava maravilla de Bolt

De repente, el Engenhao de Rïo de Janeiro se transformó en una ‘little’ Jamaica. “One love, one heart. Lets get’s together now…”, la canción que había cantado a cámara Usain Bolt a una televisión australiana el día de la victoria en 100. Y siguieron acompañando otros ritmos de Bob Marley mientras la megaestrella acababa su paseíllo. Había ganado el 200, la prueba que más ha dominado desde que era un juvenil. “U-sain-Bolt, U-sain-Bolt”, gritaban los entusiastas aficionados como nadie ha gritado un nombre en este estadio. Río ‘torce’ por el jamaicano, que ha secuestrado el espectáculo. Causa pavor pensar qué será del atletismo el día que se vaya.

Bolt volvió a llevar a cotas maravillosas a su deporte. Tras una curva menos eficiente de lo que él imaginaba, aunque quizás tampoco lo imaginaba y sólo regaló un titular la víspera cuando dijo que iba a batir el récord del mundo, Usain volvió a protagonizar una carrera desproporcionada.

Acabada la compensación sacaba 10 metros a todo el paquete, una distancia que quedó reflejada con exactitud en meta. Bolt llegó en 19.79, con ligero viento en contra (-0,5 m/s) y sacó 23 centesimas al segundo, el canadiense Andre de Grasse(20.02), el único además del rey, que sacará dos medallas en la velocidad masculina en los Juegos. Fue tercero en 100. La distancia fue superior que la que sacó éste al panameño Alonso Edward, que fue séptimo con 20.23. Las milésimas dieron el bronce al francés Christophe Lemaitre sobre el británico Gemilly. la primera medalla de un europeo desde el oro de Kenteris en Sidney. Acreditó 20.12, casualmente la misma marca que el récord de España de Hortelano. La ambición de Bruno no estaba equivocada. Mejor olvidarlo.

El hombre que más ha sido objeto de estudios científicos en la historia de la humanidad ha sido Bolt. En busca de su secreto, se le ha medido la grasa, el VO2, los julios, los watios, la pisada, el tiempo en contacto con el suelo… Nadie se pone de acuerdo. Se coincide en que el jamaicano, que sumó su octavo oroolímpico mientras la IAAF no decida sobre el caso del relevo de Pekín -se lo quitarán por el positivo de Nesta Carter probablemente-, es un velocista de la segunda mitad de siglo XXI. Mide 1,96, 11 centímetros de media más que los finalistas ayer. Esa ventaja física traducida al movimiento se interpreta en menos zancadas en la pista, pero más potencia en cada uno de ellas. Luego está su privilegiado volumen de oxígeno.

Aspira aire como si tuviera un fuelle en la boca. Es una pelea desigual.

Su trabajo olímpico, salvo que su superioridad le invite a seguir, que no sería extraño, está a punto de finalizar. Le queda la final de relevos. Se puede despedir invicto. Y con él, el mayor espectáculo del mundo. O por lo menos del atletismo.¿A qué jugaremos luego?

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Estados Unidos, bronce, es descalificado

Bolt apaga la luz con su noveno oro

Completa un ‘triple triple’ inédito e inmaculado

Usain Bolt tras ganar el 4x100, su tercer oro en Río 2016
Usain Bolt tras ganar el 4×100, su tercer oro en Río 2016 Reuters

Su último momento quiso que no terminase nunca. Usain Bolt se resistió a abandonar la pista del Engenhao, la que asistió al epílogo de su leyenda olímpica. Otra exhibición, otro oro. El ‘triple-triple’ inmaculado, que quizás se reduzca a ocho oros si la resolución del Comité Olímpico Internacional confirma que no vale el oro del relevo de Pekín 2008 por el positivo de Nesta Carter con un estimulante.

Había sido un triunfo coral, pero Asafa Powell, ex plusmarquista mundial, Yohan Blake, el segundo hombre que más rápido ha corrido en la historia, y Nickel Ashmeade, que es medallista olímpico, eran unos comparsas. La estrella es Bolt. El atletismo hoy en día, fuera de los entendidos, es Bolt.

Usain, que se guardó el testigo para él, inició su despedida. Un show como sólo él lo protagoniza. Algo le ayudó Blake, que le picó con los bailes como si el Joao Havelange fuera la pista de un club musical. Luego se marcó una samba y cogió una bandera de Brasil, además de las de Jamaica. El personal enloqueció.

Aùn hubo un momento mágico en la noche. Fue su momento íntimo, aunque lo hizo a ojos de todos los curiosos. Se encaminó a la meta. Se arrodilló y besó el suelo de la calle 4. El atletismo debería llamarla para siempre la calle Bolt. Se santiguó y miró al cielo. Un poco más abajo, pero no mucho, ya se ha elevado su leyenda.

Para la estadística quedará que Jamaica ganó con 37.27, que Japón, con una media de 23 años, se coló con récord asiático (37.60) entre caribeños y estadounidenses(37.62), para mejorar el bronce que logró en Pekín y que la potencia, cuando celebraba su tercer puesto supo que había sido descalificado y que la medalla se iba a Canadá. Pocos repararon en eso. Era la noche de Bolt. Su última noche olímpica. Apaguen los focos.

Usain Bolt ganó su tercera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río al ganar con Jamaica el relevo 4×100 con 37.27. Es su novena medalla olímpica en total, lo que le hace igualar con el finlandés Paavo Nurmi y el estadounidense Carl Lewis como atleta más laureado en Juegos Olímpicos.

Bolt, último relevista tras Asafa Powell, Yohan Blake y Nickel Ashmeade, recibió el testigo en una carrera igualada, que él decidió con una espectacular recta final.

Japón, con Ryota Yamagata, Shota Izuka, Yoshihide Kiryu y Aska Cambridge, fue plata con 37.60 y sorprendió a Estados Unidos: Mike Rodgers, Justin Gatlin, Tyson Gay y Trayvon Brommell, lograron 37.62, su mejor marca del año, que perdieron el bronce por descalificación, en favor de Canadá

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Logró su quinto oro en el relevo corto con los Estados Unidos

Allyson Felix, primera mujer con una manita de oro en el atletismo olímpico

Quizá por la dimensión de lo que se avecinaba, la última carrera olímpica de Bolt y su tercer triplete de oro, la hazaña de Allyson Felix pasó desapercibida.

La estadounidense ganó el 4×100 junto a Tianna Bartoletta, English Gardner y Tori Bowie, trar llegar de la repesca. Pero esa, no era una medalla más. Felix, tras la carrera, se había convertido en la primera mujer en la historia del atletismo en colgarse cinco oros. Toda una gesta para una atleta conocida como ‘patas de pollo’ cuando comenzaba en esto del atletismo.

Felix ya se había convertido en la atleta estadounidense más galardonada en unos juegos, cuando fue plata en la carrera de 400 metros ganada por la bahameña Shaunae Miller. Aquella medalla fue la séptima que lograba, la primera en 400 a pesar de haber logrado dos oros en el 4X400.

Ese día, Felix superó a Jackie Joyner-Kersee. Casualmente el marido de Joyner-Kersee, Bob, es el entrenador de Allyson Felix.

En la jornada del viernes, Felix ganó su octava medalla, la quinta de oro que le abre las puertas del Olimpo de los dioses de los Juegos. Además de la lograda en el relevo de 4X100 de Río, Felix se subió a lo más alto del podio en Pekín 2008 (Relevo 4×100) y Londres 2012 (200, 4×100 y 4×400).

Además, el oro inesperado en ese relevo liderado por Felix hace que el equipo de atletismo los Estados Unidos en Río ya haya superado al que fue a Londres 2012. Hace cuatro años lograron 9 oros, 12 platas y 7 bronces. En Brasil ya llevan 10 oros, 9 platas y 8 bronces.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Revalida el título olímpico en 800

Rudisha regresa en el momento justo

Cuarto ochocientista que hace doblete en los Juegos Olímpicos

Rudisha entra victorioso en meta en Río
Rudisha entra victorioso en meta en Río AFP

David Rudisha lo volvió a hacer. El keniano de correr elegante repitió la victoria en Londres y ganó con 1:42.15, a pesar de los esfuerzos del argelino Makhloufi (1:42.61) por coger al masai. Bronce fue Clayton Murphy, el estadounidense (1:42.93).

La prueba de las dos vueltas, que ya no tiene nada de táctica,que se ha convertido en dos 400 a toda mecha hasta donde te lleve el ácido láctico, había arrojado unafabulosa exhibición de Rudisha hace cuatro años. De punta a punta, el Masai esbelto llevó al delirio a los británicos con su 1.40.91, que aún permanecen como récord mundial.

“Estoy cerca de aquella forma”, había avisado en la víspera. Parecía una de esas muchas bravuconadas que se escuchan en las tripas del estadio Engenhao, donde los atletas pasan descalzos por delante de las teles. En su sueño estaba igualar el doblete que ya habían hecho el británico Douglas Lowe, en el periodo de entreguerras (1924 y 28), cuyo personaje estaba en el guión original de Carros de Fuego; el estadounidense Whitfield (1948 y 1952) y el legendario neozelandés Peter Snell (1960 y 64)

El atleta que convenció un pastor irlandés de que debía probar en el 800 y no seguir los pasos de su padre Daniel, un excelente cuatrocientista, que ganó una medalla con el relevo largo de Kenia en 1968, había desaparecido los dos últimos años. Una lesión de rodilla lo apartó de los Mundiales de Moscú 13 y no emitió las mismas señales en las dos siguientes temporadas.

Pero en las series había dominado bien y afrontó la final por el pasillo de referencia, la calle 4. Rudisha salió como un rayo, pero en los 300 metros se le coló su compatriota Rotich, que frenó su cabalgada La pirmera vuelta se pasó en 49.23, a ritmo de récord.

El campeón inició entonces la caza y a falta de 280 metros cambió de ritmo, rompió el grupo y se imaginó que Rïo era Londres. El francés Bosse, cuarto, se lanzó en su búsqueda y reventó. Makhlouffi tuvo que hacer récord nacional para ser su estela, pero nadie le cogió. Es lo que tienen los grandes campeones. Ganan en la ocasión señalada.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Castillejo y España, puestos 49 y 65 respectivamente

Kipchoge gana el oro en maratón bajo el diluvio

Eliud Kipchoge al cruzar la línea de meta en Río.
Eliud Kipchoge al cruzar la línea de meta en Río. RTRPIX

El keniano Eilud Kipchoge se impuso en el maratón de los Juegos Olímpicos de Janeiro con un tiempo de 2.08:44, por delante del etíope Feyisa Lilesa (2.09:54) y el estadounidense Galen Rupp (2.10:05). En lo que a españoles se refiere cabe destacar el 49ª posición de Carles Castillejo (2.18:34) y la 65ª de Jesús España (2.20:08).

Kipchoge lanzó un ataque en el kilómetros 30, cuando una decena de corredores iba en cabeza, que se tradujo en una selección de cuatro luchando por el triunfo, los tres que ganaron las medallas y el etíope Lemi Berhanu. El más joven de los cuatro, Berhanu, de 21 años, ganador ese año del maratón de Boston, quedaría descolgado en el kilómetro 32.

Kipchoge lanzó un nuevo ataque demoledor poco antes del kilómetro 35, quedando descolgado primero Rupp y pocos metros después Lilesa. El keniano inició allí una cabalgada en solitario a un ritmo infernal, aumentando progresivamente su ventaja sobre Lilesa y Rupp.

Kipchoge disputaba su octavo maratón, ganando seis de los siete anteriores (Hamburgo en 2013, Rotterdam y Chicago en 2014, Londres y Berlín en 2015 y de nuevo en la capital británica en 2016), siendo segundo en uno (en Berlín en 2013). Antes había destacado en pruebas de fondo, siendo bronce en los Juegos de Atenas 2004 y plata en Pekín 2008 en 5.000 metros, con un oro en el Mundial de París 2003 y una plata en Osaka- 007 en la misma distancia.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El brasileño ganó con récord olímpico incluido (6,03)

Brasil ya tiene su Bubka: Thiago Braz da Silva

Lavillenie cae derrotado en una soberbia final de pérttiga

Lo que nunca consiguió Bubka, revalidar un título olímpico -recuerden el fiasco de Barcelona 92- no lo iba a permitir su forjador. Vitaly Petrov, el mayor gurú de la pértiga que guió las carreras de Sergei, pero también del italiano Gibilisco y de la rusa Yelena Isinbayeva, se sacó de la manga un campeón para impedir que el francés Renaud Lavillenie, que el año pasado le birló el récord indoor a Sergei, pasase a la historia como el segundo saltador de la historia que revalidaba el título olímpico tras el lejano 52-56 de Bob Richards.

El concurso, interrumpido por la lluvia, que se cagó el motor que sube el listón, lo que provocó que los jueces tuvieran que elevar la barra en un número de fuerza en cada salto, había sido tedioso en su primera parte, pero recobró toda su magia cuando la cosa se puso seria. En 5,85 comenzaron los problemas. Se quedó el chino Xue y el polaco Lisek, el checo Kuduka y el bronce estadounidense Kendricks -día desastroso para la delegación USA que no ganó un oro por primera vez en los últimos 29 días olímpicos- se la jugaron a 5,93. Todos fuera. Cada fallo se celebraba como un gol en el estadio del Botafogo. El beneficiado era Thiago Braz da SIlva, 22 años, brasileño, pero que reside en Formia, a orillas del Tirreno, por encima de Nápoles, donde está Petrov.

Se quedó en un pulso Da Silva-Lavillenie sobre 5,98. El francés, en un concurso sin mácula hast a ahí, rebasó el listón y tiró un puño al aire. Se veía ganador. Da Silva había llegado a los Juegos con una marca de 5,93 y en una cita capital sonaba a imposible que ocurriese. Entonces ocurrió una cosa extraña. El carioca esquivó esa altura y se apuntó al 6,03. Sölo 17 hombres habían franqueado anteriormente los seis metros en la historia. Si podía con ella saltaría directamente al número 6 de la tabla de todos los tiempos.

Falló de largo el primero, donde pasó por debajo del listón. Lavillenie, antes lo había tirado con una mano, lo mismo que le ocurrió en el segundo. Entonces apretó el agarre. Corrió el pasillo con las rodillas altas. No es excesivamente alto 1,83. Fijó la pértiga, ésta se dobló y el salto fue limpísimo. El público entro en erupción. Hasta los voluntarios se abrazaron. Quedaba un último intento, que el francés lo fijo en 6,08. Recibió unos abucheos antes de iniciar el salto. Luego se pararon. No tuvo opción. Brasil había encontrado su Bubka.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Ganaron con 41.02 por delante de Jamaica

Estados Unidos, de la repesca al oro del 4×100 femenino

Llegada del 4x100 femenino
Llegada del 4×100 femenino RTRPIX

Los Estados Unidos, con unos 41.02 que es mejor marca mundial del año y segunda de todos los tiempos, se ha hecho con el triunfo en el relevo 4×100 femenino, sumando así su sexto triunfo olímpico consecutivo.

El relevo formado por Tianna Bartoletta, Allyson Félix, English Gardner y Tori Bowie, corrieron por la calle 1 puesto que fueron repescadas con cierta polémica debido a que en las semifinales se les cayó el testigo, pero alegaron que fue por lesión de una de las relevistas. Se ganaron su plaza corriendo una serie en soltario marcando un tiempo válido para la final, lo que dejó fuera a China.

Tras ellas, Jamaica registró 41.36 con Chirstania Williams, Elaine Thompson, Verónica Campbell-Brown y Shelly-Ann Fraser-Pryce. Gran Bretaña, con 41.77.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Récord olímpico mientras la etíope salva la medalla de bronce

Vivian Cheruiyot soprende y vence a Ayana en el 5.000

Vivian Cheruiyot celebra su triunfo
Vivian Cheruiyot celebra su triunfo AFP

La keniana Vivian Cheruiyot, dos veces campeona mundial, derrotó en la final de 5.000 metros con nuevo récord olímpico (14:26.17 a la gran favorita, la etíope Almaz Ayana, que buscaba el doblete del fondo pero midió mal sus fuerzas y terminó tercera.

El récord olímpico anterior pertenecía a la rumana Gabriela Szabo, campeona en Sydney 2000 con un crono de 14:14.79.

La medalla de plata fue para la keniana Hellen Obiri con 14:29.77 y Ayana hubo de conformarse con el bronce (14:33.59) después de haber liderado en solitario la carrera hasta el penúltimo giro.

Ayana, destinataria de la primera medalla de oro que entregó el atletismo en los Juegos de Río, la de 10.000 metros, no pudo rematar, una semana después, el doblete del fondo.

Solo la etíope Tirunesh Dibaba, en Pekín 2008 ha logrado esa combinación de oros (5.000-10.000) en unos Juegos Olímpicos.

La enorme superioridad que había exhibido en la carrera más larga en pista daba ganadora a Ayana en todos los pronósticos y se cruzaban apuestas sobre si ganaría con un nuevo récord del mundo.

La plusmarca mundial de 5.000 (14:11.15) lleva intacta ocho años en poder de otra etíope, Tirunesh Dibaba, que el primer día subió con Ayana al podio de 10.000 como tercera, cuando aspiraba a ser la primera mujer que ganaba tres oros consecutivos en una prueba individual.

Ayana se había quedado este año a un solo segundo del récord mundial con su registro victorioso de Roma (14:12.59), y si lo hizo en 10.000 en Río no había razones para descartar el récord en 5.000, si se había recuperado muscularmente de los 29:17.45 y de las series, disputadas hace sólo tres días.

La japonesa Miyuki Uehara ejerció de liebre para Ayana con un primer mil en 2:59.86 que desbrozó el paquete. Cheruiyot y Obiri -campeona mundial de 3.000 en sala en 2012- marchaban a espaldas de la favorita a la espera de acontecimientos.

Uehara aguantó delante un par de vueltas más, y cuando el marcador anunció que faltaban 8, Ayana metió una marcha más y se alejó de todas. Por detrás, la turca -nacida en Kenia- Yasemin Can, campeona de Europa, tiró del grupo pero la distancia con la fugada, lejos de disminuir, iba aumentando vuelta a vuelta.

Ayana cubrió los 2 km en 6:00.36 y el tercero en 8:47.80. Pero cuando la pequeña Cheruiyot asumió personalmente la caza la carrera cambió radicalmente. La tres kenianas se quedaron solas en la persecución y fueron resueltamente en busca de la etíope, cuyas fuerzas se extinguían a ojos vistas.

Cheruiyot atrapó a la etíope a 600 metros del final y la dejó clavada inmediatamente, desfondada y a merced de Obiri, que también la adelantó, aunque la etíope había cobrado tanta ventaja sobre las de atrás que pudo mantener el tercer puesto.

Etiopía, que hizo triplete el año pasado en los Mundiales de Pekín con Ayana, Senbere Teferi y Genzebe Dibaba, recibió una lección de sus grandes rivales, las kenianas, que esta vez midieron mejor sus fuerzas y no se dejaron impresionar por la demostración de la favorita a mitad de carrera.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Entró en meta con un tiempo de 8:59.75.

Ruth Jebet, oro en los 3.000 obstáculos a un segundo del récord mundial

Ruth Jebet, al saltar la ría en los 3.000 metros obstáculos.
Ruth Jebet, al saltar la ría en los 3.000 metros obstáculos. REUTERS

Ruth Jebet, nacida en Kenia, pero con nacionalidad de Bahréin desde 2013, se alzó con el oro en los 3.000 metros obstáculos a un sólo segundo del récord del mundo. Entró en meta con un tiempo de 8:59.75.

Jebet corrió el primer mil en 3:05.93, el segundo en 6:00.06 y remató su victoria con un margen ganador de ocho segundos sobre la keniana Hyvin Jepkemoi (9:07.12), campeona mundial.

“Es la segunda vez que me quedo cerca de un récord del mundo. Iba cómoda, pero nadie advirtió de que estaba llevando un tiempo de récord. No era consciente de que lo podía batir”, señaló Jebet.

En la última vuelta la norteamericana Emma Coburn alcanzó a las dos kenianas y batió a una de ellas, Beatrice Chepkoech, para conseguir la medalla de bronce con un tiempo de 9:07.63, nuevo récord norteamericano.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Jager y Kemboi completaron el podio, aunque Francia ha reclamado

Kipruto da a Kenia el noveno título seguido en obstáculos

Kipruto celebra el oro en los 3.000 obstáculos.
Kipruto celebra el oro en los 3.000 obstáculos. Reuters

Conseslus Kipruto dio a Kenia el noveno título olímpico consecutivo en 3.000 obstáculos al imponerse a su compañero Ezekiel Kemboi, defensor del título, que sucumbió en la recta y acabó tercero. Kipruto marcó un registro de 8:03.28, récord olímpico, por delante del estadounidense Evan Jager (8:04.28) y de Kemboi (8:08.47), que cuando vio que no podría revalidar el título aflojó en intensidad. Así, hace 36 años que Kenia está abonada a todos los títulos olímpicos de obstáculos, una prueba que puede considerar casi de su propiedad.

El francés Mahiedine Mekhissi fue cuarto con un tiempo de 8:11.52, aunque esta clasificación podría cambiar tras presentar la Federación gala una reclamación con el argumento de que Kemboi pisó por dentro en una curva.

Kipruto, líder del ránking de 2016 con 8:00.12, asumió la responsabilidad del grupo desde el disparo con un primer 1.000 en 2:41.64 que situó a todos sus rivales en fila. Los tres atletas que ocuparon finalmente el podio llegaron a los metros finales juntos y fue a 300 metros de meta cuando Conseslus atacó para firmar un nuevo oro para Kenia.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Se toma la revancha en los 1.500 del Mundial 2015

Faith Kipyegon resiste y vence a Genzebe Dibaba

Faith Kipyegon celebra su triunfo nada más entrar en meta
Faith Kipyegon celebra su triunfo nada más entrar en meta AFP

La final femenina del 1.500 se saldó con la relativa sorpresa de la victoria de la keniana Faith Kipyegon sobre la gran favorita, Genzebe Dibaba. La vencedora, de 22 años subcampeona del mundo en Pekín 2015 y poseedora del record de Kenia, con 3:56.41, respondió al ataque de Dibaba en la contrameta, la superó y aguantó los intentos de la etíope, a su vez plusmarquista mundial con 3:50.07, y quien derrotó a Kiyegon en Pekin.

Con este triunfo, Kenia toma ventaja en el pulso por el dominio de la media y larga distancia, pues el triunfo de Faith Kipyegon se une a los de David Rudisha en 800 metros y el de Jemima Jelagat Sumgong en el maratón femenino.

Por su parte, Genzebe Dibaba, la gran dominadora del fondo en las últimas temporadas, ve como su primera medalla olímpica es de plata. La menor de la saga de tres hermanas olímpicas y ganadoras, ha estado también implicada en un episodio controvertido hace pocos meses: se entrena en Sabadell a las órdenes de Jama Aden, el técnico que los Mossos de Esquadra detuvieron en una operación antidopaje, pero contra el que no se encontraron más pruebas, hasta el punto de que la Audiencia Provincial le devolvió el pasaporte para poder viajar a Rïo, aunque por no alimentar más el revuelo escogió permanecer en España. La EPO y el cargamento encontrado en el hotel se lo autoadjudicó un fisioterapeuta de la delegación saudí.

Hasta ese momento, que ha hecho recaer sobre ella ciertad dudas, Dibaba había concitado titulares por su capacidad para batir récords. Además del de 1.500 al aire libre, ha logrado en el espacio de dos años el de 1.500 indoor, la milla, las dos millas, el 3.000 y el 5.000.

Bronce fue la estadounidense Jennifer Simpson

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Confirmó los pronósticos con un oro sin récord

Taylor no da tregua en el triple salto

Ganó con 17,87, lejos de la plusmarca mundial

Christian Taylor, en su mejor salto en la final
Christian Taylor, en su mejor salto en la final AFP

Empieza a ser noticia que en el Engenhao de Río de Janeiro alguien consiga una medalla de oro sin récord, olímpico o mundial. El estadounidense Craig Taylor, en un concurso con sólo tres saltos válidos, el más largo de 17,86, corroboró el papel de favorito y revalidó el título mundial. Y aunque Pablo Torrijos, el ‘canguro’ españo que se mordió las uñas por no estar en la finall, había pronosticado que el récord del presbiteriano Jonathan Edwards caería (18,29), ni se acercó.

El bicampeón, también dos veces campeón del mundo, y que ya ha saltado 18 metros (18,04 a comienzos de 2015), encontró en su compatriota Will Clayer (17,76), una cierta oposición en ausencia del cubano Pichardo, que por lesión se ha perdido los Juegos.

Una lesión de rodilla, precisamente en 2013, en el año en el que rompió su racha de éxitos y fue cuarto en Moscú, fue lo que obligó a cambiar al estadounidense a cambiar la pierna batida. Ahora es la izquierda la que soporta dos de los tres pasos. El bronce sonrió al chino Bin Dong, que hizo marca personal (17,58).

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Gana la altura con 2,38

Drouin es el nuevo rey del listón

El canadiense Drouin se llevó el oro
El canadiense Drouin se llevó el oro AFP

La altura ha sido una de las competiciones más activas en los últimos tiempos.La presencia de Bondarenko y Barshim, que han flirteado en el último ciclo olímpico con el récord de Sotomayor, animaban cada mitin de la Diamond League. Pero esta temporada se ha bajado algo la intensidad. Barshim ha sido el único por encima de 2,40, lo que a priori rebaja la expectación de la final olímpica.

Ninguno de los dos se llevó la final, sino que el título fue a parar al canadiense Derek Drouin, bronce en Londres, en un concurso inmaculado hasta la altura que le hizo campeón. Falló sobre 2,40, la altura para que reservó Bondarenko (dos nulos sobre 2,33) su última bala, y, al fallar el ucraniano, se retiró con la medalla de oro. La plata fue para Barshim con 2,36.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El atleta balear fue séptimo en una final a la que accedió repescado

Sorpresón de Centrowitz y diploma para Bustos en el 1.500 más lento en 84 años

Primer oro para Estados Unidos en la milla olímpica desde 1908

El norteamericano Matthew Centrowitz dio la sorpresa de la jornada en el Estadio Olímpico de Río al imponerse en el 1.500, la prueba reina del tartán, en una prueba donde fue él mismo quien marcó el ritmo corriendo en cabeza de punta a punta.

El español David Bustos, repescado tras su caída en semifinales, brilló llevándose un diploma como séptimo clasificado en la final más lenta (3:50:00 para el ganador) desde Los Ángeles 1932.

Las casi cuatro vueltas a la pista se desarrollaron a un ritmo bajo que permitió la sorpresa del ‘outsider’ estadounidense. Ningún compatriota suyo se imponía en la milla olímpica desde 1908, lo que habla del nivel de sorpresa que tiene su victoria.

El campeón en Londres 2012, el argelino Taoufik Makhloufi, repitió su plata del 800 tras intentar infructuosamente superar al norteamericano en la recta de meta; y el veterano neocelandés Nicholas Willis fue tercero, reeditando el podio que ya lograse en Pekín con una plata.

El keniano Asbel Kiprop, vigente triple campeón del mundo y oro en Pekín, fue la gran decepción de una final en la que sólo pudo ser sexto, dejando a su país sin una de las medallas más cantadas que había a priori en el estadio Engenhao.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Jamaica y Gran Bretaña se repartieron el resto de medallas

Allyson Felix conduce a Estados Unidos al triunfo en el 4×400 y logra su sexto oro

Allyson Felix, tras ganar el 4x100.
Allyson Felix, tras ganar el 4×100. RTRPIX

Estados Unidos se llevó el oro en el relevo 4×400 femenino con una marca de 3:19.06, aventajando en algo más de un segundo al equipo jamaicano. Gran Bretaña se llevó el bronce.

Es la tercera medalla que se cuelga Allyson Felix en estos Juegos, después de la plata en el 400 y el oro en el 4×100. Además, es el sexto oro olímpico de su carrera.

Felix, que faltó a la ceremonia de entrega de medallas de 4×100 para correr también este relevo, ya había conseguido oros en 4×400 (Pekín 2008 y Londres 2012), 200 (Londres 2012) y 4×100 (Londres 2012 y Río 2016), además de sus medallas de plata de 200 en Atenas 2004 y Pekín 2008 y de 400 aquí en Río.

El relevo largo femenino estadounidense formó con Courtney Okolo, Natasha Hastings, Phyllis Francis y Allyson Felix, que remató la carrera con un crono de3:19.06.

La actual campeona mundial, Jamaica, con Stephanie McPherson, Anneisha McLaughlin, Shericka Jackson y Novlene Williams, llegó segunda con 3:20.34, seguida de Gran Bretaña con 3:25.88.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Jamaica fue plata y Bahamas, bronce

Estados Unidos reina en el 4×400 masculino

Los norteamericanos finalizaron 2:57.30

Los cuatro estadounidenses, tras ganar el oro.
Los cuatro estadounidenses, tras ganar el oro. Reuters

El cuarteto de Estados Unidos se impuso en la final de los 4×400 metrosdespués de cuajar una gran carrera en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro. El equipo norteamericano, formado por Hall, McQuay, Roberts y Merrit, marcó un tiempo de 2:57.30 que le valió para colgarse la medalla de oro. Jamaicafinalizó segunda (2:58.16) y Bahamas, tercera (2:58.49). Tras ellos, acabó Bélgica, con el particular trío de los hermanos Borlée a la cabeza.

La medalla lograda por Estados Unidos significa la 31ª para la delegación norteamericana en las pruebas de atletismo de Río 2016.

Además, LaShawn Merritt cosechó su tercer metal dorado en unos Juegos, ocho años después de haber sumado los dos primeros en Pekín 2008. En los Juegos de este año, ya se había colgado el bronce en los 400 metros.

El maratón masculino pondrá el domingo el broche a las pruebas de atletismo en una cita olímpica que pasará a la historia, como tantas otras.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El tayiko lanzó hasta los 78,68 metros en su quinta tentativa

El martillo de Nazarov le da el primer oro a Tayikistán

El tayiko Dilshod Nazarov le dio este viernes la primera medalla de oro de su historia a su país al imponerse en el lanzamiento de martillo de Rio-2016.

Con un mejor registro de 78,68 metros, Nazarov acabó por delante del bielorruso Ivan Tsikhan (77,79 m) y el polaco Wojcieh Nowicki (77,73 m), plata y bronce respectivamente.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016La bahameña gana el título en un ejercicio de arrojo

Miller se lanza en plancha a por el oro en 400

Allyson Felix, la favorita, se conforma con la plata

La campeona Shaunae Miller se tira en plancha en la meta.
La campeona Shaunae Miller se tira en plancha en la meta. AFP

Allyson Felix tiene una tortuga que se llama Lovey a la que no se acerca mucho. Es paradójico que una de las mujeres más rápidas en la vuelta olímpica tenga como mascota al animal más lento del mundo, pero como no es una atleta convencional, come donuts y cheetos, pero no toma leche ni huevos, cualquier cosa es posible. Como perder el oro por siete centésimas.

Felix, la mujer que asesora a Barack Obama, se perdió la posibilidad de defender el título de 200 en los Trials y en la cuarta jornada en el estadio fue a caer frente a la bahameña Shaunae Miller, que viendo la llegada de la atleta de correr más elegante que hay en la velocidad, seria amenaza, optó por tirarse en plancha hacia el oro.

En el gran escenario que es el estadio del Botafogo, una arquitectura que posibilita que sople el viento a favor en las dos rectas, Aquí no había opción de récord del mundo, ese pertenece a Marita Koch, uno de esas marcas mentirosas de la RDA, desde 1985. Miller y Felix sostuvieron un duelo imperceptible hasta que se pasó por la ría, a falta de 150 metros, y se vio la distancia considerable que le sacaba la joven caribeña, 22, unos 15 metros.

Félix, que baja de 11 segundos (10.89) en 100, siguió inmutable comiéndole el terreno y sobre la meta Miller era suya. Pero a la bahameña se negó a que le quitasen el título. Ya lo había hecho la estadounidense el año pasado en los Mundiales de Pekín. La hija del vicepresidente de la Federación de Bahamas se tiró en plancha. Foto finish. 49.44 frente a 49.51 Fue para ella. El bronce recayó en la jamaicana Jackson (49.85).

El Caribe que vio con Van Niekerk le arrebataba a Kirani James el trono, lo recuperó con la joven de Nassau.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 20164-2 a Bélgica en la final masculina para ganar su primer gran título internacional

Argentina, oro en hockey en una histórica final de novatos

Gonzalo Peillat celebra su gol
Gonzalo Peillat celebra su gol AFP

Argentina se impuso, por primera vez, en el torneo olímpico masculino de hockey y suma un nuevo oro en deportes de equipo a los que posee en polo, fútbol y baloncesto tras vencer por 4-2 a Bélgica en una final inédita, en una final entre dos equipos que nunca habían estado en una.

Bélgica marcó primero, con una bola larga desde detrás de la línea de 22 que se coló en la meta de Juan Vivaldi con la ayuda involuntaria de éste a los tres minutos de juego. A los 12, en el primer penalti córner para Argentina, todo el mundo esperaba el tiro de Gonzalo Peillat, pero los “Leones” sorprendieron con una acción ensayada en la que éste dejó la bola atrás y el capitán Pedro Ibarra remató y marcó. A 40 segundos del final del primer cuarto, Lucas Vila recogió un pase largo tras la línea de 22 y cedió para que Ignacio Ortiz marcara el segundo, en un error de la defensa belga.

En el segundo cuarto, a nueve minutos del descanso Gonzalo Peillat convirtió un penalti córner ampliando la ventaja albiceleste. En el tercer cuarto consiguieron contener la ofensiva belga hasta que en el último minuto Boccard recibió una bola y después de dos recortes y entre tres rivales logró marcar.

En un último cuarto de juego enloquecido, los belgas tuvieron dos penaltis córner que no aprovecharon. en el último instante, Agustín Mazzili marcó el gol definitivo para Argentina.

Los jugadores argentinos se felicitan tras recibir sus medallas de oro (AFP)

2 – Bélgica: Vanasch; Van Doren, Dohmen, Van Aubel, Stockbroekx, Briels, Denayer, Gougnard, Luypaert, Van Strydonck, Cosyns -equipo inicial- Dockier, Charlier, Boccard, Boon, Truyens.

4 – Argentina: Vivaldi; Peillat, Gilardi, Ibarra P., Callioni, Paredes, Vila, Ortiz, López, Brunet, Mazzili, Rossi -equipo inicial-, Rey L., Menini, Masso, Saladino, Ibarra I.

Goles: 1-0, m.3: Cosyns. 1-1, m.: 12: Pedro Ibarra, de penalti córner. 1-2, m.15: Ignacio Ortiz. 1-3, m.21: Gonzalo Peillat, de penalti córner. 2-3, m.44: Boccard. 2-4, m.60: Mazzilli.

Árbitros: Wright (RSA) y Blasch (GER).

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Gana la final de suelo

Simone Biles pone la guinda a sus Juegos con el cuarto oro

Simone Biles, durante la final de suelo.
Simone Biles, durante la final de suelo. RTRPIX

Simone Biles coronó su brillante actuación en Río 2016 con su cuarto oro alvencer en la final de suelo, y con ello recoge el testigo de su compatriotaAlexandra Raisman, que cambió el título de Londres 2012 por la plata.

Biles, que dejó escapar el lunes el triunfo en barra (fue bronce), se despide de la cita brasileña con las victorias en el concurso general, por equipos y en las finales de salto y suelo.

La estadoundiense, que había sido la mejor en la previa, venció con una puntuación de 15.966, en tanto que su compatriota recibió una nota de 15.500. La británica Amy Tinkler completó el podio con 14.933.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Primera mujer que lo consigue en cualquier deporte

La luchadora Kaori Icho hace historia al ganar su cuarto oro consecutivo

Kaori Icho muestra orgullosa su cuarta medalla de oro.
Kaori Icho muestra orgullosa su cuarta medalla de oro. AFP

La luchadora japonesa Kaori Icho ha entrado este miércoles en la historia del olimpismo al colgarse su cuarta medalla de oro consecutiva, algo que ninguna mujer había conseguido hasta ahora en una prueba individual.

Icho, oro en Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012 en 63 kilos, se colgó el oro esta vez en la categoría de 58 kilos al imponerse en la final a la rusa Valeria Koblova en una pelea en la que perdía 2-1 en los últimos cinco segundos y que consiguió remontar.

Icho ha ganado, entre otros títulos, 10 mundiales consecutivos y se mantuvo invicta durante trece años, entre 2003 y enero de 2016, cuando fue derrotada por la joven mongola Orkhon Purevdorj.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Iguala a Karelin con su tercer oro consecutivo

Mijain López se convierte en mito de la lucha olímpica

El árbitro declara a Mijaín López vencedor de la final
El árbitro declara a Mijaín López vencedor de la final RTRPIX

El cubano Mijaín López igualó al mito olímpico Alexander Karelin al conseguir su tercer oro consecutivo en la categoría del peso superpesado de la lucha grecorromana, al vencer en la final de la categoría en Río 2016 al turco Riza Kayaalp por 3-0. Con este resultado el luchador cubano se ‘vengó’ del único luchador que le ha derrotado en los últimos nueve años: en dos ocasiones, las finales del Mundial de Las Vegas 2015 y de Estambul 2011. Era el sexto enfrentamiento entre ambos luchadores, de los que López ha ganado cuatro.

López, de gran potencia física, impecable técnica y gran velocidad de acción para un luchador de grandes pesos y además de 1,96 de altura, une a su palmarés de tres oros olímpicos también cinco títulos y tres subcampeonatos mundiales, y cuatro títulos absolutos en Juegos Panamericanos. Antes de los Juegos, López debutó como profesional en la Bundesliga alemana, con pleno de victorias, ganó el Grand Prix de España, el torneo Granma-Cerro Pelado en Cuba y además realizó un stage en Azerbayán.

De su popularidad da idea que en 2010 se rumoreó insistentemente que desertaría de Cuba para unirse a las artes marciales mixtas en Estados Unidos, si bien el caso no llegó a producirse.

Las medallas de bronce fueron para el azerí Sabah Shariati y el ruso Sergei Semenov.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El italiano conquista la medalla de oro

Viviani derrota a Cavendish en el omnium

Viviani, por delante de Cavendish y Gaviria.
Viviani, por delante de Cavendish y Gaviria. ERIC GAILLARD

El italiano Elia Viviani, velocista del Sky, frustró el sueño del británico Mark Cavendish, del Dimension Data, de proclamarse campeón olímpico en omnium en Río 2016.

Cavendish, que había ganado el oro en persecución por equipos, acabó por ceder ante Viviani, sexto en Londres 2012, cuarto en los Mundiales de 2016 y tercero en 2015, año en el que logró su segundo título europeo.

Tras disputarse la última prueba, la puntuación, Viviani acumuló 207 puntos, siete más que Cavendish, que protagonizó un incidente al provocar la caída del surcoreano Park Sanghoon.

El británico cerró al asiático y este, tras tocar con su rueda delantera la trasera del campeón del mundo de fondo en carretera en 2011, cayó aparatosamente.

Tuvo que ser atendido por los servicios médicos en la misma pista del Velódromo y tuvo que ser retirado inmovilizado en camilla, motivo por lo que la prueba estuvo más de diez minutos parada.

La acción fue muy polémica pero en principio los jueces no tomaron medida sancionadora alguna contra el corredor británico.

El danés Lasse Norman Hansen, residente en Gerona, cerró el podio a dos puntos de Cavendish y con once más que el colombiano Fernando Gaviria, campeón mundial en 2015 en Saint-Quentin-en-Yvelines y en 2016 en Londres, que pagó muy cara su mala actuación en eliminación y al final asumió sus errores y no puso excusa alguna.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016A sus 54 años gana la clase Nacra junto a Cecilia Carranza

Santiago Lange, el oro de un viejo lobo de mar

Su hijos compiten en la clase 49er

En septiembre de 2015 fue operado de un tumor en el pulmón

Santiago Lange y Cecilia Carranza, tras ganar el oro.
Santiago Lange y Cecilia Carranza, tras ganar el oro. REUTERS

Su nombre es toda una institución en un mundo, el de la vela, que le idolatra. Santiago Lange es sinónimo de viento, de mar y ahora también de espíritu olímpico. El argentino, bronce en la clase Tornado en Atenas y en Pekín, se embarcó en la aventura de su vida en los que eran sus sextos Juegos Olímpicos. Una cita histórica que es mucho más que una regata para el deportista argentino.

Una leyenda de las aguas que presume de un palmarés envidiable. A sus dos medallas olímpicas, Lange suma cuatro mundiales (tres en Snipe y uno en Tornado), así como dos medallas de plata y una de bronce en los Juegos Panamericanos. Sin embargo, le faltaba un oro olímpico que luciera en sus amplias vitrinas.

Ya lo tiene. Lange se ha convertido en el primer campeón olímpico, junto a Cecilia Carranza, de la novedosa clase Nacra. Ambos llevaban seis meses en Río preparando la cita para intentar conquistar el preciado botín que ya es suyo.

Sin embargo, el metal más valioso para este ingeniero bonaerense de 54 años ha sido simplemente su presencia en las aguas de Marina da Gloria. Algo impensable hace apenas un año.

Operado de un tumor

Al regatista argentino le diagnosticaron un cáncer de pulmón durante la primavera de 2015, mientras se preparaba para la cita olímpica que iba a tener lugar en el país vecino. Incrédulo ante el diagnóstico médico, Lange se negaba a pasar por el quirófano para extirparle el tumor. Él prefería buscar otra explicación u otro tipo de medicina que le evitara tener que operarse. Sin embargo, al final no le quedó más remedio que someterse a la cirugía.

Lo hizo justo el 22 de septiembre de 2015, el día de su 54 cumpleaños. No fue algo premeditado. Simplemente, como él mismo ha confesado en varias ocasiones, era el primer día que estaba libre el quirófano.

A partir de ese momento comenzaba una carrera contra el crono para intentar estar en los Juegos. Primero tocaba recuperarse de la operación y después pensar en entrenar. Al menos así sería para el resto de los mortales. Pero Lange ha demostrado ser de otra pasta e hizo un dos en uno. Su esfuerzo sobrehumano ha tenido la recompensa esperada, como demuestra su presencia en las aguas de la playa de Flamengo.

El proceso de recuperación habría sido imposible sin el empuje de sus hijos. Ellos fueron la fuerza que le sirvió de apoyo en los momentos de mayor flaqueza, cuando todo parecía oscurecerse. Juntos salían a entrenar y juntos han llegado a la cita olímpica, asegurando que el apellido Lange siga siendo una referencia en el mundo de la vela. Una saga que tuvo su inicio en 1952 con la participación del padre de Santiago.

Ahora el patriarca no está solo en Río. Junto a él se encuentran dos de las grandes promesas de la prolífica vela argentina llamados Theo y Klaus. Son los hijos de Santiago que compiten en la clase 49er, “la fórmula 1 del mar” según el padre, por primera vez en su carrera. Una experiencia que nunca podrán olvidar y que han tenido la fortuna de poder compartir con su padre.

Una experiencia única para uno de los apellidos más ilustres de la vela y, sobre todo, para un viejo lobo de mar que no esperaba poder competir por un oro y mucho menos, compartirlo en vivo con sus hijos.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Conduce a Brasil a su primer oro olímpico

‘Neymaracanazo’

Neymar y Weverton, los dos héroes de la tanda de penalti, celebran el...
Neymar y Weverton, los dos héroes de la tanda de penalti, celebran el triunfo de Brasil. RTRPIX

Neymar se garantizó este sábado un hueco en el Olimpo del fútbol brasileño. El crack del Barça saldó una deuda histórica al guiar a Brasil a la conquista del oro olímpico, el único gran título que faltaba en el palmarés de la pentacampeona mundial. Su estela sigue a años luz de la de Pelé, pero no es descabellado pensar que algún día se codee con mitos como Garrincha.

Por el momento puede presumir de coronarse campeón olímpico, una misión en la que habían fracasado Romario (Seúl’88), Ronaldo, Rivaldo, Roberto Carlos yBebeto (Atlanta’96), Ronaldinho (Pekín 2008) y Marcelo y el propio Neymar(Londres 2012).

“Voy a tener otra oportunidad y no voy a disponer de ninguna mejor que ésta:jugando en casa, cerca de mi familia y de mis amigos”, se conjuró en la previa buscando venganza.

Lo consiguió… no sin sufrimiento. Neymar, cuestionado por su actitud dentro y fuera del campo, acreditó su condición de líder indiscutible de la Seleçaoadelantando a Brasil y marcando el penalti decisivo. “Si la Brasil olímpica jugara contra la absoluta ganaría la que tuviera a Neymar”, señaló Tostao, campeón del mundo en 1970. Una teoría extendida hasta el punto de que mucha gente cree que el 1-7 no existiría de no haber estado lesionado el azulgrana.

El inicio del partido les dio motivos para reforzar sus creencias. El ex del Santos adelantó a Brasil con un descomunal gol de falta en el 26′. La infracción tuvo su intríngulis. La cometió Ginter, el otro superviviente del Mineirazo -aunque tampoco jugó-, sobre Neymar.

El capitán de la Seleçao la clavó en la escuadra -llegó a tocar el larguero- lejos del alcance de Horn. Golazo. “Yo, aquí”, repetía Ney imitando a Etoo con el Mallorca en el Bernabéu. Los Juegos le han acreditado como un extraordinario lanzador de libres directos:marcó de falta contra Colombia, rozó el gol en dos ocasiones ante Honduras y repitió en el choque decisivo. Se las tendrá que ver con Messi al llegar a Barcelona.

Seguía su idilio con las finales. Neymar ha salido campeón y ha marcado en 13 de las 19 que ha disputado a lo largo de su carrera.

Tres largueros de Alemania

Brasil se disponía a perpetrar su venganza. ‘Oe, oe, oe, oa, Neymar’, coreaba Maracaná. El grito de ‘Marta es mejor que Neymar’, definitivamente, ha desaparecido.

Soplaba viento de cara para la Seleçao. La torcida alentaba como si de la final de un Mundial se tratara y la fortuna acompañaba. Hasta en tres ocasiones se encontró la Mannschaft, infalible el día del 1-7, con el larguero antes del descanso: Brandt, todavía con 0-0, Meyer tras una falta lateral y Sven Bender después de conectar un cabezazo.

Alemania crecía como equipo al tiempo que Brasil comenzaba a hacer la guerra por su cuenta. El 1-1 llegó en una jugada de manual. Apertura a banda, centro atrás de Toljan y gol de Meyer. Brasil encajaba su primer gol en los Juegos. El estadio enmudeció. La sensación debió ser parecida en 1950 con el gol de Ghiggia.

Se palpaba el temor a un nuevo Maracanazo. Dos fallos de Felipe Andersonmano a mano con Horn, la prórroga y la definición por penaltis acrecentaron esa sensación. Esta vez se salvó Brasil. Weverton detuvo el quinto penalti a Petersen y Neymar marcó el definitivo. Las lágrimas, esta vez, fueron de alegría y oro. Había nacido ‘O Neymarazo‘.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016La medalla alivia una temporada marcada por las lesiones

Rafinha: “Este oro cura un año muy duro”

Rafinha celebra con familiares y amigos el oro olímpico.
Rafinha celebra con familiares y amigos el oro olímpico. AFP

Rafael Alcántara ‘Rafinha’ se dejó guiar por el corazón a la hora de elegir jugar por Brasil y rechazar el ofrecimiento de la selección española. Anoche estaba radiante. La medalla de oro olímpico alivia una temporada marcada por las lesiones. La sensación, de hecho, es que sólo el último infortunio que sufrió mes y medio antes de que empezaran los Juegos le ha impedido ser titular con la ‘Seleçao’. Ya da igual. El oro cura todo lo cura.

P. Imagino que la decisión de jugar por Brasil vale la pena por momentos como este oro olímpico.

R. Sí, siempre me he sentido brasileño, escogí con el corazón. He luchado mucho por estar aquí y poder ser campeón olímpico.

P. ¿A qué sabe el oro?

R. Se me entremezclan diferentes sensaciones. Es algo increíble. Trabajamos mucho y soñé muchas veces con poder lograrlo.

P. ¿Ha podido hablar con su hermano Thiago o con su padre Mazinho?

R. Sí, he podido verlos y, lógicamente, estaban contentos, es normal. Tenían una gran sonrisa en la cara y lágrimas de alegría.

P. ¿Cómo fue el partido?

R. Sabíamos que Alemania era una selección difícil y que sería complicado, pero creo que hemos jugado bien. Fue un partido abierto, de ataque-defensa, y, afortunadamente ganamos.

P. ¿Se habló de lo que pasó en 2014?

R. Desde que nos concentramos eso estaba ahí, siempre se decía lo mismo de Alemania, pero eso no estaba en nuestra cabeza. Nuestra motivación era jugar en Maracaná.

P. ¿Cómo definiría este grupo?

R. Como una familia.

P. ¿Cómo se encuentra Rafinha físicamente?

R. Ahora ya mejor. Ha sido un mes complicado, pero gracias a Dios estoy mejor.

P. ¿Esta medalla calma el sufrimiento?

R. Esta medalla cura todo el año. Ha sido una temporada de mucho esfuerzo. Hace poco, mes y medio, en verano, me lesioné y trabajé mucho para estar aquí.

P. ¿Con ganas de llegar a Barcelona?

R. Deseando, sí, con muchas ganas de empezar otra vez, pero ahora toca aprovechar esto [sonríe].

P. ¿Te sorprendió la decisión de Neymar de poner el brazalete a disposición de Tite?

R. Lo desconozco.

P. ¿Se imagina en la absoluta?

R. Pienso que todo el mundo quiere estar en la absoluta, pero toca trabajar para eso.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Marcó el 0-1 y lanzó al poste la falta que acabó en autogol sueco

Marozsan, la niña que jugaba a escondidas otorga el oro a Alemania

Dzsenifer Marozsan celebra el primer tanto que logró frente a Suecia.
Dzsenifer Marozsan celebra el primer tanto que logró frente a Suecia. AFP

La selección masculina de Alemania ha sabido sacar partido de la globalización para proclamarse campeona del mundo. Sólo hace falta mirar las raíces de Gündogan u Özil (Turquía), Khedira (Túnez), Boateng (Ghana)… La selección femenina también debe estar agradecida a una ‘hija de la emigración’. Dzsenifer Marozsán (Budapest, 18-4-1992) otorgó a la ‘Mannschaft’ el oro que le faltaba a un palmarés en el que brillan ocho Europeos y dos Mundiales.

La germano-húngara decidió la final olímpica con un gol y un lanzamiento de falta al poste que acabó derivando en el gol en propia meta de la sueca Linda Sembrant. La exmediapunta del 1. FFC Frankfurt -ha fichado por el Olympique Lyon- nació futbolista.

Marozsán se mudó a Alemania con 4 años, cuando su padre, János, también futbolista e internacional por Hungría, fichó por el Saarbrucken en 1996. La nueva heroína germana comenzó a jugar en secreto junto a su progenitor. Era un tema tabú en casa para su madre. “Mi madre no quería verme con botas de tacos bajo ningún concepto”, asegura. Su inspiración le viene, sin embargo, de su hermano: “De mi padre heredé el talento y el interés por el fútbol, pero en realidad yo quería imitar a mi hermano David, que es el que siempre me llevaba a jugar”.

No le ha ido mal en ningún caso a esta admiradora de Cristiano Ronaldo: “Tiene un buen golpeo de balón y es un chico guapo, no está mal”. Anoche Marozsán se coronó en Maracaná, pero ya podía presumir de ser, desde la temporada 2007-08, la jugadora más joven en debutar en la Bundesliga -14 años y 7 meses- y en marcar -15 años y 4 meses- en la Bundesliga. “Esos registros no me importan”, señaló entonces.

La medalla de oro tendrá un lugar privilegiado junto a su ya largo elenco de trofeos: un Europeo sub 17, un Mundial sub 20, una Euro, un Balón de Oro del Mundial sub 17, la Bota de Oro también del Mundial sub 17, el Pichichi de la Euro sub 17… Marozsan llevó a Alemania al título en Río… pasando por Budapest. Bendito fútbol.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Plata con Croacia, con la que ha debutado en Río

Xavi García homenajea en el podio al amigo fallecido

Llevaba una camiseta con la imagen del exjugador Roger García

Xavi García, en la Villa Olímpica de Río
Xavi García, en la Villa Olímpica de Río Ramón Navarro

El waterpolista Xavi García, que debutó en estos Juegos de Río como internacional por Croacia, subió al podio a recoger la medalla de plata que ganó con su nueva selección portando una camiseta con la imagen del exjugador del CN Catalunya Roger García, fallecido el año pasado a la edad de 33 años, y con los lemas Va por ti Roger!! y No te olvidamos. El nuevo subcampeón olímpico besó la imagen de su amigo fallecido antes de que le fuera entregada la medalla de plata.

En la final, ganada por Serbia 11-7, el exinternacional español marcó dos goles. Xavi García aceptó formar parte de la selección de Croacia el pasado 18 de julio, cuando se cumplía un año desde su último partido con el equipo nacional español. A principios de este año, el seleccionador Gabriel Hernández le comunicó que no contaría con él para el Europeo ni para el torneo Preolímpico.

El jugador zurdo fue subcampeón mundial con España en 2009, en cuya selección jugó durante 15 años. Milita en clubes croatas desde 2011 y a finales de 2013 le fue concedida la ciudadanía de aquel país.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El polaco dona su medalla para ayudar a un niño con cáncer ocular

Malachowski, una plata que vale oro

El lanzador de disco consiguió su segunda plata en Río

Piotr Malachowski recogiendo su medalla de plata en Río
Piotr Malachowski recogiendo su medalla de plata en Río RTRPIX

Piotr Malachowski, el lanzador de disco que subió al segundo escalafón del podio tras prueba de lanzamiento de disco, ha vuelto a ser noticia.

El polaco, gran desconocido incluso en su país hasta su aparición en los Juegos Olímpicos de Pekín dónde alcanzó la cúspide de su carrera con otra plata, ha vuelto a ser portada en el panorama olímpico. Pero esta vez nada tiene que ver con su pasaporte deportivo. Malachowski, que aseguraba antes de Río que “iba a por el oro”, se tuvo que conformar con la plata, pero una plata con espíritu olímpico.

“Es más preciada que el oro”, aseguró en su cuenta personal de Facebook. Pero la vida le ha dado la oportunidad de aumentar el valor de ese segundo puesto. Y es que Malachowski ha donado su medalla de plata para ayudar a Olek, un niño que durante casi dos años, más de la mitad de su vida, está librando su competencia particular contra el cáncer ocular que padece.

Cómo ha confirmado el polaco en sus redes sociales, el total de la subasta será destinado para el tratamiento del pequeño en Nueva York. Además ha aprovechado el tirón de los Juegos Olímpicos de Río para divulgar el caso y buscar ayuda para la familia. “En Río he luchado por el oro. Hoy hago un llamamiento a todo el mundo. Luchemos juntos por algo que es aún más precioso”, resaltó el atleta.

Desde entonces la fundación polaca Siepomaga ha reunido casi un tercio de los casi

112.000 euros que cuesta el tratamiento. La oferta más alta en la subasta llega ya a los 6.000 dólares y acaba el 26 de agosto.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El etíope Feyisa Lilesa fue plata en el maratón de Río

“Si vuelvo a mi país podrían matarme”

Feyisa Lilesa al cruzar la línea de meta en Río.
Feyisa Lilesa al cruzar la línea de meta en Río. AFP

Cruzó la meta con los brazos cruzados sobre su cabeza, un gesto que en principio muy pocos alcanzaron a entender. Pero el etíope Feyisa Lilesa, medallista de plata del maratón olímpico de los Juegos de Río de Janeiro, se encargó de explicar más tarde: era una protesta contra la situación de la etnia oromo en su país. “Fue una protesta, porque soy oromo, y en Etiopía los oromo somos reprimidos por el Gobierno. Nos matan y nos encarcelan, somos sospechosos por el simple hecho de ser oromo. Tengo parientes presos y llevaré la protesta de mi gente allí adonde vaya”, denunció.

En un inglés de difícil comprensión y en una conferencia de prensa que lo tuvo como estrella absoluta, por encima de tiempos y medallas, Lilesa relató los problemas de su pueblo. “En Etiopía hay 15 millones de oromo y el Gobierno nos obliga a dejar nuestras tierras, nos encarcela, nos mata. Yo les pido que ustedes, los periodistas, hablen de la democracia que no existe en mi país, y de los intereses económicos que apoyan la represión de los oromo”, reclamó.

La etnia a la que pertenece Lilesa es una de las más numerosas de África, y también de las más castigadas. En Etiopía, los amhara, etnia minoritaria, ha gobernado el país desde el proceso de descolonización y mantiene desde los años 70 una guerra de baja intensidad contra los oromo, que durante estos años se han organizado en diferentes frentes de lucha armada. Se estima en 2,5 millones la cantidad de refugiados oromo en países vecinos como Somalia y Eritrea.

Lilesa admitió que su propia seguridad corre riesgos en Etiopía. “Si vuelvo, sé que podrían encarcelarme o incluso matarme, es algo que ya he discutido con mi familia. Pero yo represento a mi pueblo y creo que debo dar a conocer lo que nos pasa”, dijo el ganador de la medalla de plata. “También podría ocurrir que no me dejaran pasar del aeropuerto. De hecho, todavía no tengo decidido si voy a volver a Etiopía o quedarme en otro país”, afirmó.

Lilesa restó trascendencia a la posibilidad de que su gesto le cueste una sanción del Comité Olímpico Internacional (COI), que suele ser muy poco permeable a las manifestaciones políticas durante los Juegos. “Hay demasiados problemas en mi país, donde todo es muy peligroso, y yo seguiré protestando por los presos oromo porque esa es mi tierra”, sostuvo con firmeza el atleta etíope.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Gana 28-26 en la final masculina, impidiendo un tercer oro de ‘les Experts’

Dinamarca acaba con el idilio olímpico de Francia

Alemania se adjudica el bronce, al vencer por 25-.31 a la Polonia de Talant Dujshebaev

Los jugadores daneses celebran su triunfo al término de la final.
Los jugadores daneses celebran su triunfo al término de la final. AFP

La selección danesa de balonmano masculino se proclamó por primera vez campeona olímpica, tras imponerse en la final por 28-26 a Francia, que no pudo encadenar su tercer oro consecutivo. La clave de la victoria nórdica, por encima de la espectacular actuación de Mikkel Hansen, residió en que los daneses no se vinieron abajo ante el intento de remontada francesa en los minutos finales.

Dinamarca no sólo tuvo que superar al conjunto francés, sino sobreponerse a sus propios errores, como la obsesión de su técnico por jugar con siete jugadores de campo desde el inicio del partido en cada ataque. Si bien creó ciertos problemas a la defensa francesa, también regaló tres goles a puerta vacía, para desesperación del portero Niklas Landin, que casi suplicaba con la mirada el cambio de sistema. Gudmundsson no dió el paso hasta que dos robos consecutivos de Michaël Guigou sin oposición bajó los palos permitieron a Francia situarse por delante en el marcador (10-9) a los 17 minutos.

La táctica se mostró todavía más errónea al comprobar el notable rendimiento ofensivo de Dinamarca cuando se decidió a jugar en ataque seis contra seis, gracias a la estelar actuación del lateral Mikkel Hansen. El jugador danés agrietó con una espectacular serie de lanzamientos, a cada cual más potente y preciso, el muro defensivo francés. Eso permitió llegar a los nórdicos con una ventaja de dos goles (16-14) al descanso.

Mikkel Hansen sólo anotó un gol más en la segunda mitad, tras toparse una y otra vez con el portero Thierry Omeyer, pero el lateral derecho Kasper Sondergaard fue el primero de los secundarios nórdicos en reclamar el foco.

Con Sondergaard en estado de gracia, su equipo logró superar a una desconocida defensa francesa. Claude Onesta tuvo que sentar por momentos a un desesperado Omeyer, incapaz de atajar ninguno de los lanzamientos del lateral nórdico.

Esa efectividad permitió a Dinamarca situarse a doce minutos para la conclusión con una ventaja de cinco goles (25-20). Eso pareció despertar definitivamente al gigante francés, que aprovechando una exclusión del rival se situó a un sólo tanto (26-25).

Pero una pérdida de balón de Nikola Karabatic, tras un espectacular robo de Henrik Toft Hansen, y una falta de ataque consecutivas del francés acabó con las opciones de remontada de su equipo, que debió conformarse con mirar desde el segundo escalón del podio a Dinamarca.

La medalla de bronce fue para Alemania, actual campeona de Europa, que volvió a subir a un podio olímpico doce años después tras imponerse por 31-25 a Polonia en una final de consolación en la que impusieron su mayor poderío físico.

28 – Dinamarca: Landin; Svan (4), Mensah Larsen (1), Rene Toft Hansen, Henrik Toft Hansen (4), Hansen (8, 1p), Mortensen (2); Christiansen (1), Noddesbo, , Sondergaard (4), Olsen (4).

26 – Francia: Omeyer (Gerard); Porte (2), Dipanda (2), Nikola Karabatic (5), Narcisse (4), Guigou (6), Luka Karabatic; Mahe (3p), N’Guessan (1), Abalo (1), Sorhaindo (1) y Fabregas (1)

Marcador: 1-3, 5-6, 9-8, 10-11, 12-13, 16-14; 19-17, 20-19, 22-20, 25-21, 26-24 y 28-26.

Árbitros: Raluy y Sabroso (ESP). Excluyeron por dos minutos a Henrik Toft Hansen, Svan (2) y Rene Toft Hansen por Dinamarca; y a Fabregas y Narcisse por Francia.

Incidencias: Final del torneo de balonmano de los Juegos Olímpicos de Río disputado en el Arena do Futuro.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016El equipo anfitrión sólo ha conseguido el oro en tres ocasiones

Brasil espera cortar el ‘gafe’ que rompió España en 1992

Kiko celebra el gol que le dio el oro a España contra Polonia.
Kiko celebra el gol que le dio el oro a España contra Polonia. Archivo MARCA

El dinero no garantiza la felicidad… y ser anfitrión tampoco. La importancia de ejercer de organizador en el fútbol ha ido cediendo influencia en los buenos resultados con el tiempo. Se aprecia en Eurocopas -el anfitrión se ha impuesto en tres de las 15 ediciones- y en Mundiales -se ha llevado seis de 30-, pero en los Juegos salta aún más a la vista. Sólo en tres de las 23 ediciones celebradas desde que en 1908 se disputara el primer torneo oficial, según la FIFA, se ha impuesto el país que alberga el certamen: Reino Unido en Londres 1908, Bélgica en Amberes 1920 y España en Barcelona 1992.

‘La Roja’ ganó su primer y único oro -Brasil espera seguir sus pasos- como anfitrión. El camino hasta la final fue impoluto: goleó a Colombia (4-0) con goles de Guardiola, Kiko, Berges y Luis Enrique, ganó a Egipto (2-0) con tantos de Solozábal y Soler, venció a Qatar (2-0) con dianas de Alfonso y Kiko, eliminó a Italia (1-0) en cuartos con gol de Kiko, apeó a Ghana (2-0) en semis con tantos de Abelardo y Berges y derrotó a Polonia (2-3) en la final gracias a una diana de Abelardo y dos de Kiko, la última en el 90′.

Desde entonces, hace ya 24 años, a todos los anfitriones les persigue una especie de ‘maldición’. Nadie ha conseguido ser profeta en su tierra. La EEUU de Keller, Lalas y Reyna cayó en primera fase en Atlanta’96, la Australia de Emerton y Viduka no logró ni puntuar en Sidney 2000, la Grecia de Salpingidis tampoco pasó el corte en Atenas 2004, China sólo sumó un punto en 2008 y Reino Unido, con Giggs, Ramsey y Sturridge a la cabeza, dijo adiós en cuartos ante Corea en Londres 2012.

A Brasil sólo le separa un paso de la gloria, pero el primero, acorde al ‘gafe’ que pesa sobre el anfitrión -una vez más desde Barcelona 1992- también lo dio mal. La ‘Seleçao’ empató con Sudáfrica (0-0) en el debut siguiendo el ejemplo de sus predecesores en términos organizativos. Reino Unido no pudo con Senegal en 2012 (1-1), China igualó con Nueva Zelanda (1-1) en 2008, Grecia firmó tablas con Corea del Sur (2-2) en 2004, Australia perdió con Italia (0-1) en 2000 y EEUU cayó con Argentina (1-3) en 1996. Nimiedades. Si ganan a Alemania no les importará haber empezado con mal pie.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Primer brasileño en subir tres veces al podio en una misma edición

Queiroz hace historia en Brasil con tres medallas

El brasileño Queiroz, en el podio del C1 200.
El brasileño Queiroz, en el podio del C1 200. AFP

Isaquías es muy bueno, tiene mucho talento, pero no es David Cal todavía”. Así definía el pasado año Suso Morlán, el entrenador del palista gallego desde su adolescencia, a Queiroz, el diamante en bruto del piragüismo brasileño al que ha entrenado este ciclo olímpico. De hecho, Cal estuvo durante meses trabajando en Brasil con el equipo de palistas dirigidos por Morlán hasta que decidió que debía retirarse antes de Río.

Pues Queiroz, “muy rápido, con unas prestaciones importantes”, según Suso, hizo ayer historia en su país al convertirse en el primer brasileño en ganar tres medallas olímpicas en una misma edición. Son las que ha logrado en Río, en casa: plata en C2 1.000, plata en C1 1.000 y bronce en C1 200.

Con sólo 22 años, Queiroz ya había hecho historia en Brasil en su deporte, ya que nadie antes había logrado subir al podio olímpico en piragüismo. El joven talento brasileño, bajo la dirección de Morlán, lo logró y sale de Río con medallas en todas las pruebas que ha disputado.

http://www.marca.com

JUEGOS / BALONMANOJugará la final femenina ante Francia, ganadora de Holanda

Rusia acaba con el mito de las invencibles noruegas

Una semifinal espectacular se decide en la prórroga

La rusa Ilina celebra el último gol, desde siete metros, en la...
La rusa Ilina celebra el último gol, desde siete metros, en la prórroga. Reuters

Las selecciones de Francia y Rusia disputarán la final femenina de balonmano, tras vencer en sus semifinales a Holanda (24-23) y Noruega (38-37), respectivamente. Será una final olímpica inédita, pues es la primera vez que el equipo francés peleará por el oro en unos Juegos. Rusia y Francia se enfrentaron en la final del Mundial 2009, ganado por Rusia. Estas dos selecciones ya jugaron entre sí en la primera fase del torneo, con victoria rusa por 26-25.

Noruega no podrá sumar su tercer título olímpico. En uno de los mejores partidos de selecciones femeninas de los últimos años, la velocidad de ambos ataques deparó un festival ofensivo, con especial protagonismo de la lateral Mork (13 goles), pese a que las defensas no empezaron mal y las respectivas porterías también brillaron. Rusia parecía encarrilar la victoria con un 27-24 en el minuto 49, pero las noruegas no conocen el término claudicación. Ni siquiera cuando el equipo del ‘mariscal’ Trefilov se puso 31-30 a falta de 15 segundos en un lanzamiento de siete metros. Su saque rápido terminó en la búsqueda de Loke, que forzó la prórroga a cuatro segundos del final.

La igualdad absoluta se mantuvo en la prórroga y se repitió la misma circunstancia en el último minuto. Ilina adelantó a Rusia desde 7 metros a falta de 25 segundos (38-37), pero en el último ataque noruego la vaselina del extremo Herren sólo rozó la portería rusa.

Francia, que eliminó a España en la prorroga en el partido de cuartos de final, dominó en el marcador a lo largo de todo el partido, con una ventaja máxima de cuatro tantos (17-13) al descanso, con protagonismo de Lacrabere y Pineau. En el último cuarto de hora sufrió una sequía ofensiva (dos goles). Pudo aguantar hasta que su ventaja se redujo al mínimo una mínima ventaja con su fuerte defensa, la mejor de la competición, y las paradas de Glauser (71%), que desvió a un poste el último lanzamiento de Holanda evitando que empatara.

http://www.marca.com

Juegos Olímpicos Río 2016Eliminó a Brasil en la tanda de penaltis

Suecia peleará por el oro tras consumar otro ‘Maracanazo’

Las jugadoras de la selección sueca celebran el triunfo tras la tanda...
Las jugadoras de la selección sueca celebran el triunfo tras la tanda de penaltis. RTRPIX

Suecia disputará su primera final por la medalla de oro en el fútbol femenino de los Juegos Olímpicos al derrotar 4-3 a Brasil en la tanda de penaltis, a la que se llegó con empate a cero tras los 90 minutos reglamentarios y la prórroga en el mítico Maracaná ante 65.000 torcedores.

Hedvig Lindahl, portera sueca, se erigió en la figura de la tanda al detener dos lanzamientos, a Cristiane y Andressa. Bárbara atajó el lanzamiento de Kosovare Asllani pero no fue suficiente ya que el combinado escandinavo transformó los otros cuatro penaltis.

El rival de Suecia, que en cuartos se deshizo de Estados Unidos, saldrá del encuentro entre Canadá, bronce en Londres 2012, y Alemania, tercera en Sidney 2000 y Pekín 2008.

Esta entrada foi publicada en Noticias y política. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s